NidoAzulcrema
El Coloso y sus tácticas de defensa
El Coloso y sus tácticas de defensa

En los años recientes han ocurrido dos fenómenos que América intenta combatir con el fin de defender tanto nuestra casa como el orgullo americanista.

El primero de ellos son los ‘goyazos’ que han intentado llevar a cabo los de la UNAM cuando visitan el Azteca.

He aquí un breve recordatorio por si alguien no lo recuerda:

Consiste en que los seguidores auriazules se coordinen en un determinado minuto para todos gritar su palabra de 4 letras e intentar imponer un récord (que a nadie le importa) “del goya más fuerte de la historia”.

La situación está en que el estadio Azteca normalmente lo impide haciendo uso del sonido local quitándole fuerza a lo que intentan los del Pedregal. Esto conlleva a multas económicas para el equipo puesto que no se permite hacerlo cuando el balón está en movimiento.

Aún así, América y el Azteca hacen su parte para evitar que en nuestra casa se impongan récords, por muy irrelevantes que sean.

En lo particular me agrada y que lo hagan siempre que sea posible. Está bien que los “universitarios” no ganen mucho y quieran tener alguna pequeña alegría, pero si se puede impedir y defender nuestra casa, que así sea.

Las “invasiones” de Tigres

Otra afición que también intenta hacer de las suyas es la de Tigres “invadiendo” estadios.

Siempre han amenazado con hacerlo en el Azteca pero las Águilas toman precauciones y misteriosamente en ese partido incrementan el precio de los boletos de forma notoria.

Aquí debajo ponemos un comparativo con imágenes de los últimos 2 partidos de las Águilas y los precios ante los norteños.

Click para ampliar
Click para ampliar
Click para ampliar
Click para ampliar

Esta medida es una espada de doble filo: se ahuyenta a los visitantes, pero también a los locales.

Por una parte está bien, pues en Monterrey tampoco es fácil para los azulcremas acceder al Volcán.

Por otro lado, ¿realmente se tiene temor a una invasión? ¿de cuánta gente hablamos? ¿diez mil? ¿veinte mil? al Azteca le caben alrededor de cien mil espectadores por lo que una hipotética invasión tampoco debería tomarse tan en serio.

Finalizo con mi postura en ambos temas:

Los “goyazos” se deben apagar siempre. Es nuestra casa y se debe respetar.

Las “invasiones” son irrelevantes para mí aunque América como negocio también tiene derecho al “día del club” (subir los precios en función del rival ó afición) y deciden utilizarlo ante Tigres (o los clásicos que se jueguen de local).

No es algo que guste, pero América no es una institución de beneficencia. Al final, todos los equipos hacen lo mismo. En provincia no hay piedad con los precios para cuando visitan las Águilas.

¿Qué opinión tienes sobre las medidas que toman las Águilas para “mantener a salvo” el Azteca? ¿Recuerdas alguna otra?