Cristian Cedrés es candidato a llegar al América

A menos de 2 semanas de que termine el mercado de fichajes del futbol mexicano, América seguiría buscando ese último refuerzo que tanto ha solicitado Santiago Solari, y tras haberse manejado únicamente un solo nombre, habría surgido un segundo candidato.

El español Cristian Cedrés es la nueva opción para cubrir el puesto dejado libre por Renato Ibarra y Leo Suárez, y la principal diferencia que hay entre la llegada del ibérico y la caótica negociación que se ha gestado por el venezolano Darwin Machís, es que Cedrés llegaría al América totalmente gratis.

Cedrés es un extremo/volante de 25 años, surgido de las inferiores del Real Madrid, donde en su momento fue dirigido tanto por Santiago Solari, como por su auxiliar Santiago Sánchez. Su último equipo fue el UD Las Palmas de la liga española, donde a finales del año pasado sufrió ruptura de ligamentos en una de sus rodillas, situación que lo mantuvo marginado de las canchas por poco más de 6 meses, situación que derivó en qué hace apenas unos días, el club y el jugador llegarán a un acuerdo para rescindir el contrato de Cedrés, mismo al que le restaban 2 años.

Cedres se destaca por su movilidad y dinámica, sabe moverse sin balón y sabe llegar por sorpresa por ambos costados, tiene una educada pierna derecha y gusta mucho de encarar a sus rivales; si bien no es un gambetero natural, tiene un cambio de ritmo que desbalancea a los defensas rivales. No es un volante goleador, pero gusta mucho de involucrar a sus compañeros con triangulaciones y combinaciones rápidas.

Sin embargo el hecho de tener más de 6 meses sin jugar lo convierten en una apuesta arriesgada (por más de que llegara libre al América), y con la experiencia de contratar jugadores propensos a lesionarse, lo más inteligente que podría hacer la directiva es buscar otro candidato para cubrir la vacante de extranjero, aunque teniendo el tiempo encima, no hay mucho margen de maniobra.

La directiva debe entender que no se debe contratar jugadores solo por contratarlos, deben analizar el aporte real que los futbolistas le pueden dar al equipo, y no jugarse un volado con un elemento que tiene medio año inactivo y con una lesión muy considerable a cuestas, de la cual todavía no se sabe si quedó totalmente recuperado; pero en tiempos de Santiago Baños, podemos esperar cualquier cosa.

Related Posts