NidoAzulcrema
Amargo empate para la causa azulcrema
Amargo empate para la causa azulcrema

La estrategia de Pumas fue apostar por la suerte y les salió. Se las arreglaron para contener la artillería azulcrema y aprovecharon la única de peligro que generaron hacia el frente.

El encuentro deja un sabor amargo porque pudo ganarse con holgura, pero como ya es costumbre en este torneo, nosotros llegamos veinte veces y hacemos una. Los rivales nos llegan una y termina en el fondo.

América terminó la campaña regular con 28 unidades (no cumpliendo con las 30 que son el número mágico de Richie) y aunque pareció que sería nuestro primer torneo corto sin empates, este finalmente llegó.

PRIMER TIEMPO

Sorpresas mayúsculas en la alineación. Pimentel en lugar de Goltz (lesionado) y Samudio (suspendido por acumulación de tarjetas) dejó su lugar a Mares. Arroyo también apareció como volante izquierdo y Benedetto mandó a Oribe al banco. Una alineación inédita pero que no generó cambios en la distribución de los jugadores en el campo.

Los primeros minutos fueron más intensos que precisos. Tanto América como Pumas buscaron hacerse con la posesión con ligera ventaja para los emplumados aunque sin opciones que reportar.

Tras un cuarto de hora llegó la primera. Darwin centró desde la izquierda para encontrar a un Paul que acusó su falta de oficio para el rematar de cabeza, pues estando solo no alcanzó a dirigir con fortuna su remate.

Pumas dio muestras de vida hasta el veinticinco cuando Sosa se internó al área y logró patear al marco casi sin ángulo que Muñoz resolvió bien.

Entonces América reaccionó y envió lo mejor de su repertorio contra el marco de Palacios. Primero fue Arroyo quien tras una finta se sacó a su marcador y disparó de media distancia pasando apenas desviado. Un minuto después, Benedetto tuvo en sus botines un contragolpe que se desperdició tras una incorrecta recepción dejando oportunidad a los auriazules de replegarse.

Dos minutos después, el mismo Pipa la recibió estando en los linderos del área y probó al marco aunque la pelota escapó apenas por unos centímetros. Arroyo también tuvo otra al ingresar por el costado izquierdo y sacar disparo que lastimosamente también se fue por un costado. América era dueño absoluto de las acciones y solo faltaba coronarlo con una anotación.

Esta llegaría al treinta y ocho cuando Darwin y Martínez armaron una vistosa jugada que dejó al colombiano con oportunidad de rematar, misma que no desaprovechó y sacó volea de derecha. El arquero Palacios rechazó hacia su costado izquierdo con la mala fortuna de que la esférica cayó a Sambueza quien controló de zurda y acomodó el cuerpo para impactar al “segundo poste” y abrir el marcador para algarabía de la afición azulcrema.

América tuvo el 2-0 casi al instante, pues otra vez se tomó mal ubicada a la defensa felina pero el toque de Darwin quedó corto para Arroyo quien entraba a toda velocidad para fusilar a Palacios.

Jorge Isaac Rojas mandó a todos a descansar con la ventaja para los azulcremas.

SEGUNDO TIEMPO

Apenas corría el cuarenta y nueve cuando Darwin se plantó dentro del área y buscó puntear por encima de Palacios quien logró manotear lo suficiente para desviar la esférica y mandarla al poste.

Caprichoso fútbol. Si por merecimientos fuera, América tendría que haber estado 3-0 a estas alturas.

Pero no, la ventaja seguía al mínimo y aunque Arroyo intentó marcar el segundo al cincuenta y siete, le frustraron la anotación con un despeje sobre la línea.

Entonces entró Ludueña. Sí, el Hachita que tantos dolores de cabeza nos ha dado desde que llegó al fútbol mexicano. Hizo trizas a todo el costado derecho de la defensa y sirvió un pase retrasado para Sosa quien solo empujó la pelota al fondo del marco y empató el encuentro.

Los últimos veinte minutos perdieron revoluciones. América ya no atacó con tanta furia y Pumas no se animó a ir por el segundo. Memo Vázquez optó por no arriesgar (como es su costumbre) y las ideas azulcremas perdieron claridad.

Nada iba a cambiar el marcador y con un empate a uno despidió América la temporada regular.

ESTADÍSTICAS

Si esto no es merecer ganar…
Si esto no es merecer ganar…

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

BIEN

Aguanta bien el disparo al cuerpo de Sosa en el primer tiempo y se muestra solvente en algunos trazos por arriba que logró cortar. Poco tuvo que hacer en la anotación.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

REGULAR

Empieza participativo por su banda, pero mas allá del remate de cabeza al inicio del partido ya no tuvo mayor incidencia hacia el frente. Atrás quizá pudo hacer más ante Ludueña.

Erik Pimentel

Erik Pimentel

MAL

Acusó la falta de actividad con el primer equipo. Las pocas veces que fue exigido se le vio sin la agilidad necesaria para cerrar o cortar a tiempo. Es complicado que alguien que lleva tanto tiempo en el banco pueda rendir al máximo nivel.

Pablo Aguilar (82')

Pablo Aguilar (82')

BIEN

El es el primero en ofender al marco rival con un remate de cabeza que salió desviado. Atrás es complicado para él. Mares a un costado y Pimentel por el otro. Mas allá está Paul que es siempre una incógnita defendiendo. Considerando estas condiciones cumplió con creces. No a él le correspondía ir a a cortar aquella jugada de Fidel Martínez pero salió a tiempo a apagar el fuego. Salió lesionado.

Osmar Mares

Osmar Mares

REGULAR

Se la pasa encadenado en el fondo, nula profudidad. Su único arribo se dio hacia el final del encuentro y tampoco fue tan relevante. Fue otro de los que quedaron en el camino ante Ludueña.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

BIEN

Se aplica bien al medio durante gran parte del partido. Se combina bien con Martínez para lograr una mancuerna que dominó esa zona y fue uno de los factores que llevaron a las Águilas a verse bien y encima de Pumas.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

BIEN

Un auténtico motor. Se mueve por doquier y distribuye juego importante hacia el frente. Logra conformar una buena mancuerna con Darwin como aquella que terminó en el gol azulcrema. Si jugara más seguido a este nivel nadie tendría quejas.

Michael Arroyo (72')

Michael Arroyo (72')

BIEN

Tarda en tomarle el ritmo al encuentro pero en cuanto despierta se vuelve un peligro constante. Pudo culminar una buena tarde con la anotación pero le negaron la oportunidad en el último suspiro.

Rubens Sambueza

Rubens Sambueza

BIEN

Uno de los mejores momentos para volver a ser trascendental fue en este encuentro. Jugó casi siempre por derecha, lo hizo bien, reteniendo la esférica y enviando centros al área, pero sin duda su mayor aporte fue el romper su sequía de anotaciones.

Darwin Quintero

Darwin Quintero

MUY BIEN

Sigue a la alza. Se le ve muy rápido, no tan trompicado como en otras ocasiones y aunque los pases no son lo precisos que nos gustaría, fue un dolor de cabeza para los universitarios. Lástima que Palacios le frustrara en dos ocasiones la anotación. Curioso que revive Darwin y ni las luces se Benedetto y Oribe. De esta inconsistencia hablábamos en una ocasión anterior.

Darío Benedetto (67')

Darío Benedetto (67')

MAL

Otro falto de ritmo. Parece tener pies de plomo. Regresa las paredes de forma errónea. Es como si se hubiera disfrazado de Oribe. Solo alcanzó a probar una ocasión al marco. Muy lejos de su mejor versión.

SUSTITUCIONES

Oribe Peralta (67')

Oribe Peralta (67')

REGULAR

La típica lucha y garra que lo caracteriza pero se echó de menos algún remate importante.

Andrés Andrade (72')

Andrés Andrade (72')

REGULAR

Alguna escapada por derecha pero con remate defectuoso. Con veinte minutos por jugar se esperaba algo de mayor profundidad por su banda. ¿Donde quedó el Rifle de la primera mitad de la campaña? Ese marcaba diferencia.

Ventura Alvarado (82')

Ventura Alvarado (82')

REGULAR

Entra por el lesionado Aguilar y no se requirió de su participación en el encuentro.

LÍNEA POR LÍNEA