NidoAzulcrema
Bruno adoptó el rol de líder atrás como corresponde

La escuela “lavolpista” quedó a deber. El maestro y su alumno más adelantado parecían la combinación ideal para disfrutar de un encuentro más generoso en cuanto a fútbol. Qué equivocados estábamos.

El encuentro fue tedioso, aburrido y soporífero. Si el árbitro hubiera dictaminado que 45 minutos eran suficientes, pocos se hubieran quejado.

Quizá lo único positivo es haber sumado un punto de visitante ante uno de los cuadros que según andan bien pero que curiosamente solo nos superan en un punto al tener ellos 19 y nosotros 18.

Restan 5 partidos y 4 son en casa. América está en zona de clasificación y tiene en su poder el no dejar que nadie le arrebate el boleto.

PRIMER TIEMPO

Nada que rescatar. Y no por falta de oportunidades, si no que la posición «de diez» requiere pies finos. Pies que sean almohadas para la esférica. Los pies de Oribe tienen resortes. Balón que le cae, balón que sale para cualquier lado. Y si por alguna casualidad controla, la tira a cualquier lado.

Contra Cruz Azul fue magnífico, salió todo. Sí, pero partidos como esos son la excepción, no la regla. Lo negativo es que a raíz de ese encuentro se ha creído que Oribe “cumple donde sea” cuando no es cierto. Correr no es cumplir. Sacrificarse no es cumplir. Para cumplir hay que ofrecer un mínimo de calidad en la posición que toque jugar.

¿Que la culpa es de quien lo pone ahí? Sin duda. La Volpe es incluso más culpable que el propio jugador. Si no tenemos a nadie para jugar esa posición de forma natural, no pongamos a nadie. Juguemos 5-3-2 y que Oribe sea encargado de rematar que es lo que hace medianamente bien.

SEGUNDO TIEMPO

Más de lo mismo.

Quizá la mejor fue la de Arroyo al 60’ cuando desbordó por izquierda pero el arquero Lajud estuvo atento para cortar cuando Silvio y Oribe esperaban dentro del área.

Un minuto más tarde nos disparamos al pie. Sacamos a Arroyo que «dentro de lo que es Arroyo», estaba siendo el “más peligroso” adelante para darle cabida a un intrascendente como Rosel.

El ecuatoriano manifestó su descontento haciendo un show en la banca. Queda claro que el Bigotón y Gambetita son como agua y aceite.

Al 74’ entro Ricardo Marín y se fue Silvio Romero de encuentro descafeinado como es cada vez más frecuente.

Javier Güémez ingresó al 85’ para mandar a descansar a Oribe.

Imagínate que plantel tan amplio tenemos que finalizamos el partido atacando con Lainez por izquierda, Rosel por derecha y Marín de centro delantero.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

Agustín Marchesín

REGULAR

Pudo pasar la noche leyendo algún libro sentado junto al poste y su portería igual se mantenía en cero.

Edson Álvarez

Edson Álvarez

REGULAR

Interviene poco en el trámite del partido. No hubo algún arribo y tampoco demasiado que defender.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

BIEN

¿Le está encontrando el gusto a la posición? Quizá necesita experiencia en temas de anticipar, pero eso se gana con minutos. Se bate bien a duelo contra los que le enfrentan. Su ventaja es que tiene pies decentes para salir jugando como le gusta al entrenador.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

MUY BIEN

El mejor de atrás. Notable la acción en que mete la cabeza al bombazo de Corona y ni se inmuta. Otros caen abatidos por menos que eso.

Erik Pimentel

Erik Pimentel

REGULAR

Seamos buenos. Aceptemos que marcar a Avilés Hurtado es complicado. Alguna diferencia tiene que existir entre un delantero que anda en buena forma y un defensor que normalmente es suplente. Es normal que pierda los duelos ante el colombiano. Menos mal que Bruno está detrás suyo para arreglar los problemas.

Osmar Mares

Osmar Mares

REGULAR

Es todo voluntad, como siempre, y de vez en cuando da algún pase interesante pero esta no fue la ocasión. O quizá sí, pero como todo moría en los pies del que estaba de “diez”, es difícil saberlo.

William da Silva

William da Silva

REGULAR

Lo de siempre, ofrece su fondo físico para intentar marcar y ordenar el centro del campo pero no es lo suyo. No es quien inicie los ataques con pases profundos sobre las bandas y ahora no hubo ni oportunidad de algún bombazo de esos que le gustan aunque terminen lejos.

Diego Lainez

Diego Lainez

BIEN

Sigue dando destellos. Realizó dos grandes desbordes, especialmente cuando regresó a la banda izquierda donde con magnífico amague se sacó al defensor de encima y mandó centro al área. El problema es que al ser el novato, es demasiado estricto en cuanto a su posición con tal de no hacer enfadar al técnico. Le ponen por derecha y no se sale de ahí ni por error. Los jugadores de buen pie tienen que tener más libertades para moverse en tres cuartos de cancha.

Michael Arroyo (61')

Michael Arroyo (61')

REGULAR

No carga con el equipo al hombro. Nunca lo hará. Lo suyo es hacerse al impredecible. El problema es que no funciona. No solo se sabe qué tipo de jugadas hará, si no que ya se espera poco de él. Está cayendo en la indiferencia. Y para rematar: cuando hace su mejor jugada, optan por sacarle de la cancha.

Oribe Peralta (85')

Oribe Peralta (85')

MAL

No es diez, nunca ha sido diez y jamás lo será. Que juegue de delantero, que juegue de 9 ½ pero por piedad, que no sea el quien la reciba en tres cuartos de cancha porque entonces estaremos enterrando nuestras oportunidades de generar peligro.

Silvio Romero (74')

Silvio Romero (74')

MAL

Si no juega daba igual. Sin balones es improductivo como todo delantero además que tampoco hace demasiado sacrificio para bajar a recuperar la pelota. Y si le sumamos que por alguna razón ha estado compitiendo con Oribe para ver quién es más atrabancado, tenemos un inofensivo Romero que está lejos del de los 10 goles del torneo anterior.

SUSTITUCIONES

Carlos Rosel (61')

Carlos Rosel (61')

MAL

Cuéntame de alguna acción relevante después del 20 de Julio del 2016, día en que metió aquel gol en Copa MX. Desde entonces, cero, nada.

Ricardo Marín (74')

Ricardo Marín (74')

REGULAR

Sin balones no hay forma de hacer algo. Lo positivo para él es haber recibido minutos en Primera División.

Javier Güémez

Javier Güémez

Si ya aguantamos el cero tras 85 minutos, aseguremos el resultado metiendo un contención más.

LINEA POR LÍNEA