Miserable eliminación: América (1-3) UNAM

Fuimos de lo sublime a lo ridículo. América, de nueva cuenta, volvió a fallar en Liguilla, y de nada sirvió el superliderato del torneo regular, o tener más de un año sin perder como locales en el Estadio Azteca ¡¡¡DE ABSOLUTAMENTE NADA!!!

Las Águilas volvieron a ser víctimas de sus propios errores, y, por querer acallar las críticas de prensa y afición, Santiago Solari decidió cambiar el parado táctico y la forma de encarar el encuentro, tratando de ser más agresivo desde el comienzo; pero como si fuera una repetición de lo que pasó el torneo anterior en las mismas instancias contra Pachuca, las Águilas no supieron proponer el encuentro de forma más ofensiva sin llevarse una derrota apabullante.

Las formas siempre importan, pero si Solari ya tenía dominado un estilo, que para nada agradaba a la tribuna (o a la “prensa especializada”), pero que al final te da para alcanzar el resultado anhelado, ¿Por qué decides cambiar tu fórmula en etapa de eliminación? Que no te desequilibren o te distraigan las críticas, saca el compromiso y gana el título, el próximo torneo tendrás 10 a 12 fechas para experimentar (pero ya con un título que te respalde) y empiezas a jugar en serio en las últimas 5 y te metes al repechaje, tal y como lo hizo el equipo que hoy nos eliminó.

Pero bueno… hablemos del partido:

El primer tiempo inició totalmente diferente a lo que ambos equipos ofrecieron en el partido de ida, ya que, especialmente, América empezó presionando, y buscando maniatar a los universitarios, a lo que estos pusieron la enjundia necesaria para que se fuera equilibrando el encuentro.

Las Águilas fueron intensamente al frente, atacando constantemente por las bandas, con arribos de Lainez (sin mucho éxito) e inserciones al área por parte de Roger Martínez, por lo que sus esfuerzos se vieron recompensados en una falta en el área sobre el colombiano, que derivó en el gol de Emanuel Aguilera que nos daba tranquilidad y una falsa sensación de un éxito asegurado. Todo era felicidad… ohh que ingenuos eramos.

Pumas, como una fiera herida, adelantó líneas y atacó constantemente por la banda derecha (izquierda desde la perspectiva de la defensa azulcrema), y con un Alan Mozo inspiradísimo, puso 2 servicios de gol que generaron la voltereta auriazul antes de terminar el primer tiempo. Los fantasmas del torneo anterior regresaban.

Lejos de que los azulcremas fueran con todo por el empate, parecía como si tuvieran todo el tiempo del mundo para que todo se arreglara, sin embargo, olvidaron que cuando vas perdiendo, el tiempo corre más rápido, y no parecían llegar respuestas ni de los líderes ni de la banca; los once que estaban en el terreno parecían no tener hambre o necesidad de ir por el empate, sin embargo, los contrincantes tal vez tenían menos talento, pero más… tamaños para buscar un gol más, lo cual se vio coronado con la misma formula de los dos goles anteriores: centro por izquierda y remate a bocajarro.

Todo había terminado.

Sin embargo, quedaban unos minutos, entre 5 y 7, más que suficientes para un equipo como América, que se ha sobrepuesto a peores escenarios, pero no esta versión tan amarga e insípida; pareciera incluso que los azulcremas ya querían que terminara el juego para irse de vacaciones, y su deseo se cumplió.

América caía nuevamente en cuartos de final, decepcionando a todos sus seguidores y alimentando a sus detractores, pero a diferencia del torneo anterior, en esta ocasión se murió de nada, sin intensidad, sin entrega, sin sangre en las venas, sin amor propio.

GALERÍA

ESTADÍSTICAS

TITULARES

Guillermo Ochoa

Guillermo Ochoa

MAL

No pudo hacer nada para evitar la tragedia; interviniendo sólo para sacar los balones del fondo de las redes. Siempre se le ha criticado el no saber salir a cortar centros, y en este partido tal carencia quedó exhibida, ya que los 3 goles de Pumas fueron a quemarropa, pero quedando la sensación de que pudo haber hecho mucho más en esos servicios.

Jorge Sánchez

Jorge Sánchez

REGULAR

Partido discreto de Sánchez, ya que Pumas no atacó tanto por su costado, pero resolvió de buena forma las veces que fue requerido, sin embargo, al frente no aportó prácticamente nada, aun y cuando en el primer tiempo era el único que podía llegar a línea de fondo porque Fidalgo no apareció por derecha. (73′)

Sebastián Cáceres

Sebastián Cáceres

MUY MAL

Otra vez volvió a fallar en partidos decisivos, llegando tarde a la marca en todos los goles, dejando que los centros pasaran sin siquiera presionar un poco a los rivales. El nivel del uruguayo es el más bajo desde que llegó a Coapa. Esperemos no verlo en América el próximo año.

Emanuel Aguilera

Emanuel Aguilera

MAL

Inició bien, atento en su zona, rechazando bien los intentos de Pumas, cobrando de buena forma el penalti que nos daba la ventaja momentánea, pero en cuanto los universitarios empezaron a presionar de verdad, el argentino desapareció, se volvió lento y desubicado, pero al menos era de los pocos que se daba cuenta de lo crítica que era la situación, gritando desesperado a sus compañeros, lamentablemente nadie más se dio cuenta de lo que estaba pasando.

Salvador Reyes

Salvador Reyes

MUY MAL

Eligió el partido de vuelta de los cuartos de final para jugar su peor encuentro. Salvador vino de más a menos en este torneo, y lo de hoy fue escandaloso. No sólo no aportó nada al ataque, si no que todos los servicios de gol salieron por su costado; Alan Mozo lo hizo pedazos y nunca pudo detenerlo.

Fernando Madrigal

Fernando Madrigal

MUY MAL

Lo hemos dicho siempre, sin una buena contención, no aspiras a nada, y en este caso, sabemos que Madrigal no es un escudo, hizo lo que pudo, pero esto no sirvió de nada; mucho esfuerzo y servicios sencillos, sí, pero América perdió el medio campo desde el primer tiempo y nunca lo pudo recuperar. ¿Tan fuera de ritmo estaba Naveda como para ni siquiera tomarlo en cuenta para el segundo tiempo?

Richard Sánchez

Richard Sánchez

MUY MAL

Muy pobre lo presentado por el “Cachorro”, prácticamente inédito en el primer tiempo, tocando sólo 25 veces el balón cuando se supone que es el enlace entre defensa y ataque, únicamente apareciendo en los cobros a balón parado y haciéndolo de forma deficiente. (49′)

Álvaro Fidalgo

Álvaro Fidalgo

MUY MAL

Nuevamente el español pasó de noche; lo ubicaron como volante por derecha y nunca pudo acomodarse en ese costado, tanto que terminaba yéndose al centro o a la izquierda, dejando abandonada su posición y dejándole toda la carga de trabajo a Jorge Sánchez. Sí, fue muy bonita su “ruleta”, pero fue lo único que hizo en todo el encuentro. Si no lo hubiera traído Solari, también tendría sus días contados en Coapa. (91′)

Mauro Lainez

Mauro Lainez

MUY MAL

Mucho de nada por parte de Lainez, ese ida y vuelta que tuvo en encuentros anteriores desapareció por completo. Fue totalmente intrascendente al frente, ya que siempre lo marcaron bien, y las pocas veces que alcanzó a sacar un servicio fueron equivocados; en defensa fue totalmente inexistente, llegando tarde al apoyo de Reyes, lo cual se tradujeron en 3 servicios de gol por ese costado. (73′)

Roger Martínez

Roger Martínez

MAL

Empezó enjundioso, con esa dosis de peligro que suele aportar, provocando el tiro penal que significó el primer gol, pero al igual que el resto del equipo, poco a poco empezó a desaparecer y a ser irrelevante. Lo mandaron de titular para ser el hombre que preocupara a la defensa de Pumas, pero salvo un par de tiros desviados que hizo, volvió a la apatía característica del colombiano.

Henry Martín

Henry Martín

MAL

Con un plantel en el que nadie sabe centrar, tener uno o mil centros delanteros no sirve para maldita la cosa; sólo tuvo una oportunidad real y la desperdició estrellándosela a Talavera en el cuerpo, esta pudo en su momento ser el 2 a 0 que nos hubiera dado virtualmente la clasificación, pero nuestro flamante seleccionado nacional no supo resolver. Anotó un golazo de chilena, pero estaba en un clarísimo fuera de lugar.

SUSTITUCIONES

Sebastián Córdova

Sebastián Córdova

MAL

Cordovita volvió a salir desde la banca, y parecía que quería redimirse después de un torneo patético, corriendo con sentido y poniendo un par de buenos servicios, pero con menos de 10 minutos de estar en el campo, volvió a congelarse cual “iceberg” que es, desapareciendo en los momentos importantes, como ha sido costumbre en los últimos meses. Suena su posible salida ¿Alguien lo extrañaría?(49′)

Miguel Layún

Miguel Layún

MAL

Layún entró a inyectar enjundia y a buscar poner un buen servicio a uno de los 2 centros delanteros, sin embargo, no consiguió ninguna de las dos, perdiéndose en la desesperación del resto de sus compañeros. (73′)

Federico Viñas

Federico Viñas

MAL

Con el marcador en contra, llegó el momento de amontonar gente adelante, por lo que Viñas entró a ver si se encontraba por ahi un centro medianamente rematable o algún rebote o balón perdido, pero como ha sido la constante de este torneo, el uruguayo no recibió ningún balón a modo para poder tirar a gol. (73′)

Nicolás Benedetti

Nicolás Benedetti

Entró como el típico “Ave María” de los equipo que están con el agua hasta el cuello, esperando Solari un milagro de un jugador que disputó menos de la mitad del total de los partidos de este semestre. Obviamente el “Poeta” no tuvo tiempo de hacer absolutamente nada. (91′)

COMENTARIO FINAL

Terminó un desencantado torneo, que empezó con mucha ilusión para la afición azulcrema, pero poco a poco se fueron evidenciando las múltiples carencias que tiene este plantel, mismas que por más buenas intenciones que hubiera, no iban a terminar en algo bueno.

Una eliminación en América es un fracaso, siempre, y esto debe traer consecuencias, cabezas deberán rodar, empezando por la del arquitecto de este patético proyecto, Santiago Baños; de igual forma, Santiago Solari no tiene su puesto seguro, pues quedó muy claro que no sabe encarar Liguillas, y en México, por más puntos que hagas en temporada regular, si no lo coronas en la etapa de eliminación, no sirves de nada. El “Indiecito” ya tiene 3 fracasos consecutivos, por lo que la tolerancia a su trabajo cada vez será menor.

Azcarraga tendrá alrededor de mes y medio para tomar decisiones: ¿Quién se va? ¿Quién se queda? ¿Quién llega? ¿Dónde hay que reforzar? ¿Gastar mucho o gastar poco? Ser la cabeza del equipo más importante de México no es tarea fácil, ya que tienes que responder ante muchos aficionados que estamos muy decepcionados de la triste y aburrida versión de este América.

Que tristeza de equipo, la verdad. Hablando desde lo más profundo de mi ser, como un aficionado azulcrema más, estoy asqueado de este América.

Es frustrante quedar eliminados antes de tiempo, pero, para lo que el América versión Apertura 2021 había ofrecido a los espectadores, hasta cierto punto podemos decir “Que bueno que ya terminó esto…”.