NidoAzulcrema
La alegre vida en Coapa

Las fechas FIFA siempre dejan tiempo para hacer reflexiones sobre dónde estamos, qué hemos hecho y dejado de hacer.

El semestre ha sido complicado. Quizá no tanto en la cosecha de puntos que el líder está a dos partidos de distancia pero sí en temas de funcionamiento. América ha sobrevivido gracias a destellos individuales más por encima de cualquier táctica que tenga en mente Ricardo Antonio.

Por ello, hoy toca debatir, ¿quiénes han sido los tres (algún límite ha de existir) mejores y peores del torneo en cuanto a las expectativas.

La idea es conocer quiénes han hecho más de lo que se esperaba y quiénes han decepcionado.

Ejemplo: Decir que Mares no ha estado a la altura es una obviedad salvo que alguien piense que en este semestre iba a explotar y ser el mejor lateral izquierdo. Es decir, su rendimiento ha sido lo esperado. No hay sorpresa.

Comenzamos.

LOS PEORES

Dejo uno que ha estado lejos de toda expectativa para abrir el debate:

Darwin Quintero: Es cierto que el colombiano apareció como transferible, pero eso no da derecho a jugar con apatía al grado de estar casi borrado del equipo. Uno de los jugadores más costosos de nuestra historia no puede estar así. Si bien el precio lo dictaminan los clubes, uno espera más de alguien que en el pasado demostró que puede ofrecer otra clase de rendimiento.

LOS MEJORES

Y aquí dejo uno de los que considero que han cumplido las expectativas.

Cecilio Domínguez: El paraguayo se adaptó rápido a México. El hubiera no existe, pero quizá estaríamos en puestos más altos y con Cecilio-dependencia si no se hubiese lesionado. Aún así, ha marcado diferencia cuando ha estado en la cancha. Lleva 3 goles en unos pocos partidos y el hasta dónde lleguemos en el torneo básicamente dependerá de él. No tendría por qué ser así, pero tampoco hay demasiados valientes que carguen con el equipo.

¿CUÁLES SON LOS TUYOS?

Estamos buscando tres y tres. Seguramente en la lista aparecerán Marchesín, Goltz, Pablito, Bruno, Edson, Arroyo, Ibarra, Silvio y Oribe.

¿Estarán entre los buenos o los malos?

Empecemos a debatir.