NidoAzulcrema
La legión paraguaya está on-fire
La legión paraguaya está on-fire

Águilas y Rayados brindaron un juego de volteretas que culminó con empate a tres en la cancha del Azteca.

El empate permitió a las Águilas conservar el segundo puesto de la competencia al llegar a 28 unidades. La máxima aspiración en fase regular es terminar en la posición actual que Monterrey es inalcanzable desde hace dos fechas como líder del torneo.

PRIMER TIEMPO

La alineación fue sorpresiva. Ventura apareció en lugar de Paúl y al medio se envió una tripleta inédita conformada por Guerrero, William y Martínez que acompañaron a Arroyo y Sambueza dejando a Oribe como única punta.

El marcador se inauguró rápidamente. El silbante Fernando Hernández se creyó descendiente de Thomas Alva Edison y se inventó un penal de Pablito sobre Funes Mori quien se dejó caer dentro del área. Dorlan se plantó tras la esférica y sacudió las redes con fuerte disparo a la derecha de González apenas al nueve.

La igualdad llegó diez minutos después. Goltz sirvió en corto para Martínez quien en espacio reducido buscó librarse de los que salieron a cerrarle el paso y encontrar ángulo de tiro. La acción salió a pedir de boca. La pelota se elevó y el paraguayo midió su caída con la vista hasta el momento justo en que descargó un obús que batió a Orozco y volvió a poner a prueba la resistencia de las redes del Azteca. Señor gol del diez.

Drama al veinticinco. Funes Mori se lanzó de tijera pero un heroico Goltz metió la cabeza para rechazar y encontró el pie del atacante. El defensor argentino cayó abatido y salió de la cancha con dirección al hospital. Menos mal que todo quedó en susto y Paolo está bien. Pimentel tomó su lugar.

Un centro viajó de izquierda a derecha con dirección al área cuando el cronómetro marca el treinta y ocho. Es Sambueza quien buscó a Pablito que con un poderoso remate de cabeza puso el balón al ángulo y consiguió dar vuelta al marcador.

Al cuarenta y cinco Dorlan arrancó cual tren embalado en tres cuartos de cancha y nadie le detiene. A la entrada del área abrió para Funes Mori quien tuvo el empate pero optó por un remate más complejo del que necesitaba y la echó hacia afuera.

SEGUNDO TIEMPO

Monterrey lo empató al cincuenta y siete. Pabón cobró un saque de esquina desde la derecha. Mier corrió hacia el primer poste y mandó la esférica hacia el segundo en donde Efraín Juárez estuvo listo para anotar. González alcanzó a meter el puño y evitarlo con la mala fortuna de que el balón quedó a Carlos Sánchez quien remató de primera para hacer el segundo de los visitantes.

América volvió a la carga diez minutos después. Arroyo se acordó de que estaba jugando y filtró para Oribe que se cerró el ángulo de tiro quedando el espacio entre el poste y el arquero como única opción para disparar. El disparo no fue preciso y salió con dirección al cuerpo de Orozco.

La recta final fue una mezcla de emociones pasando de la decepción a la alegría con una pizca de frustración.

La decepción fue cuando Carlos Sánchez mandó un centro venenoso al segundo poste que Funes Mori empujó tras ganar la posición a Alvarado. El reloj decía que solo restaban trece minutos para la reacción o la posición en la tabla ya no dependería de las Águilas.

Entonces apareció Oribe. Estando acorralado contra la línea de meta, se abrió paso entre dos solo para que aparecieran dos más. Pero no perdió la calma y con su característico amague dentro del área ganó algo de espacio y centró hacia atrás. La esférica llegó a los pies de Guerrero. “¡No! ¿Por qué al Chepe?” Pero el veintiuno azulcrema sorprendió con un remate de media distancia que dejó sin oportunidad a Orozco y colocó el empate a tres. Alegría al por mayor.

La frustración fue cortesía de Benedetto. Al argentino recibió la pelota dentro del área a pase de Sambueza, controló, miró la posición de Orozco y quiso definir con ese estilo molesto que tiene y terminó «mordiendo» la esférica de fea forma echando por la borda el tanto de la victoria.

Es cierto que Benedetto no fue un jugador precisamente barato. Pero también es cierto que este semestre no anda. Es claro que hay que buscar recuperarlo pero en ese afán de darle minutos para que regrese la confianza puede costar caro en fases definitivas. Quizá habría que ocuparlo con moderación el resto del semestre y que busque su revancha para el siguiente torneo.

ESTADÍSTICAS

stats-america-vs-monterrey-2016

RENDIMIENTO

Hugo González

Hugo González

REGULAR

Su única intervención importante terminó en los pies de Carlos Sánchez. No hubo mucho que hacer en las tres anotaciones en contra.

Ventura Alvarado

Ventura Alvarado

MAL

Uno esperaría que su experiencia como central le permitiría plantarse de forma sólida atrás y repeler los ataques pero la realidad es que queda a deber cuando más se le necesita. Perdió la marca ante Funes Mori en el tercero.

Paolo Goltz (25')

Paolo Goltz (25')

BIEN

Asistencia para Martínez y arriesgó el físico con éxito por defender la portería ante el inminente remate de RFM. ¿Qué mas se puede pedir?

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

BIEN

¿Cuántas veces ha tenido que quedar atrás con Ventura, Pimentel y Mares? El costado derecho fue una incógnita a la salida de Paolo y no es sorpresa que los goles dos y tres de Monterrey hayan sido por ese costado. Como sea, aportó a la causa con un remate implacable.

Osmar Mares

Osmar Mares

MAL

No la pasó bien. Dorlan fue un demonio por ese costado y Carlos Sánchez fue un dolor de cabeza. Corrió con suerte de que no le señalaran penal contra el uruguayo en aquel intento de despeje en la recta final. Esta vez no hubo un Andrade o Sambueza que le apoyaran. En su defensa podemos argumentar que detener a ese par es complicado para cualquiera.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

BIEN

Luce mejor cuando juega al medio que cuando se pega a los centrales. Lo hemos dicho hasta el cansancio. Al final fue el héroe con ese buen remate de media distancia.

William (73')

William (73')

REGULAR

No está siendo solución en la media. Parece que la posición no termina por acomodarle por mucho que Ambriz diga que sí puede jugar ahí. El partido se prestaba para verle más adelantado por derecha dejando a Guerrero y Martínez de escudos.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

MUY BIEN

La pierna derecha pasó de rifle de feria a un verdadero fusil. Es el caballo de batalla en el medio y el día en que se ignore el número que trae en la espalda se valorará de mejor forma su aportación. Ya no es el Martínez del 2013-2014. Que mantenga este nivel por un mes mas.

Rubens Sambueza

Rubens Sambueza

MUY BIEN

Si Dorlan y Sánchez son un dolor de cabeza, Rubens lo es para los contrarios. Se los saca de encima, les pisa la bola y terminan bajándolo con infracciones. El pase para el remate de Pablito fue exacto y luego puso el triunfo a Benedetto que… ¡bah!

Michael Arroyo

Michael Arroyo

MAL

Es el jugador más bipolar del equipo. Cuando sale inspirado, es incontenible, cuando no, es como jugar con diez. En noventa minutos solo consiguió un pase a Oribe. ¿Y así quiere jugar más? Su rol está para los últimos veinte minutos. Es cuando se le ve mejor.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

BIEN

Un partido complicado. El balón pasó poco por sus pies. No fue si no hasta la última media hora en que empezó a generar peligro. La primera la erró con remate al cuerpo del arquero pero fue clave en la jugada del empate. No se rindió a pesar de que salían defensores por doquier y Chepe no desperdició el esfuerzo.

SUSTITUCIONES

Erik Pimentel (25')

Erik Pimentel (25')

REGULAR

Ojalá algún día podamos escribir que fue una muralla. Por ahora repetimos que no ofrece garantía. Por lucha no queda, pero un central del Club América que ya tiene tiempo en el primer equipo debe tener alguna virtud como buen juego aéreo, barridas a tiempo o ser buen marcador, pero él no destaca en algún departamento.

Darío Benedetto (73')

Darío Benedetto (73')

MAL

Dos centros a la tribuna y un remate desviado frente al arquero hablan de su nivel a día de hoy.

LÍNEA POR LÍNEA