NidoAzulcrema
América imponiendo moda
América imponiendo moda

América dio cuenta del Tiburón por 4-2 en la cancha del “Pirata” Fuente.

El juego debió retrasarse un día a causa de las inclemencias del tiempo y se jugó la noche del sábado en un césped impecable.

Los duelos ante Veracruz suelen adoptar tintes carnavalescos y esta ocasión no fue la excepción. Rojas, volteretas, más rojas y goles por racimos fue lo que nos dejó la visita al cuatro veces heroico puerto jarocho.

PRIMER TIEMPO

Volvió Muñoz al arco. El torneo pasado vivió tanto tiempo entre lesiones y suplencia que por un momento pareció que ya no estaba. Me acostumbré a González y reconozco que me cuesta ver a Moisés en la portería. Es como un recordatorio constante de un ciclo que no quiere cerrarse.

Atrás seguimos con los experimentos. Contra Tigres necesitábamos cinco en el fondo y pusimos a cuatro. Veracruz solo mandó a Furch en punta y pusimos un excesivo quinteto con Pimentel incluído estando Goltz disponible.

Esta ocasión nos pitó Paul Delgadillo, uno de tantos árbitros mexicanos que gustan de los reflectores.

Comenzó el cotejo y ya lo perdíamos antes del quince. Los locales parecían auténticos tiburones en mar abierto. Villalba devoró a Pimentel unos metros fuera del área y bajó el balón para Luna quien engulló a Muñoz de un bocado tras salir entregado a tapar el ángulo y batió con remate cruzado a los centrales que intentaron proteger el marco.

Veracruz dominó tras el gol. Las líneas azulcremas dejaron la sensación de estar separadas por lo que no se conseguía quitar la esférica a los locales.

La noche se hizo más negra al veinte. A Pimentel se le ocurrió que el rincón de tiro de esquina era un lugar propicio para lanzar una barrida temeraria. ¿Le dio al balón? Sí, pero es de esas jugadas innecesarias donde un mal cálculo puede llevar a romperle la pierna al contrario. Delgadillo siguió la jugada con binoculares y determinó desde treinta metros que era expulsión. La revisión de la acción no dejó duda: amarilla –quizá naranja– pero nunca roja.

Hace unos días comenté que lo que América tenía que hacer para disminuir el número de expulsiones era no dar argumentos al árbitro. Una barrida con fuerza desmedida en la zona de esquina con césped húmedo nunca ha terminado con final feliz.

Quedamos con uno menos con setenta minutos por jugar. Desde la banca no llegó algún movimiento en especial. Aunque por la fuerza, de cinco pasamos a cuatro. Pareció cosa del destino considerando que ante Jaguares y Toluca mejoró el funcionamiento en cuanto nos deshicimos de un central.

Mientras tanto, seguíamos naufragando en la cancha y al treinta y seis recibimos otro mordisco con tintes letales. Juan Pérez se lanzó de chilena y la esférica dio en la mano de Pablito. Una jugada muy rápida. La suerte sonrío al tiburón porque el balón cayó a Furch que vulneró el marco de Muñoz con disparo por abajo.

Si algo está haciendo bien el América es predicar el arte del autosabotaje entre sus rivales. Ya lo hizo Toluca y ahora fue el Tiburón el que lo puso en práctica. Luna –autor del primer tanto y amonestado por despojarse de la playera– llegó tarde sobre Sambueza y la doble amarilla de Delgadillo lo mandó con Pimentel.

Pero no fue todo. El peruano Gallese recibió un balón retrasado pero nunca descifró cómo atacarlo. Intentó despejar de izquierda pero el balón salió hacia un costado. Un atento Darwin voló hacia él, recuperó y levantó la vista. Romero la pedía a segundo poste y ahí se la sirvió el colombiano. Chino la empujó y redujo la desventaja antes del descanso.

SEGUNDO TIEMPO

¿Quién si no Pablito? Gladiador eterno. Al cincuenta y dos se elevó en el área jarocha y bajó de cabeza el balón a Romero. Silvio se lució con un recorte sobre el defensor y facturó el empate a dos con alrededor de cuarenta minutos por jugar.

Veracruz estaba empeñado en destruirse a sí mismo. Fernando Meneses dio doble pisotón sobre “Chepe” Guerrero cuando tenía un minuto en la cancha y dejó a su equipo con nueve con el cronómetro en el cincuenta y seis.

Ambriz se decidió hasta el setenta. Mandó a Ibarra al terreno de juego con la misión de hacer trizas por velocidad a lo que quedaba de Veracruz.

Cinco minutos después, Ibarra tocó para Darwin que devolvió la pared con ventaja y el ecuatoriano salió con dirección a Gallese. Algún defensor intentó cerrar pero Renato parece Flash y no lo alcanza nadie. Batió a Gallese con tiro cruzado por abajo y puso el tres a dos.

De cazador a cazado. Veracruz estaba abandonado a su suerte esperando el final del cotejo aunque el cronómetro decía que quedaban quince.

Darwin se quitó a todos al ochenta pero cruzó demasiado su disparo ante la salida de Gallese y se perdió la oportunidad de hacer el gol de la jornada.

Al ochenta y cinco entró William para despedir a Romero y su doblete.

La última y nos vamos. Osvaldo Martínez condujo el contragolpe. Ibarra y Darwin eran opción. Renato quedó en posición adelantada tras la tardanza de Martínez y el balón fue para Darwin quien sin problema eludió a Gallese y marcó el 4-2 definitivo.

ESTADÍSTICAS

stats-vs-veracruz

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

REGULAR

En ciertas jugadas hay protocolos. Si un jugador intenta burlarte a un costado, hay que tirarse por abajo con el guante por delante, no intentar marcar como defensor. Luego reaccionó correctamente en aquel remate cercano y al cuerpo que le mandó Juan Pérez.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

REGULAR

Nula disciplina táctica. Dos veces se dejó caer dentro del área donde normalmente estaría un centro delantero. Siempre recorre a lo largo de la banda. A veces regresa, a veces no. Este siempre trae su carnaval particular.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

REGULAR

Poco que hacer en los goles. Tuvo una adelante que intentó rematar de taco pero sin mucho éxito. El segundo tiempo fue un día de campo.

Erik Pimentel

Erik Pimentel

MUY MAL

¿Queda algo más que decir sobre Pimentel que no se haya dicho ya?

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

BIEN

Tuvo la mala fortuna de que su desvío tras tapar el remate de Pérez quedara a Furch. Cobró revancha con el pelotazo que bajó para Romero que sirvió para el empate.

Osmar Mares

Osmar Mares

BIEN

El autor del pelotazo fue Osmar. Un preciso trazo de cincuenta metros. Por lo demás, es voluntad total con algunos chispazos interesantes.

Daniel Guerrero (70')

Daniel Guerrero (70')

REGULAR

Le castigan bastante. El primer tiempo le dan un pisotón en la rodilla. Parece que no continuará pero el spray milagroso lo devuelve a la cancha para que Meneses le recete otra dosis –ahora doble– de pisotones. Apareció poco conforme el tiburón se fue ahogando en su propio mar.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

REGULAR

Jugó a medio gas. Casi siempre trotando y siendo poco relevante. Apareció con asistencia para Darwin cuando los jarochos habían bajado los brazos. Deja la impresión de que aún no está físicamente al cien.

Rubens Sambueza (90')

Rubens Sambueza (90')

REGULAR

Irrelevante. Participó poco en el accionar ofensivo y su mejor aporte fue provocar la segunda amarilla sobre Adrián Luna.

Darwin Quintero

Darwin Quintero

MUY BIEN

Jugador clave al frente. Asistió a Romero, devolvió la pared a Ibarra y cerró su participación con gran definición.

Silvio Romero (85')

Silvio Romero (85')

MUY BIEN

Volvió la calma. Hizo un doblete y el segundo fue de buena manufactura con aquel recorte a sangre fría antes de patear a gol. Le servirá para calmar las ansias.

SUSTITUCIONES

Renato Ibarra (70')

Renato Ibarra (70')

BIEN

Fue el arpón que mandó Ambriz para sentenciar el encuentro. Aprovechó el espacio disponible e hizo el tanto que devolvió los tres puntos a nuestra bolsa.

William da Silva (85')

William da Silva (85')

Nada que comentar en cinco minutos.

Javier Güemez (90')

Javier Güemez (90')

Mismo caso que William.

LÍNEA POR LÍNEA