NidoAzulcrema
Esto es lo que somos.
Esto es lo que somos.

¿Qué pasa en tu interior, América?

Cuéntame que pasa. Algo te está causando una ira sin frenos y necesito saber de qué se trata. Criticarte por lo mismo que has hecho el último año es cansino para ambos. Prefiero intentar averiguar qué sucede contigo.

Algunas personas dicen que buscas otro entrenador. Me rehuso a creerlo. Sería difícil que te sintieras cómodo con alguien que ejerciera autoridad real sobre ti.

A veces tengo la impresión de que estás cansado de ti mismo. Me recuerdas a los miembros de las bandas de rock que terminan separándose porque se han visto el tiempo suficiente para empezar a hastiarse los unos de los otros.

¿Te estará ocurriendo lo que comentó Guardiola tras salir de Barcelona? Pep decía que después de dos o tres años resulta difícil convencer y motivar al jugador cuando lo han ganado todo.

¿Es eso lo que te ocurre, América? ¿Es perjudicial darte continuidad en exceso? Tus logros importantes de la era Peláez ocurrieron en los primeros tres años. En 2012 regresaste a la vida, en 2013 levantaste la copa y repetiste en 2014. Ahí están los «dos o tres años» que Pep menciona.

Has cambiado desde ese entonces. Regalaste dos ligas por preferir las patadas. Ganaste a trompicones la Concachampions pero el Mundial de Clubes fuiste un desastre sin olvidar que dos de los tuyos se retaron en pleno partido.

Durante el 2016 intentaste convencerme de que habías cambiado y que las cosas serían distintas. Y aquí estás. Sigues siendo el mismo y no vas a cambiar. Esto es lo que eres y es lo que serás hasta que varios de tus integrantes y aquel que hoy toma las decisiones decidan apartarse para que otros puedan devolverte la motivación que has perdido.

PRIMER TIEMPO

Saltamos a la cancha con un equipo inédito. Poblamos el centro del campo con cinco elementos dejando a Jesús Moreno como única punta.

Sería mentir decir que no lo hicimos bien considerando nuestras carencias. A Tigres lo limitamos a un disparo de media distancia de Aquino y luego pusimos en aprietos a Nahuel Guzmán tras cabezazo de Moreno.

No hubieron rastros del Tigre poderoso y el Águila servida para la cena. Adormilamos al felino con nuestros dos líneas de cuatro dejando a Sambueza libre para desesperar con su fútbol rasposo a los defensores contrarios. Salió bien y nos fuimos a descansar con varios temores disipados.

SEGUNDO TIEMPO

Seguimos sin desentonar para la parte complementaria. Mandamos a los mismos once con la misión de hacer una y mandarla a guardar.

Quién diría que el cuestionado Moreno viviría una de esas historias que tanto nos gustan. Esas donde los débiles se anteponen a la adversidad y logran superar los obstáculos que les llevan a la gloria.

Era el sesenta y siete cuando Jesús recibió un balón filtrado de Andrade hacia la entrada del área. El atacante azulcrema controló y cruzó a Nahuel con potente disparo que hizo que las redes se estiraran al máximo mientras corría a celebrar con Andrade denotando una euforia indescriptible que indicaba que por momentos así es que vale la pena el esfuerzo y sacrificio de cada día. El resto del equipo tardó un instante en llegar y enterrarlo con un cerro de abrazos y felicitaciones. Una estampa emotiva, sin duda.

Pero no hay historia sin villano. Y quién mejor para ser el antagonista que nosotros mismos. Al fin que dominamos el papel a la perfección.

Al setenta y uno le tiraron una pelota a Damián Álvarez que Goltz salió a interceptar porque —para variar— Paul no estaba en su zona. El problema fue que Paolo rechazó de manera débil y dejó la esférica a Álvarez.

Damián es de esos jugadores como ‘Chaco’ Giménez, Omar Bravo o Francisco Palencia (hace unos ayeres) a los que no se les puede regalar ni la menor oportunidad que lo pagas con la pelota al fondo de tu marco. Y justamente fue lo que ocurrió. Damián condujo unos metros en diagonal y batió a Muñoz por el poste que le correspondía cubrir al arquero americanista.

Pero la pesadilla no había hecho nada mas que comenzar. Al setenta y cuatro le señalan contacto con el brazo dentro del área a Pablo Aguilar y le indican el camino hacia las regaderas tras la doble amarilla. Juninho cruza a Muñoz desde los once pasos y coloca el dos por uno.

De esta no había marcha atrás. Y menos cuando al ochenta y tres le dan la pelota a Gignac quien controló y rompió el marco con un derechazo tras dejar a Goltz en el camino. Tres uno con poco mas de cinco por jugar.

Aun no terminaban de felicitar al francés cuando Rafael Sobis se animó a probar desde lejos y batió a un decadente Muñoz que volvió a ser doblegado por el poste que le correspondía cubrir.

En oportunidades anteriores se ha comentado sobre el jugador de equipo que es William. Es el que separa a los compañeros y los incita a mantener la calma. Algo debió ocurrir para que perdiera la cabeza alguien tranquilo como él y se fuera a las duchas al ochenta y nueve tras reclamar con una mezcla de frustración y coraje las decisiones de Jorge Isaac Rojas.

Teníamos el partido controlado, pero así como a lo largo del último año y medio, volvimos a sabotearnos. A dispararnos en el pie.

Vamos a seguir perdiendo ante Tigres si somos incapaces de jugar once contra once. Es el segundo partido consecutivo contra ellos en el que terminamos con nueve.

ESTADÍSTICAS

stats-america-tigres

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

MUY MAL

Regala el gol a Damián por no cubrir su poste y obligarle a patear al otro lado. Mas que ser una burla, el de Sobis fue otra muestra de que el marco azulcrema necesita ser rejuvenecido. Son varias las ocasiones en que disparos lejanos terminan adentro.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

MAL

Aquino lo recortó cuantas veces quiso. El gol de Damián surgió porque andaba lejos de la zona que le correspondía cubrir. ¿Acaso le dio temor de que Álvarez también lo exhibiera? Ojalá estés satisfecho por haberlo mantenido en el equipo, Peláez.

Paolo Goltz

Paolo Goltz

MAL

Setenta minutos perfectos hasta que el débil rechace ante Álvarez fue el inicio del fin. En el tercer gol lo despedazó Gignac. En su defensa podemos decir que parar a André-Pierre es misión casi imposible. El francés es un toro armado con un lanzacohetes en la pierna derecha.

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

MAL

¿Qué te ocurre Pablito? Te expulsan con una frecuencia que me da temor de que ya no quieras estar aquí. La amarilla ante Gignac era innecesaria. Estaba pegado a la raya sin mucho margen y te lanzaste como si fueras Güemez. Tú eres mejor que eso.

Osmar Mares

Osmar Mares

REGULAR

Difícil misión, Osmar. Por velocidad no le ibas a ganar a Damm. Menos mal que Andrade no te dejó morir solo y te ayudó a contener a Jürgen.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

REGULAR

Es difícil darte una nota cuando no se te ve, Chepe. A Güemez lo conocemos por sus barridas, William está por toda la cancha y ahora también es del club de los rojos, Martínez da algunas asistencias pero de ti no se nada. Ser contención implica hacer algo más que pararse frente a los centrales e intervenir cuando el balón pase por ahí.

William da Silva

William da Silva

REGULAR

¿Qué ocurrió William? Estuviste a una neurona irritada de hacer contacto con el árbitro y terminar con tu carrera. Algo debió suceder para que reaccionaras así que en las fechas anteriores habías demostrado mayor temple. Durante el partido estuviste correcto priorizando el orden defensivo. No pierdas la cabeza.

Osvaldo Martínez (60')

Osvaldo Martínez (60')

REGULAR

También toca defender más que atacar. Sin saques de falta o referentes en el ataque era difícil ver algún trazo importante. Dejó su lugar a Lozano.

Andrés Andrade

Andrés Andrade

BIEN

No desentonaste, Rifle. Supiste jugar a lo largo de la banda tanto para defender como para atacar. El pase de mayor relevancia salió de tus botines y te mantuviste sereno cuando el mundo se nos vino encima.

Rubens Sambueza (87')

Rubens Sambueza (87')

BIEN

Una pena tu lesión, Rubens. Perderemos tu toque durante un par de semanas hasta que te recuperes del hombro. Fuiste el que mantuvo inquieta a la defensa felina con el fútbol provocador que practicas.

Jesús Moreno (77')

Jesús Moreno (77')

BIEN

Quién lo diría, Jesús. No te pesó el partido y mandaste a guardar la única que tuviste. Ojalá otros atacantes “estelares” definieran con la seriedad que le imprimiste a tu anotación. Lástima que el gol más importante de tu carrera haya sido útil por 4 minutos.

SUSTITUCIONES

Brian Lozano (60')

Brian Lozano (60')

REGULAR

Se le vio animado desde el ingreso hasta el gol azulcrema. En ese lapso de ocho o diez minutos retuvo la esférica, buscó encarar y dar algo de vida al costado derecho. En cuanto empezó la lluvia de goles no se volvió a saber de él.

Erik Pimentel (77')

Erik Pimentel (77')

Entró a mirar en primera fila los goles tres y cuatro de Tigres.

Francisco Rivera (87')

Francisco Rivera (87')

Entró a mirar en primera fila la expulsión de William.

LÍNEA POR LÍNEA