Jardine y un experimento fallido

No te pierdas más reciente capitulazo del NidoPodcast, el show semanal para Americanistas Exigentes.

América sufrió una vergonzosa derrota 4 a 1 en la Leagues Cup, de acuerdo a Edgardo Avelar del diario AS México la última vez que el conjunto de Coapa recibió cuatro goles fue en la fecha cinco del torneo Apertura Guardianes 2020 cuando los Gallos Blancos de Querétaro derrotaron a las Águilas 4-1 en el Estadio La Corregidora.

Volviendo al partido contra Columbus Crew, es verdad que el conjunto de la MLS era un rival más serio que St. Louis y tenía elementos muy interesantes como Cucho Hernández, Juan Camilo Hernández y Cristian Ramírez que fueron determinantes, pero no deja de sorprenderme que Jardine aplicará un experimento con jugadores que han sido muy cuestionados en el pasado.

De entrada, cambió su alineación de un 4-3-3 a un 4-2-3-1 sentando a Henry Martín, Jonathan Dos Santos y Sebastián Cáceres para dar ingresó a Miguel Layún, Zendejas y Néstor Araujo; cuando la situación era adversa ingresó a Henry, Jona, Brian Rodríguez y Emilio Lara, pero poco pudieron hacer, el caso de Lara magnificó el desastre y por ello tenemos que empezar por su situación.

¿Qué esperamos de Emilio Lara? ¿Cuándo piensa madurar futbolísticamente? El jugador ya tiene 21 años, pero vemos errores dramáticos al momento de defender, de marcar o tan siquiera pararse bien en su posición de lateral derecho; ayer protagonizó dos pifias que terminaron en anotaciones para Columbus; marcó al jugador equivocado en el tercer gol y jamás alcanzó a Moreira en la cuarta anotación. 

¿Por qué hay tanta fe en Layún? Ayer que jugó de volante por izquierda, simplemente basta con preguntar ¿Cuántas veces centró bien? ¿Cuántas veces llegó a línea de fondo para centrar? O ¿Cuántas veces intentó el 1 contra 1? Esa posición exige que de alguien que sea veloz y regateador, y evidentemente Layún no cumple con estas condiciones y la pregunta es ¿Por qué jugó ahí a pesar de sus deficiencias? ¿Qué tan malo es Brian Rodríguez si no le puede ganar a Layún?

Zendejas y Leo Suárez no pueden jugar juntos porque se estorban continuamente y la posición de Suárez atrás del delantero dejó mucho que desear más allá de un gran pase a Quiñones, de Zendejas probablemente ya vimos su mejor versión y su destino es la banca porque Suárez ha mostrado mejores cosas.  

De Néstor Araujo, vimos una y otra vez los mismos males que mis compañeros de NidoAzulcrema señalan semana a semana, lento para cubrir a delanteros y con muchas dudas; el primer gol de Cucho Hernández cayó gracias a que Araujo se quedó en tierra de nadie, ni cubrió al delantero y ni fue un obstáculo para tapar el tiro.

El resultado de ayer es responsabilidad de Jardine por el simple hecho de experimentar con jugadores que ya demostraron que no están a la altura de las circunstancias, tal vez puedan ganarle a Puebla porque es un desastre, pero cuando se topa con un equipo más serio, técnica y tácticamente los resultados ya los vimos.

Es exagerado pedir la destitución o condenar a Jardine a un fracaso, tiene menos de dos meses en el cargo, demostró cosas interesantes con San Luis y posee la experiencia para cumplir con las altas exigencias de un equipo, ejemplo la selección olímpica de Brasil, pero no me deja de causar malestar en ver que alguien muy capacitado confíe en jugadores que con solamente ver sus partidos uno da cuenta que no están a la altura de lo que exige el club América.

Finalmente, experimentar no es malo porque es trabajo del técnico conocer el rendimiento de cada uno de sus jugadores, pero esperar algo diferente insistiendo en jugadores como Layún, Lara y Araujo es un ejercicio inútil y pone entredicho las capacidades de Jardine, esperemos por el bien de todos haya mayor seriedad en la Leagues Cup pero sobre todo en la Liga MX.

Si disfrutaste de este artículo, considera invitar un cafecito a tus amigos de NidoAzulcrema.

Buy Me a Coffee Banner

O si prefieres, puedes dar una propina.

Previous Article

¡Vaya ridículo!: Club América 1 vs. 4 Columbus Crew

Next Article

Con lo mínimo: Chicago Fire 0 vs. 1 Club América