NidoAzulcrema
Dejamos ir el resultado

Vueltas de la vida. El torneo pasado presumíamos la defensa como la línea de mayor solvencia y de pronto nos encontramos con que hay que improvisar para completarlos.

Y es así porque América es un equipo algo exótico. A veces nos falta contención, otros años padecemos al ataque y este semestre se perfila para ser difícil en el fondo. Es poco frecuente tener un equipo solvente en las tres líneas.

Dice el dicho que “más rápido cae un hablador que un cojo”. Miguel Herrera que se cansó de criticar las improvisaciones de Osorio está haciendo lo mismo. ¿Edson de lateral? ¿Vargas de lateral? ¿Uribe de contención? ¿Darwin de volante izquierdo?

Son este tipo de movimientos los que merman la capacidad del equipo. Tanto Edson como Vargas son superados con cierta facilidad lo que permite mayor cantidad de centros y/o diagonales de los rivales. El cuento de que Vargas “inició de lateral y no desconoce la posición” solo se lo cree el entrenador. Lo que se ve no se juzga. Vargas venía a la alza como central el torneo pasado. Lo divertido es lo que va a pasar después: cuando el jugador esté agarrándole el gusto a la posición, traerán un lateral izquierdo, lo volverán a colocar de central y otra vez se verá mal porque lo habrán sacado de su zona.

Igual que Edson. ¿Has notado que no es el mismo? Lo han utilizado de comodín y por eso no termina por afianzarse. Inició de central y se vio bien. En la contención lució mejor y con La Volpe pareció encontrar su lugar. Entonces han pasado los meses y un día es banca, otro es contención, otro central, otro lateral por lo que tiene difícil afianzarse y ser especialista.

¿Y qué tal Uribe? Cuando le liberaron las cadenas de la contención, el tipo se puso a jugar fútbol, dejó de errar tantos pases y terminó con la asistencia para Henry.

Estos son los problemas principales del América. Es cierto que la lesión de Paul no estaba en el guión, pero si ya perdiste un lateral y resulta que atrás quedas con tres centrales, pues a jugársela con 3-5-2. Atrás hubiéramos quedado con Bruno, Aguilera y Vargas. Edson que entró por Paul, pudo hacer mancuerna con Guido. Ibarra, Uribe y Darwin para atacar y Martin con Oribe para definir.

Es cansino que Herrera quiera forzar los sistemas en lugar de adecuarse a las circunstancias. “Ajustar” no es improvisar a Edson, ajustar es ver qué tienes en la cancha y colocarlos donde sabes que mejor van a rendir.

En el fútbol lo que importan son los jugadores, dejémosle la responsabilidad a ellos de definir en la cancha los resultados. Los técnicos del fútbol mexicano tienen la manía de creerse más importantes de lo que son.

PRIMER TIEMPO

Volvimos a la cancha del Azteca con la consigna de ganar tras cuatro partidos sin hacerlo y parecía que lo lograríamos después de que Henry fuera derribado al 2′ dentro del área.

Dice Herrera que el designado para patear penales este torneo es Uribe. Sin embargo, Oribe y su jerarquía pidieron la pelota. ¿El cobro? Igual de malo que ante Cruz Azul como mostraron en la transmisión. A media altura y con poca colocación. El pobre Alfonso Blanco hasta voló más de lo que era necesario para detener tan triste disparo.

Henry Martin está en luna de miel con las Águilas. Está en otra sintonía, juega a otro ritmo y se le nota decidido a triunfar en Coapa. Al 8′ desbordó por derecha pero su remate quedó en el guante de Blanco cuando quizá pudo retrasar en diagonal para Oribe.

El 13′ mostró el Ibarra que gusta. El que desborda y manda pases con ventaja al que ataca. Puso el balón al pie de Oribe quien la “chocó” de parte interna y cual billarista la puso en la esquina. Golazo del capitán.

El partido comenzó a complicarse al 19′. Paul no pudo continuar y Edson entró en su lugar.

Pachuca aprovechó el desacomodo y Jara reventó el travesaño entrando por aquel sector al 21′. Un minuto más tarde, Marchesín hizo la atajada del torneo tras salvar un peligroso remate de cabeza dirigido a la base del poste.

Quintero probó de tiro libre al 26′. La pelota parecía prometer algo más pero terminó por un costado.

Pachuca fue haciéndose un poco más del balón aunque Ángelo Sagal no estuvo demasiado atinado para aprovechar las oportunidades ahí arriba. El 40′ mandó un nuevo aviso de que atrás estábamos mal. Robert Herrera la puso de cabeza al poste y mantuvimos la ventaja porque el Azteca y los dioses del fútbol nos estaban protegiendo.

Sin embargo, Henry tuvo el segundo al 45′ cuando entró por izquierda pero su remate cruzado salió con violencia por encima del travesaño. Este chico tiene cañones en las piernas. Ojalá estudie un poco el estilo de Batistuta, especialista en romper porterías a bombazos.

SEGUNDO TIEMPO

Marchesín es el mejor portero de la liga. Eso no quiere decir que nunca le harán gol o que siempre será Señor Perfecto. Al 46′ regaló el empate tras salir de forma precipitada a cortar el saque de esquina. El defensor Murillo anticipó y facturó de cabeza ante el marco abierto. Tal parece que la ‘Muralla’ Murillo solo nos anota a nosotros. Tampoco es raro. Hay jugadores que tienen esa manía.

El 61′ despidió a Darwin en medio de abucheos. Rudeza innecesaria si me preguntas. El tipo no sale a jugar mal a propósito. Es Herrera quien le ha colocado más responsabilidad de la que puede manejar y evidentemente el jugador está rebasado. Darwin no tenía tantos reflectores con los anteriores entrenadores hasta que el Piojo Redentor decidió que podía darle un segundo aire. Es claro que el ciclo de Darwin ya se ha cumplido –desde hace tiempo– y que lo mejor sería utilizarlo en pequeñas dosis. De poco sirve tener a Mateus, Cecilio, Jérémy e Ibargüen si Quintero debe jugar sí o sí.

La entrada de Joe Corona al centro del campo dio libertad a Mateus quien en el último tercio se mueve cual pez en el agua. Se le ve animado, con mayor agilidad y con ganas de atacar. Al 75′ se metió cual flecha por derecha y centró para Henry quien ganó la carrera en diagonal a ‘Shaggy’ Martínez y con toque por abajo marcó el 2-1 que se antojaba definitivo.

Cecilio entró al 77′ a cambio de Ibarra. El paraguayo fue recibido con dura entrada del ‘Burrito’ Hernández que era de cartón rojo pero Fernando Guerrero no se animó a mandarle a las duchas.

El 83′ vio a Uribe desbordar otra vez por derecha y meter centro al área. Cecilio controló y se las ingenió para sacar el remate por abajo ante el cierre de dos defensores pero Alfonso Blanco le frustró la anotación con soberbio manotazo por abajo. Quién diría que esta acción tendría tanta relevancia. El 3-1 sepultaba a Tuzos.

Al 89′ nos hicieron un gol ridículo. Vargas no opuso resistencia al ‘Dedos’ López que centró a segundo poste. Edson estuvo mal ubicado y dejó que un Tuzo pudiera mandar el balón al área chica donde Víctor Guzmán remató estilo Pepe Cardozo y con un balón feo, descompuesto, en cámara lenta y casi llorando fastidió el partido.

De esta forma, América llegó a cinco partidos sin ganar en el Azteca.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

REGULAR

Brutal atajada en el primer tiempo y en los últimos minutos también salvó una con el pie. Sin embargo, fue causante directo del primer gol como el mismo reconoció.

Paul Aguilar (19')

Poca participación en el rato que jugó.

Bruno Valdéz

MAL

Curioso que un paraguayo no compita por aire. Pachuca ganó por arriba las veces que quiso. El balón que ganó Murillo fue porque Bruno no saltó. Está lejos de su mejor versión. Se extraña al paraguayo de la liguilla de La Volpe.

Emanuel Aguilera

REGULAR

Pareciera que no está en la cancha. Tiene un perfil demasiado bajo. Queda la impresión de que la acción siempre está del lado de Vargas y de Paul/Bruno. Debe involucrarse más que es de los pocos que tienen garantizado el puesto.

Carlos Vargas

MAL

El partido pasado decíamos que conforme comiencen a aparecer rivales con gente que juega por las bandas le iban a complicar. Lo peor es que no parece haber alguien que le pueda orientar para jugar la posición, literalmente no hay lateral izquierdo.

Guido Rodríguez

BIEN

Es el de mejor pie en el sector defensivo por lo que es común verle salir con la pelota desde atrás, entre Bruno y Aguilera. Por momentos apoya a Vargas pero no puede solo. No luce demasiado pero es de los pocos que está cumpliendo con su rol en la cancha.

Mateus Uribe

BIEN

Un cambio tan drástico como el día y la noche. Como contención se vio mal. Su capacidad atlética le da para seguir a los rivales pero los jugadores finos no están para corretear rivales. Lo suyo es atacar. Asistió a Martin y luego a Cecilio. Dejemos de limitar su fútbol. Andrés Mateus Uribe Villa es volante ofensivo y ahí es donde tiene que jugar.

Renato Ibarra (77')

BIEN

Poco a poco está retomando el desborde y el centro con ventaja al compañero. ¿Recuerdas que decíamos que sus carreras no eran limpias y por lo mismo no podía centrar con precisión? Vaya diferencia con el pase a Oribe. Sin embargo, deberá ser más consistente o Uribe terminará ganándole el puesto.

Darwin Quintero (61')

MAL

Querido Herrera, si tienes un poco de empatía, deja de exhibirlo. Darwin ya no está para jugar en Coapa. Debe ser desagradable que 50-60 mil almas te señalen y abucheen de esa forma. Ya se le dio la oportunidad, ya se le dio la confianza, funcionó 10-12 fechas pero ya está, se acabó. América tiene que superar a Darwin Quintero, olvidar lo que se pagó y seguir adelante. No todos están hechos para jugar en América, eso no da derecho a exhibirlos de tal forma. No somos el único club en el mundo que paga una cantidad importante por un jugador que termina no funcionando.

Henry Martin

BIEN

Está intratable. Es potencia pura, es difícil de vencer en una carrera y más difícil desplazarle en un hombro a hombro. Sus diagonales hacia dentro son veneno puro. Si logra enfocar mejor la puntería podría despuntar cual cohete a la luna. Una grata sorpresa. Es feliz por estar en el equipo donde quería estar. Ojalá algunos se motivaran de la misma forma.

Oribe Peralta

REGULAR

Es blanco o negro con él. Falla un nuevo penal de forma lamentable y luego se saca un golazo de la manga. El resto del partido fue estilo Oribe, combativo, de lucha, incluso fue amonestado por reclamar a Guerrero. Que ya no patee los penales. No es personal, ha fallado la mitad de los que ha cobrado. Incluso un bombardero como Chucho en su momento lo entendió.

SUSTITUCIONES

Édson Álvarez (19')

MAL

Su nivel se va a deteriorar si le siguen usando estilo William, es decir, donde se necesite. Edson es contención y debe jugar junto a Guido. Por la banda no ofrece solidez y tampoco le ayuda el agrandarse y salir jugando de lujo como en aquella pelota que perdió y que por suerte no terminó adentro. Edson Omar Álvarez Velázquez es contención.

Joe Corona (61')

REGULAR

Su ingreso ayudó a dar libertad a Mateus. Pero él como tal, sigue necesitando ganar protagonismo. Se ve algo tímido en la cancha. El tren azulcrema solo pasa una vez, y él que está recibiendo los minutos que otros no, debe aprovechar para complicar a Herrera la decisión de a quién poner.

Cecilio Domínguez (77')

REGULAR

Le urge un gol en liga para tranquilizar la ansiedad. Fue recibido con tachones por delante pero no bajó los brazos y buscó causar peligro como en aquella donde pisó el área y casi logra el tercero.

LÍNEA POR LÍNEA

  • Portería
  • Defensiva
  • Contención
  • Creación
  • Definición
  • Dirección Técnica
2.2

Comentario Final

No tenemos demasiadas garantías en defensa. Entonces hagamos algo: juguemos a tener la pelota la mayor parte del tiempo para que nos ataquen poco. ¿Y cuál es la forma de lograrlo? Ganemos el medio campo. Pongamos a los jugadores donde más destacan sus virtudes. Es cierto que el rival cuenta pero siempre se estará más cerca de lucir mejor poniendo a los que mejor están en donde mejor juegan.

En el fútbol, ya está todo inventado.