NidoAzulcrema
El guaraní salió por precaución

Bruno Valdez no pasó de una simple molestia muscular cuando parecía ser el nuevo capítulo de la epopeya de lesiones que ha tenido el América durante el último año futbolístico.

Corría el minuto 56 del partido contra Querétaro del pasado día sábado, cuando el defensa paraguayo se fue al suelo resintiéndose de su pierna derecha, lo cual no le permitió continuar en el campo de juego, e inmediatamente prendió las alarmas azulcremas que han trabajado horas extras durante los últimos meses, ya que la pieza más importante de la línea defensiva de las Águilas en el presente torneo estaba lesionado.

Afortunadamente, el diagnóstico de los médicos americanistas fue que Valdez sufrió una contractura en el muslo derecho, sin embargo y en una actitud bastante madura, el guaraní no quiso arriesgarse a lastimarse de nueva cuenta y prefirió pedir su cambio, por lo que en los próximos días se valorará si será tomado en cuenta para el próximo partido cuando América visite a los Guerreros del Santos Laguna, o se le dará descanso para que regrese al 100%.

Lo de Bruno Valdez fue una contractura, nada grave, no quiso arriesgar y por eso salió.
Ricardo La Volpe.

Poco a poco se han ido recuperado jugadores que se habían perdido varias semanas de competencia debido a lesiones (Paul, Samudio y Quintero), y el hecho de que lo de Bruno haya quedado en una simple molestia muscular, es lo más cercano a una bendición; por tal motivo Ricardo La Volpe tiene ya más herramientas para cerrar el Clausura 2017 con mucha fuerza, y acercarnos a un mejor funcionamiento colectivo, aunque todavía hay mucho que trabajar.