NidoAzulcrema
… y tocará revertir en el Azteca. Otra vez.
… y tocará revertir en el Azteca. Otra vez.

América cayó en Pachuca por marcador de tres goles contra dos y ahora tendrá que definir la eliminatoria en el Coloso de Santa Úrsula el próximo sábado. Parece que nos gusta jugar con fuego.

LA ESTRATEGIA

Matosas se guardó a Rubens para mantener a Arroyo sobre la banda izquierda en un claro 4-4-2 que se conformó por la defensa estelar de las Águilas incluido Samudio quien finalmente se recuperó.

Al centro del campo como escudos estuvieron Guerrero y Martínez mientras que Arroyo y Darwin se pegaron a sus respectivas bandas.

Adelante no hubo sorpresas. Oribe y Benedetto.

PRIMER TIEMPO

El estadio Huracán que tuvo una pobre entrada para ser juego de liguilla fue testigo del primer aviso de Erick Gutiérrez apenas al minuto dos. El chico condujo sin que nadie saliera a presionarle e intentó cruzar a Muñoz sin fortuna.

A la segunda no falló. Benedetto equivocó el pase cuando América salía a la contra. Lozano recuperó y habilitó a Gutiérrez quien tomó a la defensa desprevenida y tras quitarse a Goltz sacó un misil que se clavó al ángulo superior derecho apenas al minuto cinco.

El Pipa avisó que América no iba a quedarse de brazos cruzados tres minutos después. Después de la conducción de Arroyo por izquierda, recibió la esférica e impactó desde fuera del área pero la comba del balón fue demasiada y se fue por un lado.

El problema fue al dieciocho. Todo empezó cuando Arroyo quiso bajar el balón para Samudio quien intentó despejar como le fuera posible sin éxito. El balón le quedó a Penilla quien sobre el costado derecho se abrió paso ante la floja marca de Arroyo y Guerrero y en cuanto se vio el espacio adecuado pateó de zurda y batió a Muñoz tras leve desvío de Goltz.

Al veintidós, otro intento de reacción. Martínez cobra una pelota quieta desde la izquierda y encuentra a Pablito que no logra rematar con la dirección adecuada.

América se mostró desarticulado. Los atacantes parecían solistas que buscaban ser el héroe de la noche. Arroyo y las gambetas fallidas, Darwin jugando con un balón de voleibol y Benedetto siendo presa de su eterna ansiedad.

Diez minutos transcurrieron para que América volviera a generar algo mínimamente interesante. Darwin escapó por derecha mientras Benedetto conducía. El argentino filtró para el colombiano pero lo hizo de forma deficiente quitando la oportunidad al Científico de encarar al Conejo Pérez.

Al treinta y tres, un gran Oribe se salió de su zona hasta el córner izquierdo, recuperó el balón y tocó para Arroyo que no perdió el tiempo y centró para Benedetto quien remató pero justo a la humanidad del guardameta.

El fútbol no es de merecimientos pero un dos por uno hubiera sido un marcador más justo. Así lo pensó Arroyo y por fin nos deleitó con el lanzacohetes que tiene en la pierna al aprovechar el rechace de Ayoví y romper el marco con un disparo fortísimo desde tres cuartos de cancha que ni el experimentado Conejo supo resolver.

El carnaval que lleva Miky Junior en la sangre parece que se contagió al sector defensivo. Pues apenas dos minutos después, Erick Gutiérrez se quitó a su tripleta de marcadores en el medio campo y sirvió para Nahuelpán quien con un amague se sacó al pelado Aguilar y cruzó por abajo a Muñoz que veía caer su marco por tercera ocasión en la noche.

Curioso que tantos jugadores se reserven sus mejores anotaciones contra las Águilas…

América volvió a la carga y el partido se convirtió en un ida y vuelta aunque las oportunidades claras brillaron por su ausencia. El colegiado dio por terminado el primer tiempo con un duro pero justo tres por uno.

SEGUNDO TIEMPO

El partido reanudó con Aquivaldo elevándose por los aires y rematando picado hacia abajo que un atento Muñoz logró desviar antes de que la eliminatoria empezara a tomar forma definitiva.

Para buena causa de los nuestros, Ayoví no tuvo un gran partido. Al cincuenta comete un grave error tras un saque de banda en el que no quedó claro a quién intentó buscar pero el balón le cayó a Benedetto quien avanzó un par de metros y fusiló a Pérez para el tres por dos.

Un par de minutos después, un visiblemente enojado Darwin salió del terreno de juego para dejar su lugar a Sambueza quien se colocó por la banda donde no rinde igual. La derecha.

Pasada una hora de juego, Goltz le enseñó a Paul lo que es llegar a línea final y mandar un gran servicio para Pablito –todo un guerrero– quien saltó, remató y cayó descompuesto que hizo necesario el ingreso de las asistencias. ¿El balón? lo salvó Pérez.

Benedetto dejó su lugar al setenta y uno a Pellerano. No quedó clara la intención de este cambio pues más allá de que Cristian es un jugador de corte ofensivo, Oribe no es tan rápido como Benedetto y dada la situación del partido, pareció que perdimos punch al frente.

Sin embargo, Pellerano anduvo mejor. Se le notó más fresco y en mejor forma física. Su primer intento fue un balón suelto cerca del área sobre el cual remató deslizándose sobre el césped aunque abrió demasiado y no pasó tan cerca de la cabaña del Conejo.

Velasco entró al setenta y nueve a cambio de Martínez y ahí sepultamos nuestras esperanzas de emparejar el partido. El ex-Toluca juega con una pelota de rugby. No consigue dar un solo pase relevante.

El último esfuerzo fue cortesía de Pellerano quien probó desde fuera del área pero el balón no se decidió a bajar lo suficiente perdiéndose tras el marco.

SILBATAZO FINAL

Luis Enrique Santander dictaminó que no había más tiempo para jugar y finalizó el encuentro. El silbante no estuvo del todo correcto. Hubieron entradas como la de Pizarro sobre Arroyo que merecía el cartón rojo aunque también se le escapó una falta dentro del área cometida por Paul a quien pareciera gustarle hacer este tipo de cosas en liguilla.

ESTADÍSTICAS

stats-pachuca-america

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

REGULAR

Nada que hacer en el primer gol. Tampoco en el segundo. ¿El tercero? Muy complicado. Lo importante es que estuvo ahí para evitar el cuarto que pudo ser definitivo para la eliminatoria.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

MAL

No fue el mejor partido de Paul. Aparece poco al frente y atrás no siempre es garantía. Encima tienta a la suerte cometiendo faltas innecesarias. Ya lo hizo el torneo anterior y repite. ¿Qué le pasa?

Paolo Goltz

Paolo Goltz

REGULAR

Le toman mal ubicado en el primero y tiene mala fortuna en el segundo. El resto del partido se planta mejor y hasta se animó a ir al frente en aquel centro a su compañero enla central.

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

REGULAR

También le toman mal ubicado en el primero y en el tercero es presa fácil para Nahuelpán. Pero también recompone. Cierra la llave con Goltz y se terminan los problemas. Entonces se anima a subir y el resultado son dos remates importantes que no acaban en gol por azares del destino. Después se marea y sale del campo. Cuando parece que no vuelve, pide su ingreso, culmina el partido y horas después informa en Twitter que está todo bien con respecto al tema de la ambulancia.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

BIEN

Durante el primer tiempo es el único que manda servicios al área. Uno lo encuentra Benedetto y el otro sin destinatario. La mejor acción suya fue en esa barrida monumental cuando Nahuelpán estaba listo para liquidar a Muñoz.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

MAL

Venía bien en duelos recientes pero no pudo con la velocidad de los jóvenes tuzos. Lo dejaron en el camino una y otra vez y cuando eso ocurre, se ve reflejado en el fondo con trabajo extra para Goltz y Aguilar.

Osvaldo Martínez (79')

Osvaldo Martínez (79')

MAL

Tampoco es capaz de encontrar la forma de contener los embates de los locales. La brecha del Chepe permite demasiadas bondades que terminan por ahogarle también. Hacia el frente se extrañaron los buenos servicios que habían estado saliendo de sus botines últimamente.

Michael Arroyo

Michael Arroyo

BIEN

En el trámite del partido pasó poco con él. Las gambetas no funcionan y la conducción suele ser poco productiva. Lo mejor de él fue aquel misil que nos regresó a la lucha. No pudo caer en mejor momento.

Darwin Quintero (52’)

Darwin Quintero (52’)

MUY MAL

Balón que toca, balón que pierde. Así es muy difícil jugar al fútbol. Tampoco se le ha dado eso de conducir varios metros dejando rivales en el camino. Tendrá que mejorar radicalmente si quiere hacer carrera larga en Coapa.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

REGULAR

No se le presenta alguna clara para definir. Sin embargo, su característica lucha y sacrificio se manifiestan una y otra vez. Su nombre es suficiente para mantenerle vigilado y quitarle algo de marca al Pipa. No será tan rápido como el argentino pero tiene mejor lectura del juego.

Darío Benedetto (71’)

Darío Benedetto (71’)

REGULAR

Si no fuera porque Darwin se lleva las palmas como jugador más desesperante, Benedetto podría ocupar ese lugar. Últimamente anda poco fino con los pies y con la mira algo chueca. ¿Tenemos que repetir en cada partido que si se tomara las situaciones con algo más de calma sería más letal? Por lo menos no desaprovechó el obsequio de Ayoví.

SUSTITUCIONES

Rubens Sambueza (52)

Rubens Sambueza (52)

REGULAR

Se notó que al cien por ciento no estaba. O al menos eso pareció jugando por derecha donde su rendimiento no es igual. Se le vió mas en labores defensivas que generando hacia el frente. Esa necedad de colocarlo por derecha es cansina.

Cristian Pellerano (71’)

Cristian Pellerano (71’)

BIEN

Esta versión de Cristian es algo más cercano a lo que se espera. Pareció rejuvenecer al menos un par de años que corrió como en sus mejores tiempos, distribuyó el balón en el sector medio y probó al marco en par de ocasiones. No sorprendería que para la vuelta tome el lugar de Guerrero.

Moisés Velasco (79’)

Moisés Velasco (79’)

MUY MAL

Pareciera que lo invocamos en la nota anterior cuando mencionábamos que ya ni como relevo era considerado. Su grandiosa reaparición fue un concierto de balones perdidos, pases errados y todo lo que se puede hacer mal en un terreno de juego. Orvañanos todavía remata diciendo que es buen mediocampista. Para su Atlante será.

LÍNEA POR LÍNEA