NidoAzulcrema
La dupla lagunera, como en los viejos tiempos.

América se llevó el Clásico Capitalino tras imponerse 2-1 a Pumas con otra destacada actuación Cecilio Domínguez quien sigue en plan indomable.

El regreso del paraguayo ha sido lo mejor que ha pasado a las Águilas en el último par de años. Es un jugador distinto cuyo fútbol contagia, alegra y emociona. No debe sorprender si pronto se convierte en el mejor jugador de la liga. Así de bueno es.

El partido fue intenso. De un lado tuvimos a las Águilas tocando el marco de Saldívar con par de penales incluidos y del otro tuvimos a Nico Castillo que fue amenaza en cinco ocasiones para la meta de Marchesín. Ojalá se hubiera tenido el ojo para ficharle que se echa de menos un delantero así.

Al final, 2-1. Cecilio homenajeó a Antonin Panenka con exquisita definición desde los once pasos desatando la locura en el graderío mientras el Azteca volvió a sonreír: su nuevo hijo pródigo ya camina entre nosotros.

PRIMER TIEMPO

Nico Castillo avisó desde el 5’ tras arrastrar la esférica desde tres cuartos y rematar de zurda a pesar de los cuatro azulcremas que intentaron cerrarle el paso.

Al 12’ volvió a probar. Intentó sorprender a Marchesín de tiro directo pero un manotazo de último segundo evitó la caída del marco azulcrema.

El 21’ fue un flashback lagunero. Darwin escapó por derecha y antes de entrar al área cruzó la esférica para Oribe quien controló y punteó por encima de Saldívar para sacudir las redes y adelantar a las Águilas. Gran combinación emplumada.

El tanto desconcertó a los visitantes que pudieron sufrir el segundo de no ser porque William nunca levantó la vista para habilitar a Darwin que desesperadamente pedía la esférica al estar solo y sin marca dentro del área al 26’.

Dicen que la tercera es la vencida. Calderón aprovechó un mal rechace a barrida de Samudio, retrasó para Formica quien remató de manera tan deficiente que terminó asistiendo a Nico Castillo que facturó de cabeza e igualó el marcador al 33’.

América buscó reponerse al minuto siguiente pero el cabezazo de Paul salió a la ubicación del arquero Saldívar.

El empate al descanso parecía inminente. Pero de pronto, un silbatazo y un brazo extendido apuntando al manchón penal sorprendió a propios y extraños. ¿Qué marcó?

El colegiado interpretó como falta el duelo aéreo entre Alcoba y Valdez y señaló tiro de castigo. Silvio Romero se puso tras la esférica y cuando se esperaba el bombazo para ir a descansar, el Chino sorprendió con toque a la Panenka pero Saldívar reaccionó en el último instante y evitó la caída de su marco. Podríamos argumentar que fue justicia divina.

Con un cabizbajo Romero, nos fuimos al descanso.

SEGUNDO TIEMPO

Se mantuvo la intensidad pero la llegada a gol fue escasa de ambos conjuntos los primeros veinte minutos del complemento.

No fue si no hasta el 64’ que Marchesín voló para desviar un remate de media distancia de Calderón.

Al 67’ se dio un regreso esperado: Renato Ibarra a cambio de Romero despedido entre abucheos. Mucho tendrá que recomponer el Chino para dar vuelta y transformar la desaprobación en ovaciones.

La bestia chilena lo intentó de nuevo al 69’ tras agarrar de aire el balón dentro del área. Pablito alcanzó a desviar lo suficiente para evitar que Castillo rompiera las redes con aquel obús de derecha.

América respondió al 70’ mediante Ibarra quien hizo gala de su gran velocidad y alcanzó el balón a medio centímetro antes de salir por el costado. Se internó por derecha pero algo ocurrió al momento de centrar que salió retrasado y sin fuerza. Quizá se quedó sin piernas.

Al 78’ ocurrió lo impensado: Nico evidenció su falta de oficio defensivo y tras atacar el balón con los brazos abiertos dentro del área terminó sentenciando la suerte de su equipo. Erick Yair Miranda volvió a señalar tiro penal.

Desde la banca azulcrema surgieron múltiples aspavientos: Herrera indicó con énfasis «que lo tire el diez». ¡El diez!

Los deseos del Piojo y la afición azulcrema se hicieron realidad y Cecilio se plantó tras la esférica después de un breve y provocador diálogo con Saldívar.

Lo que no estuvo en el guión fue la osadía de Cecilio. Un loco del fútbol que repitió con éxito ejecución de Romero y provocó uno de los goles más sonoros en la cancha del Azteca en tiempos recientes. Un golazo. Algunos dirán que fue arriesgado. Pero quien no arriesga no gana. Y a los genios del fútbol no hay que entenderlos, si no disfrutarlos.

El empate rondó el área americanista tras cabezazo de Castillo pero la suerte ya estaba echada: el triunfo sería azulcrema.

Yair Miranda decidió al 93’ que la historia había terminado y que las Águilas se quedarían otra vez con el Clásico Capitalino.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

Agustín Marchesín

BIEN

¿Alguien sigue dudando que su fichaje fue un acierto? Es el mejor portero de la liga. Solo le pudieron vencer mediante una serie de eventos desafortunados dentro del área. Mostró grandes reflejos a remates de Castillo de tiro directo y Calderón.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

MAL

Varios centros al área se generaron por su costado. Normalmente sufre cuando se le pone a prueba en temas defensivos. Lo suyo es atacar pero no hay que olvidar que la prioridad de un lateral siempre será defender o provocará brechas que afectan a todo el cinturón defensivo.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

BIEN

Dura noche tras tener que lidiar con Castillo. Sin embargo, se complementó con Pablito para evitar que el andino rematara con comodidad.

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

BIEN

El regreso del paraguayo a casa. Fue amonestado desde temprano pero supo sobrellevar el encuentro y turnarse con Bruno para mantener a raya a Nico.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

MAL

Algunos arribos por izquierda sin mucho éxito y atrás fue superado un par de ocasiones que terminaron con centros al área. Raro en él. Aunque a su favor hemos de decir que William le ayudó poco por aquel costado. Arriesgó en la barrida contra Calderón y perdió.

William da Silva

William da Silva

REGULAR

Quizá el de menos incidencia en la cancha. Partió como contención por izquierda pero nunca ha sido alguien fiable para esa labor. En ataque suele desesperarse y tarda en levantar la vista. Tanto cambio de posición le han afectado. Ni defiende ni ataca de manera fiable.

Édson Álvarez

Édson Álvarez

REGULAR

Empezó con fiereza y se salvó de la expulsión tras dura barrida al comienzo del encuentro. Comprendió que ese camino no traería dividendos pero también perdió algo de presencia en el sector medio.

Darwin Quintero (88')

Darwin Quintero (88')

BIEN

Sigue en ascenso y parece que empieza a tomarle el gusto a su nueva posición. La época de ir a estrellarse contra los defensas empieza a quedar atrás. Asistió a Oribe para el tanto inicial y en general no desentonó por el costado derecho.

Cecilio Domínguez

Cecilio Domínguez

MUY BIEN

Hizo lo que quiso por sector izquierdo. Eso sí: se frustra y con justa razón. Todo intento de combinación Oribe y/o Romero es nulo. Queda la impresión de que juega demasiado rápido para ellos. Su forma de tirar el penal refleja quién es: fantasía en su estado más puro. Gracias por devolver la alegría a este juego, Cecilio.

Oribe Peralta (90')

Oribe Peralta (90')

REGULAR

Es curioso. Siempre se le señala por su deficiente manera de recibir el balón, pero esta ocasión, el rebote le jugó a favor y definió como maestro. Del resto, poco y nada. Su contacto con la esférica es limitado.

Silvio Romero (67')

Silvio Romero (67')

MAL

Mal y de malas. Durante semanas hemos notado su falta de gol por las pocas asistencias de los compañeros. Sin embargo, un penal a lo Panenka solo tiene dos finales: aberración o genialidad. No le salió y pagó las consecuencias al momento del cambio. Deberá trabajar horas extras para resurgir.

SUSTITUCIONES

Renato Ibarra (67')

Renato Ibarra (67')

BIEN

Vértigo total. El ecuatoriano vuela con la pelota en los pies. Falta recuperar el toque pero su potencia física no está en duda. Tras aquel primer pase fallido, recuperó su actuación con otro par de carreras: una terminó con remate por abajo que fue bloqueado antes de requerir la intervención de Saldívar y la otra dejó solo a Darwin quien remató suave y de parte interna cuando tenía para romper el marco.

Alejandro Díaz (88')

Alejandro Díaz (88')

Su participación en el cotejo fue para frustrar a Cecilio quien en una carrera final dejó hombres en el camino pero el Wero no supo moverse al espacio y dejó ir la oportunidad ante el reclamo del paraguayo. ¿Habrá tocado el balón?

Carlos Vargas (90')

Carlos Vargas (90')

Ingresó para hacer que el cronómetro siguiera su marcha y ayudar a aguantar el embate final de los visitantes.

LÍNEA POR LÍNEA