NidoCine: Fever Pitch

No te pierdas más reciente capitulazo del NidoPodcast, el show semanal para Americanistas Exigentes.

Aprovechando que se viene una nueva fecha FIFA, sacamos del banco de suplentes esta sección que sabemos gusta a nuestros lectores.

El día de hoy les vengo a platicar y a recomendar esta película que fue de mi total agrado. Todo aficionado al fútbol se sentirá identificado en algún momento de sus 102 minutos de duración, y si eres americanista que le tocó vivir los noventa, seguramente te hará recordar aquella larga sequía sin títulos de Liga y el momento cumbre que nos tocó vivir en aquella mágica tarde-noche de mayo de 2002. Ah que recuerdos, nada más de pensar en aquel gol del Misionero Castillo se me pone la piel chinita.

Pero regresando al tema de esta columna, la película de la que hablo es “Fever Pitch” (Amor en Juego) de 1997. No confundir con la película de mismo nombre de 2005 donde actúan Drew Barrymore y el insufrible Jimmy Fallon. No, me refiero a la película inglesa que está basada en el libro “Fever Pitch: A Fan’s Life” de Nick Hornby. La del 2005 toma la premisa del libro y de la película original, pero traslada al Béisbol.

La versión inglesa de 1997 habla sobre el amor que tiene un profesor de música hacia el Arsenal y sus vivencias en el estadio, así de cómo afecta su pasión (totalmente entendible) por su equipo a sus relaciones interpersonales, en específico, con su interés romántico, otra maestra de la escuela en que nuestro protagonista trabaja.

Collin Firth es el encargado de darle vida a nuestro héroe Paul Ashworth. Si eres de los que fueron obligados a ir a ver “El diario de Bridget Jones” por su pareja, seguramente identificas a Collin, aunque todos lo ubicamos mejor como Jorge VI en el Discurso del Rey o Harry Hart Galahad en Kingsmen. Su contraparte es Ruth Gemmell, quien interpreta a Sarah Hughes. Dicha actriz es poco conocida en Latinoamérica ya que sus papeles se han enfocado más a trabajos en el Reino Unido.

La película describe perfectamente lo que es un aficionado al fútbol. La historia de Paul nos muestra cómo se enamoró del fútbol, porque es tan importante para él el Arsenal y lo que está dispuesto a hacer y dejar de hacer para acompañar a su amado equipo. Los acontecimientos de la historia ocurren, mayoritariamente, durante la temporada de la entonces primera división inglesa (histórica para el Arsenal) de 1988-1989.

Todos los que somos fanáticos del fútbol y de nuestras Águilas entenderemos sin dudas. El amor al fútbol y a un equipo es algo personal que conlleva muchos sentimientos. Es difícil entenderlo y por ello, no se debe juzgar. El grado de pasión por una institución no es medible ni comparable, cada uno la entiende y la vive como mejor puede y quiere. Y esta película, sin dudas, es un buen ejemplo.

Por momentos podrá parecer un poco lenta y como que se pierde el hilo, importante recordar que es una película de poco presupuesto de finales de los 90’s, hay que tenerle paciencia, pero estoy seguro, que el final te hará evocar los momentos más eufóricos que te han tocado vivir como aficionado al fútbol.

Por ello, le doy 4 Águilas César de 5:

En México la puedes encontrar en HBO Max, es muy buena opción para cuando acabe el América vs. Tigres del Tour Águila.

Si disfrutaste de este artículo, considera invitar un cafecito a tus amigos de NidoAzulcrema.

Buy Me a Coffee Banner

O si prefieres, puedes dar una propina.

Previous Article

El caso Quiñones – ¿América o Selección Nacional?

Next Article

Tour Águila: América venció 2-1 a Tigres