NidoAzulcrema
Rubens Sambueza Capitan Club América
El nuevo capitán América.

La última conferencia de prensa desde los campos de Coapa reveló un capitán que no parece tener intención de cambiar su forma de juego y un Oribe ansioso por debutar en el Azteca. Si es con un par de goles, mucho mejor.

Sambueza quiere ser ejemplo

Así lo manifestó en los micrófonos de Coapa en los dejó en claro el sentimiento y la importancia de tener portar el gafete de capitán.

Orgulloso de tener la cinta de capitán en un club tan importante. La responsabilidad es doble o triple, saber que soy un ejemplo o tratar de serlo dentro y fuera de la cancha y espero seguir teniendo el mismo carácter, la misma humildad y sacrificio.

De la misma forma, fue cuestionado sobre los temas de indisciplina en los que ha incurrido de manera frecuente en los recientes torneos al discutir con los árbitros y ver cartones rojos y esta fue su reacción:

Está difícil, pero mejor no hablar más con ellos y dedicarme al equipo al cien y por el bien del equipo. Siempre habrá diálogos con los silbantes, pero hablarlo de la mejor manera y respeto de ambas partes. Que sea este torneo más tranquilo al anterior.

En resumen, no se compromete a cambiar ese estilo de juego que lo tiene siempre al borde de las tarjetas. Sambueza, por mucho que sea el jugador más desequilibrante del equipo, no debería portar el gafete de capitán.

Un capitán debe ser un líder, alguien que sepa enfocar su carácter para motivar a sus compañeros e imponer respeto a rivales. Sambueza es muy buen atacante, pero dista mucho de merecer la capitanía. Aunque claro, en América desde hace tiempo se apuesta por jugadores de bajo perfil y por ello es que no existe un real capitán que dirija a la tropa. De hecho, hay 4 capitanes y si uno de ellos es el Topo, queda poco por agregar.

Oribe está ansioso por debutar en el Azteca

La contratación bomba de las Águilas para el actual torneo se manifestó con deseos de debutar en el siempre mítico Estadio Azteca con las Águilas.

Estoy ansioso de jugar ya en el estadio Azteca con la playera del América, estoy listo y en el mejor momento de mi carrera para responder de la mejor forma aquí, en América.

En la conferencia de prensa también quiso aclara el tema de hace unos meses cuando declaró decía que el América era un equipo cualquiera. Ahora quiso rectificar diciendo que a lo que se refería es que enfrentar a las Águilas era como enfrentar a los demás equipos (?).

Si, Oribe, si.

A pesar del lapsus, se muestra comprometido con la causa azulcrema y está consciente de la responsabilidad que tiene con la institución.

Toda mi vida he estado presionado, siempre se me ha exigido, entonces estoy listo. Me he sentido muy bien, muy cobijado, muy agradecido por todo el apoyo que me han brindado, además estoy muy a gusto en la ciudad, en todos aspectos en el club y eso será fundamental.

De Oribe, como ya hemos dicho antes, esperamos compromiso y goles. Sabemos que colores ama y está bien, lo que importa es que siga luchando los balones así como en el juego ante León. ¿Quién dice que en una de esas no se termina convirtiendo en águila? No sería el primero. Que un Azteca pletórico coree tu nombre en clásicos, liguillas y finales no es algo que se viva todos los días y eso, puede sacarle plumas de Águila a cualquiera…

El traspaso de Jiménez sigue en espera

América sigue estudiando ofertas y quiere a toda costa retener al jugador seis meses más. Pudiendo ser Michael Arroyo el compañero de Oribe o el mismo Martín Zúñiga, no se entiende el deseo de contar con Jiménez un último torneo, especialmente si su cabeza va a estar más enfocada en su nuevo club que en América.

Mientras tanto, se perjudica la planeación de la estrategia porque es complicado armar un esquema con Jiménez de titular para que en quince días termine yéndose, o no ponerlo de inicio porque “se puede ir y no tiene caso considerarlo de titular”.

Es increíble como América, aún con dos meses para planear los refuerzos, definir altas y bajas sigue con esta clase de situaciones cuando el torneo ya está en marcha. Cabe recordar que si se va Jiménez, se ocuparía la última plaza de extranjero disponible y que a este paso, debutaría en la fecha 10 en lo que llega, se pone al parejo de sus compañeros, se adapta a la ciudad y demás.