NidoAzulcrema
¡Phew!
¡Phew!

La Comisión Disciplinaria al fin se rindió tras la enésima inconformidad de las Águilas.

Después de revisar el video, las autoridades consideraron que la jugada en la que salta el jugador de Tigres y encuentra el codo de Ibarra no puede ser considerada como agresión.

El protagonismo de Jorge Isaac Rojas quedará para mejor ocasión toda vez que su decisión fue revocada y Alex Renato Ibarra será elegible para el duelo ante Veracruz.

Habrá que marcar este día como especial después de las múltiples apelaciones fallidas de las Águilas que incluían la inhabilitación de Javier Cortés por la fractura a Güémez o las denuncias de racismo que hizo Darwin sobre Darío Verón entre otras tantas.

Multas importantes por expulsiones

Rubens habló tras el juego de Tigres en cuanto a los castigos para los expulsados.

Tenemos una multa interna que es muy grande y nadie va a querer que lo expulsen tontamente para pagar esa multa y dejar al equipo con uno menos. Tengo que ver cómo fue la jugada para ver si fue directa, si fue el árbitro. A veces no depende de nosotros y sí del árbitro y del criterio que tengan.

Claro está que en ese momento no se sabía que América ganaría la apelación. El punto importante es el de «multas internas grandes».

¿Por qué hemos llegado a esto?

Supongamos el siguiente escenario ficticio: América está en semifinales, partido de vuelta y el global empatado a uno. El cronómetro marca el ochenta y un rival escapa contra el arquero. Un jugador americanista le persigue pero la única opción es tomarlo de la camiseta o dejar que se perfile de cara al gol.

¿Qué hará el jugador en ese momento? ¿Lo dejará escapar para no ser expulsado y evitar una multa muy grande aunque nos cueste la eliminatoria?

Claro está que cada roja es un caso especial. A veces son por reclamos, otras por juego brusco grave y otras son inventos del árbitro.

Lo que no deseo, es que la plantilla deje de jugar con intensidad por el temor de la multa. El problema de la indisciplina se puede manejar de distintas maneras.

Una de ellas y que además es gratis, es crear consciencia en el jugador. El fútbol es mas que entrenar tácticas durante la semana. El apartado mental es igual o más importante. Los jugadores sin concentración máxima o con poca preparación para lidiar con sus emociones son los primeros en caer.

Tampoco quiero robots sin sangre. Simplemente deseo jugadores con criterio. Si hay que cometer falta y salvar al equipo, que así sea.

Dejar de dar motivos gratuitos a los árbitros a quienes se les queman los dedos por dispararnos rojas al menor argumento es lo que hay que hacer.