NidoAzulcrema
Volvió el capitán y regresaron las alegrías
Volvió el capitán y regresaron las alegrías

La inspiración de Sambueza condujo a una amplia victoria americanista de tres por cero sobre el Atlas en el estadio Jalisco.

El capitán azulcrema reapareció a lo grande. Es un futbolista distinto cuando sale con la intención de jugar. Provocó el primer gol y facturó el tercero. Fue la mejor versión de Sambueza de los últimos meses. Veremos cuánto dura que con el argentino ha quedado claro que un día es el alma del equipo y en otro deja los tachones al rival y lo pintan de rojo.

Ambriz está a merced de sus jugadores. El dibujo táctico es el mismo. A veces funciona y en otras le traiciona según las ganas de jugar al fútbol que tenga el equipo. El mismo 4-4-2 de nefasto accionar de la fecha uno ofreció mayores argumentos en el Jalisco. Nacho es objeto de críticas –justificadas– por ciertas decisiones pero los once que están en el campo debieran ser juzgados con la misma lupa considerando la paciencia que se les ha tenido en favor de la continuidad.

Era imperativo dar muestras de vida en el torneo y se logró. El certamen es joven y queda mucho camino por delante. Reza un dicho que «una golondrina no hace verano» por lo que hay que tomar la victoria con mesura.

Era tiempo de una alegría tras las decepciones de los últimos meses.

PRIMER TIEMPO

Decir que dominamos de inicio a fin sería una mentira. Atlas controló las acciones hasta el veintitrés en los que se cansaron de tirar centros desde la derecha que ni González ni –el odioso– Bergessio pudieron concretar. Ni que decir de aquella jugada de tiki-taka que González terminó con disparo por abajo que amenazó con entrar pegada al poste.

Atlas cometió el error que en tantas ocasiones ha condenado a los azulcremas: llegar y perdonar.

El primer aviso importante llegó pasados los treinta minutos. Sambueza filtró para Oribe que se liberó de sus marcadores y tocó al corazón del área para que Rubens marcara de cabeza el uno por cero tras entrar sin marca por el centro. Nada. El bigote de Oribe estaba adelantado según el asistente por lo que se invalidó la acción.

El premio llegó para Rubens a cuatro minutos del descanso. El argentino desbordó por derecha como en sus mejores tiempos y su centro terminó dentro del arco tras un rechace fallido del defensor Álvaro González.

SEGUNDO TIEMPO

Benedetto decidió que quería participar en el juego y de pronto repartió servicios de gol para todos.

El primero fue para Arroyo quien tras recibir la esférica enganchó de zurda y probó de derecha con un misil que pasó cerca del poste con el cronómetro marcando el cincuenta.

Siete minutos después fue Oribe el que recibió un excelso pase que le dejó mano a mano contra Fraga y a diferencia de la semana anterior, la mandó a guardar con gran definición para el dos por cero.

Atlas perdió la concentración y sesenta segundos después veían caer su marco por tercera ocasión tras disparo por abajo de Sambueza tras la habilitación de un irreconocible Benedetto.

El frenético ataque azulcrema desencajó al Atlas que parecía un árbol partido por un rayo.

Complicarse la existencia fue una cualidad del América 2015 que amenaza con perseguirnos en este año. Un partido resuelto se detonó cuando Walter Kannemann estuvo a a milisegundos de partir la pierna de Sambueza en pedazos tras artera entrada que Peñaloza se limitó a señalar sin mostrar la roja directa.

La decisión disgustó a Arroyo quien empezó a impartir justicia por su propia mano y mandó al césped a un atlista. Felipe Baloy tomó por el cuello y agredió al ecuatoriano mientras el cobarde de Gonzalo Bergessio aprovechó para soltar golpes por la espalda.

Tras unos momentos de tensión llegó el fallo del cuerpo arbitral: roja para Arroyo mientras Kannemann, Baloy y Bergessio salían impunes. Increíble pero cierto.

Esperemos –sin mucha ilusión– que la Comisión de Arbitraje continúe con la tendencia de “actuar por oficio” y suspenda al carnicero Kannemann y al cobarde de Bergessio quien en un tiro de esquina posterior se le vio agrediendo a Peralta.

Decimos que sin mucha ilusión porque en el pasado reciente hemos visto a Javier Cortés seguir jugando al fútbol a pesar de haber fracturado a Güémez. Darío Verón fue declarado inocente tras el altercado con Darwin por motivos de racismo. Pero no seas Andrade y te dejes caer dentro del área porque ahí si hay que abogar por el juego limpio y sentenciar a todos los infractores.

Juega limpio. Siente tu liga.

Las acciones se reanudaron con el ingreso de William da Silva a cambio de Benedetto. Atlas buscó recortar distancias a pesar de la desventaja pero América cerró los espacios y evitó que patearan al marco.

Lozano entró al ochenta y dos por Sambueza quien minutos después revelaría un corte en el tobillo tras la entrada de su compatriota Kannemann.

La claridad con la que juega el chico uruguayo es destacable. Su primera intervención fue para recuperar un balón largo que parecía destinado a perderse en saque de meta. Sin embargo, su velocidad y determinación lo hicieron robar la esférica al defensor, dejarlo en el camino con un caño y servir a Oribe quien de haberse animado a patear de primera conseguía el cuarto.

Y dos minutos después, habilitó de primera a William quien de zurda quiso romper el marco pero voló su disparo de fea forma.

América mantuvo la ventaja en el marcador y regresa a la capital con las tres unidades que permitirán respirar con mayor tranquilidad a todos.

ESTADÍSTICAS

stats-america-atlas

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

REGULAR

Interviene poco. Atlas culminó sus jugadas durante la primera media hora pero se fueron hacia el costado. El resto del partido fue un espectador. Por ahí tuvo una salida en falso sin consecuencias que lamentar.

Ventura Alvarado

Ventura Alvarado

REGULAR

Se suma al ataque en un par de ocasiones mostrando una velocidad interesante para ser central. Lástima que no tenga el oficio –entendible considerando que no juega esa posición– para enviar centros precisos. Atrás no la pasó del todo bien durante esos arribos del Atlas con González y el argentino aquel.

Paolo Goltz

Paolo Goltz

REGULAR

Tampoco la pasa bien aunque por suerte el marco permanece intacto. Se le nota falto de ritmo –y peor considerando que se perdió la fecha uno– pero ofrece mayor presencia que Pimentel. También fue víctima de Bergessio en aquella jugada en donde va de cabeza y el otro le levanta la pierna.

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

BIEN

Fue el más claro para defender pero tampoco puede estar en todas partes si Goltz y Ventura son superados por derecha y Samudio deja que Salinas haga lo que quiera por su banda.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

MAL

¿Dónde está Samudio? Fue la pregunta obligada tras esos minutos en que Salinas mandaba centros cual mortero al área americanista.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

REGULAR

La movilidad de Martínez por delante suyo le resuelve el trabajo. Aparece poco en gran medida porque los locales buscan la llegada por los costados y las características de Guerrero no son para verle por toda la cancha como sí hace el paraguayo.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

BIEN

Tras el lapsus de la semana anterior vuelve a ser el péndulo en el centro del campo. Se movió forma inteligente dentro de la cancha buscando conectar con Sambueza y Arroyo. Para –buena o mala– fortuna del América, el funcionamiento del equipo recae en lo que ofrezcan Sambueza y él.

Michael Arroyo

Michael Arroyo

MAL

Al ecuatoriano parecen no importarle las reglas. La semana anterior señalamos su enfrentamiento con Mauro Cejas a pesar de la supuesta disciplina que se ha prometido desde Coapa. No correspondía a él hacer justicia tras la dura falta sobre el capitán. Su mayor aporte mientras estuvo en la cancha fue ganar aquel balón dividido que logró proyectar para Benedetto quien terminaría sirviendo a Oribe para el dos a cero.

Rubens Sambueza (82')

Rubens Sambueza (82')

MUY BIEN

Toca volver a decirlo: es implacable cuando se dedica a jugar. Por eso se le recrimina y reprocha cuando sale con los cables cruzados y cambia la magia por la agresión. Le anularon un tanto, provocó el autogol y puso el último clavo al ataúd con cruzado de izquierda.

Oribe Peralta (85')

Oribe Peralta (85')

BIEN

¿Vive? Aparentemente sí. El abanderado le quitó una asistencia y en esta ocasión sí pareció delantero con esa facturación del dos a cero. Rompió una racha de tres meses sin gol en la liga.

Darío Benedetto (70')

Darío Benedetto (70')

MUY BIEN

Dos asistencias en dos minutos bastaron para sentenciar el partido. Hoy en día no le hace gol ni al arcoiris pero sus servicios fueron veneno mortal para los defensores rojinegros. Pareciera “poco” pero hay otros que ni en noventa minutos dan un pase con ventaja al compañero.

SUSTITUCIONES

William da Silva (70')

William da Silva (70')

BIEN

Entra con la misión de ser guardaespaldas. Los conatos de bronca tras la expulsión de Arroyo dejaron los ánimos encendidos y fue él quien se encargaba de apartar a sus compañeros y hacerlos entrar en razón. Buen gesto del brasileño. A diferencia de Arroyo, este si parece velar por los intereses grupales. Otro quizá hubiera dejado que expulsaran a alguno más para aumentar las posibilidades de tomar el lugar el siguiente partido.

Brian Lozano (82')

Brian Lozano (82')

BIEN

Es imposible no ilusionarse cuando en tan poco tiempo este chico logra dar dos pases de gol. Lástima que ni Oribe ni William aprovecharon. No ha jugado suficiente tiempo para verle a lo largo de un partido pero hasta ahora las impresiones son muy gratas.

Darwin Quintero (85')

Darwin Quintero (85')

REGULAR

Oribe ha sido el peor de los adelante pero el sacrificado es el colombiano. Un tanto injusto considerando que Darwin había cerrado bien el año anterior. Quizá el plan era que entrara antes pero la roja sobre Arroyo cambió la estrategia…

LÍNEA POR LÍNEA