NidoAzulcrema
Hey William, ¿cuántos juegos te dieron por insultar a los árbitros?
Hey William, ¿cuántos juegos te dieron por insultar a los árbitros?

La humillante derrota del pasado sábado contra Tigres dejó muchas nuevas heridas, y no solo en el orgullo, si no en el plantel.

La comisión disciplinaria anunció este lunes que el brasileño William da Silva será suspendido por 3 partidos (1 por la expulsión y 2 por insultar al cuerpo arbitral), uniéndosele a este el paraguayo Pablo Aguilar, a quien se le sancionó con un cotejo.

Por si esto fuera poco, el capitán Rubens Sambueza sufrió una luxación de hombro, según lo confirmó el Presidente Deportivo Ricardo Peláez. El argentino naturalizado mexicano estará fuera de las canchas por lo menos 2 semanas y es muy probable que se pierda el Clásico contra Guadalajara.

ACTUALIZACIÓN

Si a esto le sumamos que Darío Benedetto sigue en duda por sus múltiples dolencias, y que Miguel Samudio se volvió a resentir de su lesión desde el partido del martes pasado contra Seattle Sounders, esto deja al América con 5 bajas de cara a su encuentro contra Monarcas Morelia.

Es preocupante que se acumulen los problemas de lesiones y la indisciplina del plantel. En este torneo ha sido una constante que en partidos consecutivos tengamos fuera de combate a medio equipo del considerado titular lo que obliga a replantear la estrategia y poner en predicamentos al actual timonel americanista.

Oribe y Darwin, de regreso. ¿Aportarán?

darwin-oribe“Afortunadamente”, tanto Oribe Peralta como Darwin Quintero cumplieron su partido de suspensión por lo que estarán a las órdenes de Ignacio Ambriz para el encuentro del próximo sábado. Además, es probable que el ecuatoriano Michael Arroyo se reincorpore al plantel después de perderse el duelo contra Tigres por el lamentable fallecimiento de su señor padre.

Esto en teoría volvería a mandar a la banca, si no es que a la tribuna a Jesús “Churpias” Moreno, quien dejó un buen sabor de boca en su agridulce debut contra los felinos en la Sultana del Norte.

Esperemos que los “hombres de peso”, por los que se han pagado bastantes billetes verdes, hagan sentir su peso y desequilibrio en favor del equipo, ya que han quedado a deber en este torneo y se les necesita más que nunca, ahora que hay tantas ausencias.