NidoAzulcrema
Mucha suerte la tuya, Melitón.
Mucha suerte la tuya, Melitón.

América debió conformarse con el empate a uno tras desaprovechar la inferioridad numérica de Veracruz con veinte minutos por jugar.

El accionar fue similar a lo visto en las jornadas anteriores: sobrellevar el juego y pisar el acelerador cada quince o veinte minutos para ver si hacemos alguna anotación. Esta vez nos alcanzó para uno que resultó corto para el objetivo de seguir imparables de visitantes.

Quien anda incontenible es el capitán Sambueza. Se mandó una anotación que podría ser la mejor en su estancia en Coapa y la empañó con una declaración estilo Richie.

Hemos recibido críticas muy apresuradas, hemos perdido un solo partido en la Liga, hay equipos que han perdido más y no se habla nada de ellos.

Que orgulloso debes estar, Peláez. Tus jugadores se escudan intentando desviar la atención a otros equipos. ¿Qué interesa a un americanista lo que hagan los demás? Nada.

Los tiempos en que el objetivo era ser líder de la competencia quedaron en el olvido. Desde 2011 tenemos que conformarnos con hacer 30 puntos y calificar entre los primeros 4 si es posible.

Cómo has cambiado, América.

PRIMER TIEMPO

Somos un equipo en el que repetir alineación es tarea imposible: Guerrero tomó el lugar del lesionado William y el lucimiento personal de Arroyo fue al banco para dar cabida a Andrade.

Curioso resulta que Sambueza haya repetido por derecha cuando Andrade suele jugar sobre ese costado. Se critica a Ambriz por “no colocar a Rubens en su banda” pero pareciera que el argentino se siente cómodo jugando a pierna cambiada. La realidad es que cuando se dedica a jugar, cualquier zona del medio es apta para el capitán.

El cotejo comenzó con Veracruz al ataque. El primer aviso fue de Furch quien de cabeza obligó a Muñoz a manotear hacia un costado. Edgar Andrade probó de tiro libre y Paganoni se perdió una oportunidad franca de gol por intentar romper el marco cuando un cruzado al otro palo le hubiera conseguido el tanto.

América llegó a Veracruz al minuto 30. Martínez mandó la esférica para Sambueza quien con una recepción dirigida se quitó a su marcador y avanzó unos metros para fusilar a Melitón. Sin embargo, Sambueza se dio el tiempo de amagar el disparo y dejar que Cervantes pasara de largo para definir sobre la izquierda del guardameta y conseguir una notable anotación.

El gol trajo algo de vida para los emplumados. De pronto, Sambueza se volvió a encontrar dentro del área pero su falta de pierna derecha le impidió rematar al marco cuando la jugada lo pedía a gritos.

La última previa al descanso inició con el toque de Sambueza para Benedetto quien estando en la línea del área, controló y mandó un fuerte disparo que se instaló en la fila 22.

SEGUNDO TIEMPO

El tiempo complementario nos dio la bienvenida con un zapatazo desde tres cuartos de cancha de Edgar Andrade que se coló a escasos centímetros del ángulo.

Nada raro que muchos jugadores hagan el gol de su vida contra las Águilas.

América buscó recuperar la ventaja con un balón que Oribe bajó para Benedetto quien empalmó de forma correcta la esférica pero las yemas del arquero Salazar impidieron el gol.

Pero Veracruz siguió insistiendo, esta vez con Furch que de cabeza dejó la pelota para Andrade quien sacó otro derechazo que tuvo la suerte de salir al cuerpo de Muñoz.

La mejor versión de Veracruz se esfumó cuando Peñalba vio la roja directa tras dejar los tachones sobre la pierna de Mares.

Hacemos un paréntesis para hacer notar que en este torneo han buscado romper a nuestros jugadores. Contra Altas fue Kannemann el agresor sobre Sambueza. Ante Pachuca fue Rubén Botta el que dejó los tachones en la rodilla del mismo Rubens. En 3 de 6 cotejos se han recibido patadas que pasan los límites de lo “normal”. Estas buscan hacer daño.

Con superioridad numérica, Ambriz mandó el concierto de cambios ofensivos. Arroyo (73’), Quintero (83’) y Lozano (87’) intentaron conseguir el tanto de la victoria pero ninguno logró ser relevante.

La oportunidad de ganar el encuentro se esfumó tras el despeje sobre la línea de un defensor jarocho cuando Oribe había doblegado a Melitón con remate de cabeza sobre la hora.

Es verdad. A veces tenemos mala suerte como esa última de Oribe. Sin embargo, si fuéramos capaces de convertir las oportunidades claras como la de Benedetto en el primer tiempo o aquella de Rubens que no pateó de derecha, podríamos hablar de otro resultado. Son jugadas que en su momento se dice: “para la próxima sale”. Pero esa próxima se convierte en la próxima hasta que se termina el tiempo y se debe conformar con el empate.

Hay que ser serios de cara al arco, muchachos.

ESTADÍSTICAS

stats-america-veracruz

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

BIEN

Ofreció mayor seguridad bajo los tres palos. Se le vio atento y listo para contener lo que esté al alcance como el cabezazo de Furch o el derechazo de Andrade. Lo fulminaron en el tiro libre. Violento y al ángulo. Nada que hacer.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

REGULAR

La semana anterior fue el crack Paul y en esta un irrelevante Paul. Aparte del centro de lado a lado para Andrade en el primer tiempo no volvió a aparecer. Ya volverá con alguna acción maravillosa y nos dirán que es el mejor lateral del país.

Paolo Goltz

Paolo Goltz

REGULAR

No la pasa del todo bien marcando a Furch. Es superado en la mayoría de los duelos aéreos.

Pablo Aguilar (83’)

Pablo Aguilar (83’)

REGULAR

Una intervención suya sobre Moyá impide la anotación de Veracruz. El resto del partido lo sufre por momentos con la velocidad de Paganoni y la movilidad de Andrade. Ya no se animó hacia el frente como en jornadas anteriores.

Osmar Mares

Osmar Mares

BIEN

Veracruz recargó sobre su costado la mayoría de los ataques al inicio del cotejo por lo que se vio desbordado en el dos y a veces tres contra uno. Los rivales se dan cuenta de todo y buscan atacar por el que en apariencia es el eslabón más débil. No contaban con que ese eslabón arriesgaría el físico para dejarles con uno menos.

Daniel Guerrero (73’)

Daniel Guerrero (73’)

MAL

¿A qué juega? A William se le ve por todos lados. Este se queda anclado al medio y solo interviene si la pelota transcurre por su zona. Era su obligación pegarse sobre la izquierda para ayudar a Mares en esos momentos de agobio.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

REGULAR

Corre mucho pero recupera poco. Lo suyo es buscar a los de arriba como aquel preciso pase para Sambueza que terminó en gol. Durante la semana casi siempre nos enseñan videos de sus “golazos” en entrenamiento, mismos que nunca se ven a la hora del juego.

Andrés Andrade (87’)

Andrés Andrade (87’)

MAL

Decíamos la semana pasada que el titular suele ser el malo, ya sea él, Arroyo o Darwin y que como cambios funcionan mejor. No fallamos. El Rifle apareció en aquel centro que le tiró Paul que no alcanzó a impactar con solidez y nada más.

Rubens Sambueza

Rubens Sambueza

MUY BIEN

El único que juega el fútbol estos días. Cuántas carencias a nivel grupal ha maquillado con sus goles y servicios. Si no es él, no es nadie. Ahora bien, ¿dónde estaba este Sambueza el torneo pasado? Es otro de los que juega cuando quiere.

Darío Benedetto

Darío Benedetto

MAL

Seis fechas, cero goles. Y pensar que este era el súper fichaje hace un par de torneos. Ya llegará el encuentro en donde haga un par de goles y se dirá que está de vuelta, porque así es el medio tanto en prensa como afición. Eres tan bueno como tu último partido.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

REGULAR

Solo participó en dos jugadas puntuales: el balón que bajó para Benedetto que sacó Melitón y aquel remate que le despejan cuando parecía la victoria. Los otros 88 minutos pasó de noche.

SUSTITUCIONES

Michael Arroyo (73’)

Michael Arroyo (73’)

MAL

Concierto de disparos forzados. Quería hacer gol sí o sí. Que se quede en la banca que aquí se necesita trabajo en equipo.

Darwin Quintero (83’)

Darwin Quintero (83’)

¿A qué se supone que entra un jugador cuando restan siete minutos? Tendría que haber entrado por Benedetto u Oribe desde el inicio del segundo tiempo.

Brian Lozano (87’)

Brian Lozano (87’)

El nuevo Zúñiga. A ver cuándo rinde con sus tres minutitos de rigor. Que si la altura, que la adaptación al fútbol mexicano. Veracruz está obviamente a nivel del mar y en México no practican un fútbol marciano al que haya que adaptarse. Uno ve los videos de este chico que apenas pasa los veinte y corre por todos lados, dispara, centra y hace todo bien. ¿Adaptación de qué? Horrible Ambriz por darle esos pocos segundos. No sea que las “vacas sagradas” no ingresen antes que el nuevo.

LÍNEA POR LÍNEA