La decisión de Ibarra complicó traer nuevos refuerzos

El que Renato Ibarra haya decidido no operarse ha complicado el poder hacer movimientos de jugadores. La idea original era darle de baja y buscar al famoso volante derecho pero parece, según ESPN, que no habrán más refuerzos.

Recordemos que el ecuatoriano optó por buscar una segunda opinión puesto que según, en el pasado ya se había operado de lo mismo y no quedó del todo satisfecho. De ahí que esta ocasión haya optado por un tratamiento que lo tendría de vuelta en alrededor de 1 mes.

El que termina jodido es Solari. No tendrá su volante derecho y si bien le va, podrá contar con Ibarra hasta dentro de un mes. La otra opción, según se dice, es mantener a Benedetti quien aparentemente no quiso ir a Mazatlán. Aquí hacemos paréntesis para comentar que habían 2 teorías:

  1. Si el América conseguía un volante derecho en el mercado, Benedetti se iba.
  2. Benedetti decidía si quería irse o no a pesar de que Solari no lo tenga muy en cuenta.

Al parecer, es el cafetalero el que decidió quedarse en Coapa. Es una pena que se les de tanto poder a jugadores de cristal cuando han cobrado mucho y jugado poco. Es cierto que al jugador hay que preguntarle, pero el caso de Benedetti (así como el de Castillo) es especial, por tanto, el Club también debería velar por sus intereses.

Al final, el peor presidente de la historia, seguirá sin darle una alegría a Santiago Solari quien tendrá que seguir improvisando por aquel costado hasta ver si un día le traen a alguien. Lo triste es que ese alguien será el regreso de Leo Suárez.

Repito: esto es lo que pasa cuando te llenas de jugadores de medio pelo pero les pagas como si fueran herederos de las glorias del ‘Piojo’ López.

Qué cansino es lidiar con estos cristales caros.

Related Posts