NidoAzulcrema
Y de pronto, Oribe encontró la portería.

Tres largos meses debieron transcurrir para que las Águilas volvieran al pelotón que se clasifica a liguilla.

Los azulcremas llegaron a 17 unidades después de vencer 1-0 a Monterrey con gol de Oribe Peralta en la segunda parte.

Independientemente de que Peláez cuente como logros el número de veces seguidas que se ha clasificado a liguilla, la realidad es que era incómodo estar fuera. América tiene la obligación como el equipo grande de México a estar siempre presente.

Quizá ni el más optimista esperaba doble victoria ante Pumas y Monterrey considerando nuestra parchada defensa contra su artillería pesada. Sin embargo, entre que los rivales han creído que nos pueden ganar caminado y que se ha tenido algo de amor propio, las Águilas han aprovechado las oportunidades de gol y se las arreglaron para hacer al menos un gol más que el rival.

¿Que no jugamos gran cosa? Es cierto. Incluso la sensación de que en cualquier momento volvemos «a las andadas» también tiene un lugar en la mente. Aún así, no se puede demeritar el haber sacado resultados importantes jugando con equipo alternativo.

Un equipo que juega sin Goltz, Aguilar, Samudio, Ibarra, Darwin y Cecilio parecería tenerlo complicado para sobrevivir. No es momento de ponerse exquisitos con las formas cuando apenas podemos formar un once inicial.

No es lo que más gusta, no es lo que más se disfruta, pero hay que mantenerse dentro de los límites de la realidad y aceptar que “es lo que hay”.

PRIMER TIEMPO

El cotejo dio inicio con Rayados buscando sorprender en contragolpe a las Águilas. Menos mal que Jimmy Chará no tuvo claridad en la última zona.

Conforme pasaban los minutos quedó claro algo: Monterrey es el equipo que “más tira al arco” por la simple razón que la pasan haciendo disparos ridículos de cuarenta metros. El más peligroso fue uno que salió al centro cortesía de Pabón que Marchesín envió a córner.

Al 14’ nos tocó otro episodio de Una vida de perros. Un rayado sujetó a Cecilio del hombro y fue suficiente para que se resintiera de la lesión. Intentó continuar pero al 20’ no pudo más y el “bicicletero” tomó su lugar.

Y curioso, la primera de Arroyo (al 22’) fue muy buena. Hizo doble pedaleo tras entrar por izquierda, adelantó y cruzó de zurda. El problema es que en el otro arco estaba un viejo conocido que ya se la esperaba. Hugo González le cerró el ángulo y tapó con el cuerpo.

El cotejo resintió la salida de Cecilio. Las Águilas cedieron la iniciativa para evitar ser pillados en contragolpe.

Esto liquidó los pronósticos de ver un partido agradable. Monterrey venía a jugar a la contra y no supo bien qué hacer ahora que tenía la pelota. ¿El resultado? El tiempo restante de la primera mitad resultó tedioso.

Quizá la mejor oportunidad fue la de Láinez al 41’ luego de recortar hacia adentro y patear de zurda a la posición de un bien ubicado González.

SEGUNDO TIEMPO

Corría el 53’ cuando William probó con otro de sus característicos remates de violencia desmesurada pero sin dirección de gol.

Láinez volvió a lucirse al 55’ cuando tiró un caño estando encerrado entre un par de defensores y la línea de meta para entrar al área rival. Fue una lástima que ni Oribe ni Romero estuvieran esperando la diagonal para romper la portería.

El 63’ vio la salida de un horrendo Romero que parece empeñado en superar a Oribe en cuanto a balones que no controla o que le rebotan. Entró Manuel Pérez a quien tampoco se le ha visto algún destello o alguna situación para decir: “este tiene fútbol”.

El gol cayó un minuto después. Oribe (que ya había regresado a su posición natural) se encontró con un tiro-centro de Mares y la empujó a la red. Peralta llegó a cinco en el torneo.

Javier “me olvidé de quien soy” Güémez entro al 67’ con la clásica misión de reforzar el centro del campo. Láinez fue el sacrificado.

América pudo ampliar la ventaja al 70’ pero el servicio de Oribe quedó a la espalda de Arroyo y se malogró la oportunidad.

La recta final del encuentro mostró a Rayados desesperado por empatar como fuera. Regresaron los “disparos para la estadística” hasta que el cronómetro marcó el 90+3 para sellar la victoria azulcrema.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

Agustín Marchesín

BIEN

El desvío importante fue al inicio cuando metió los guantes a fuerte disparo de Pabón. Se mostró atento que los tiros lejanos han sido su pesadilla pero logró mantener invicto su marco.

Edson Álvarez

Edson Álvarez

REGULAR

Juega la posición porque la edad se lo permite, pero recordar que sus mejores días han sido como central o contención. No se metió en problemas considerando que Rayados buscaba casi siempre por el centro.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

REGULAR

Intenta realizar lo que hacía Edson el torneo pasado: partir como central pero asistir en contención cuando sea posible. El problema es que no es lo suficientemente rápido para hacer el recorrido aunque por esfuerzo no quedó.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

BIEN

El líder atrás. Ordena y tiene un ojo sobre Chepe y Pimentel por cualquier eventualidad. Quizá debió pedirles que salieran a tapar a Chará y Pabón que se ubicaron a la espalda de William y ganaron fácilmente la posición desde donde probaron mil remates.

Erik Pimentel

Erik Pimentel

REGULAR

Empieza bien. La única que Rayados tuvo dentro del área fue en uno de esos contragolpes del inicio que Erik tapó justo a tiempo. Ojalá no se hubiera quedado anclado tan atrás. Fue su partido menos malo en mucho tiempo.

Osmar Mares

Osmar Mares

REGULAR

Mejor en ataque que en defensa como hemos debatido en otras oportunidades. Terminó asistiendo a Oribe en aquel remate que empalmó de zurda que nadie fue capaz de despejar.

William da Silva

William da Silva

REGULAR

Intentó mover los hilos en el centro del campo. Se encontró con Cecilio y Oribe de buena forma aunque los problemas comenzaron cuando se cedió la iniciativa y volvió al viejo oficio de corretear rivales.

Cecilio Domínguez (20')

Cecilio Domínguez (20')

Si para uno como aficionado es frustrate no poder verle en la cancha, peor debe ser para él que su primer torneo en México lo ha pasado con el hombro lastimado. Lo peor es que quizá necesite cirugía en algún momento y eso lo mantendrá más tiempo fuera…

Diego Láinez (68')

Diego Láinez (68')

BIEN

Se presentó bien en casa. Lo ubicaron por derecha siendo que no domina esa zona. Recordar que su debut ante León fue jugando en medio campo cargado un poco hacia la izquierda y es donde mejor se ha visto. Sin embargo, por derecha le alcanzó para hacer un par de jugadas vistosas.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

REGULAR

Siguió el recorrido de la esférica que pasó entre aquel mar de piernas y la empujó al fondo de la red. De no ser por esta acción que al final valió los tres puntos y maquilló su actuación, estaríamos hablando de un desempeño feo caracterizado por lo atrabancado que es.

Silvio Romero (63')

Silvio Romero (63')

MUY MAL

El peor del partido. No fue capaz de dar un balón correctamente. Por momentos parecía que se puso los botines con todo y caja. Merecido su cambio.

SUSTITUCIONES

Michael Arroyo (20')

Michael Arroyo (20')

REGULAR

Se le vio algo más activo que otros días pero necesita añadir variantes a su capacidad ofensiva que todos ya sabemos (incluyendo a rivales) sobre lo que hará.

Manuel Pérez (63')

Manuel Pérez (63')

MAL

Según las estadísticas de la Liga MX, juega como volante por derecha. Sin embargo, no tiene desborde, tampoco centro. ¿Qué función entra a realizar según Ricardo Antonio? Ya tiene 24 y parece más novato que Láinez.

Javier Güémez (68')

Javier Güémez (68')

REGULAR

¿Qué te hicieron Javier? Si pintabas para ser la autoridad en la contención. Como no regrese a ser el de Xolos, no sorprenda si su carrera en Coapa termina pronto. En un mundo ideal, él debería ser el que robe y de a William, Cecilio u Oribe para comenzar las ofensivas.

LÍNEA POR LÍNEA