NidoAzulcrema
Lo rajaron a Pablito

Día triste.

La apelación (a la que no tenían derecho los árbitros) ha procedido y el paraguayo Pablo César Aguilar dejará un año las canchas.

Aquí debajo se encuentra el Comunicado Oficial de La Liga:

Con respecto al recurso de apelación presentado por la Comisión de Árbitros, la Comisión de Apelaciones informa lo siguiente:

De conformidad con el artículo 2 que rige las actuaciones de esta En su lugar, ha determinado sancionar a los jugadores Enrique Triverio del Club Toluca y Pablo Aguilar del Club América con un año de suspensión y una multa de 450 UMAS por haber infringido el artículo 18 inciso n) del Reglamento de Sanciones.

¿Qué procede ahora?

Pablo Aguilar y el Club América tienen la posibilidad de recurrir a la FIFA y/o al TAS para intentar reducir la sanción. Esto queda en manos de ellos y sus habilidades para presentar pruebas.

Lo que es lamentable, es que hayan esperado a que fuese un jugador de las Águilas el involucrado para ahora sí, dejar caer “todo el peso de la ley”. Hemos visto a jugadores de Tigres, Pumas y Monarcas encarar de formas similares a los árbitros pero ahí no hubo consecuencias.

El semestre ha sido una pesadilla. Nos ha pasado de todo.

Cuando Cecilio empezaba a ser la luz, se lesionó.
Ibarra es nuestra arma por derecha y lo rompieron.
Pablito se equivocó y merecía sanción, pero no de un año.

Al final hemos perdido dos pilares del equipo mas la ausencia de Edson Álvarez por convocatorias a sub-20.

Por mi parte, doy apoyo absoluto a Pablito.

Se equivocó. Eso lo sabe él mas que nadie. Los 10 partidos eran suficientes. Un año de suspensión puede terminar la carrera de un jugador. Se pierde forma física, se pierde ritmo de juego, se pierde todo.

¿Que debió pensar antes de actuar? Sin duda. ¿Que merecía castigo? Sin duda. Ya estaba perfectamente dictaminado.

Ahora resultó que una comisión como la de los árbitros que no puede apelar dictámenes de la Liga sí pudo hacerlo.

¿Te acuerdas cuando en 2007 nos cambiaron el reglamento a medio partido ante Arsenal de Sarandí por la Copa Sudamericana?

¿Recuerdas cuánto detestamos a los sudamericanos por eso?

Pues aquí en México están haciendo lo mismo, pero eso sí, cuando nos toca ser los perjudicados, ahí nos sentimos muy, pero muy ofendidos.