NidoAzulcrema
Estadio Jalisco U de G vs America
Esta es tu hinchada que te sigue a donde vas.

Con el calendario publicado lo sabía, el fin de semana del 15 de septiembre estaría en Guadalajara.

Un mes antes y ya con boleto de avión comprado, la meta ahora sería conseguir los boletos para el Jalisco. Para mi sorpresa, los boletos fue lo de menos. Con un par de movimientos con algunos contactos tuvimos boletos suficientes hasta para regalar.

Y por fin se vino el sábado 13. La desmañanada valía la pena cuando desayunaba una torta ahogada. Con el juego a las 9, hubo tiempo para recorrer un rato Guadalajara.

A las 7 p.m. nos encontrábamos rumbo al estadio. El poco tráfico, a comparación del D.F., fue la causa de llegar temprano. Y nuevamente me encontraba con el Jalisco, la última vez que tuve la oportunidad de estar ahí fue en el ya muy lejano 2002. Un Atlas vs. América pasado por agua, una tormenta como pocas que nos hizo sufrir. Antes viví un Clásico, aquel que Lipatín cerró con un gol de casi último minuto.

Pues ahí estaba nuevamente, 12 años después, y casi una hora y media antes del juego, listo para ver a las Águilas enfrentar otra vez a los Leones Negros. Esos odiosos Leones que siempre eran un problema.

Afuera, las playeras amarillas superaban, y con creces, las rayadas. Una banda de reggae animaba a la gente que esperaba en grandes colas su acceso a las gradas. Como siempre, policías y revendedores convivían como si uno no fuera autoridad y otro no estuviera infringiendo la ley.

america-vs-leones-negros-2

Promociones por acá y productos de la U. de G. por allá. Sorprende ver el cariño que siente la afición tapatía por los Leones Negros, sin dudas un equipo muy querido en estas tierras.

Ya dentro del Estadio un encuentro fortuito con el palco de la cervecería Cuahutémoc con consecuencias agradables, un par de cartitas de regalo.

leones-negros-vs-america-3

Saliendo los equipos a calentar se vinieron las preguntas ¿qué intenta Mohamed con el Quick de titular?

Después de la espera por fin inició el juego, los primeros 45 minutos me regresaron a los 80’s. Los Leones Negros jugando como nunca y haciéndole partido a los de Coapa. ¿Dónde he visto antes? Ah sí, en cada uno de los partidos que la antigua U. de G. jugó contra las Águilas.

Cerca de donde estaba me tocó ver las fallas de Arroyo y a la distancia al travesaño salvar a los azulcremas.

Sufrí.

La afición americanista se fue apagando poco a poco, mientras que los hinchas de la U. de G. ganaban en confianza.

El segundo tiempo se tornó ríspido y en momentos aburridos. Frustrante fue ver como los de Coapa fallaban en todos sus intentos.

La tribuna al final intentó empujar a los azulcremas y por un momento pareció que seríamos recompensados, pero el travesaño nuevamente le dijo que no al gol.

Acabó el partido con un cero cero y con la molestia de la afición. Yo, entre frustrado y decepcionado por lo visto, pero con un solo pensamiento en la cabeza… ¿Cómo cuánto costará ir a Puerto Rico?