NidoAzulcrema
Dos tantos de Cuauh, y adiós Cruz Azul

El sábado pasado, en la cancha del Estadio Azul, se dio un encuentro entre jugadores veteranos del América y del Cruz Azul. La idea, despedir dicho inmueble, testigo de múltiples eventos.

El equipo americanista fue representado por exjugadores de los 80, 90’s, y de estos últimos años. En el campo se pudo ver a jugadores como Adrián Chávez, Juan Hernández, Juan Carlos Mosqueda, Andrés Chitiva, Hugo Castillo, Jesús Mendoza, Alvin Mendoza, Matías Vuoso, Israel Martínez, Reinaldo Navia, Antonio Carlos Santos Isaac Terrazas, Alfredo González, Raúl Rodrigo Lara, Germán Villa y, el consentido de todos, Cuahtémoc Blanco. Todos dirigidos por Carlos Reinoso.

A pesar de ser un juego de exhibición, éste fue tomado muy en serio por los elementos en el campo. Ciertamente la rivalidad que existe entre ambos equipos también ayudó a que fuera un juego emocionante y hasta en algunos momentos, violento. Como en partido de béisbol, las bancas se vaciaron en un conato de bronca.

Y bueno, no hubo mejor manera de despedir el hoy Estadio Azul con una típica victoria americanista. El marcador se abrió rápidamente, antes de los 5 minutos, cuando Cuauhtémoc firmaba un penal. 1-0.

Cruz Azul se fue al frente, pero de poco sirvió, al 10′ América ya ganaba 2-0 con tremendo golazo de Jesús Mendoza tras pase de taquito de Blanco.

Al 16′ Hermosillo acercaba a la máquina con gol de penal. Los ex Azulcreman pudieron poner el 3-1, pero Navia la dejó ir. Mientras que los Azules tuvieron el 2-2 en pies del Chelito, pero fiel a su costumbre, el argentino pecho frío la voló.

El segundo tiempo fue de ida y vuelta, con muchos cambios y jugadores cansados. Fue hasta el 78′ que la magia se hizo presente en el Estadio Azul. Cuauhtémoc Blanco tomó el baló, vio que el portero rival estaba adelantado y lanzó su disparo. Golazo con marca de la casa. Hay cosas que no se olvida. 3-1.

A pesar de algunos otros intentos, los veteranos del Cruz Azul volvieron a vivir la pesadilla llamada América. Es así que el fútbol se acabó en el otrora Estadio de la Ciudad de los Deportes.