NidoAzulcrema
debate_fracaso
No se ganará nada con este entrenador

Las Águilas del América han quedado eliminadas, de manera triste, de la Copa MX Clausura 2017.

Para la era Ricardo La Volp,e es el cuarto fracaso tras ser eliminado de la Copa MX Apertura 2016 por las Chivas, perder la final del Apertura 2016 ante Tigres y quedar cuarto en el Mundial de Clubes 2016.

Lo malo no es quedar eliminados, es algo que pasa muy seguido, el problema es que ante Xolos se perdió sin mostrar el más mínimo amor propio ni algo de fútbol.

Asimismo, la Copa Mx es un torneo que se la ha complicado al América desde que esta competencia se reinstauró:

  • Copa Mx Apertura 2012: Eliminado en fase de Grupos. El equipo dirigido por Miguel Herrera llegó hasta las semifinales en la Liga.
  • Copa Mx Clausura 2013: Eliminado en Semifinales ante el Cruz Azul en penales. En la Liga, al mando del Piojo, se logró el campeonato al vencer al propio Cruz Azul en la misma instancia.
  • Copa Mx Apertura 2016: Eliminado nuevamente en Semifinales y en penales, pero ahora por las Chivas. La Volpe firmaría esa noche su primer fracaso como estratega americanista en su segunda etapa. En la Liga cayeron en la final ante Tigres.

Como vemos, en las tres participaciones previas tampoco se logró el titulo de la Copa MX aunque la participación en la Liga lavó los fracasos coperos.

Ahora bien, abrimos nuevamente el foro para que, conociendo los antecedentes, preguntar:

¿Qué tan grande es el fracaso copero en el Clausura 2017?

Desde mi perspectiva, es un rotundo fracaso tomando en cuenta que hasta Ignacio Ambriz ganó algo con el América. Asimismo, La Volpe suma y suma torneos perdidos y lo peor de todo, es que el equipo no está jugando a nada. Es increíble que una escuadra como el América sume ya varios partidos sin generar jugadas de peligro. Si no es a balón parado no hay manera de acercanos al marco rival.

El América no está para estos papelones y si hubiera algo de coherencia en Coapa, Ricardo La Volpe no debería estar en la banca ante Necaxa.

Sin lugar a dudas, el fracaso es grande.