NidoAzulcrema
Adivina quienes están de vuelta
Estamos de vuelta

Volvió la actividad a Coapa tras el breve período vacacional para los futbolistas que no forman parte de alguna selección nacional.

Richie y Nacho hablaron para los medios con miras al próximo semestre futbolístico y dejaron temas para comentar y en el caso de Peláez Linares, criticar. Faltaba mas.

Bombas, una historia sin fin

Tal parece que Peláez detesta el tema y justifica sus decisiones con todo argumento que tenga al alcance. Por ejemplo:

No tenemos que traer jugadores de renombre, cuando se dan los resultados y objetivos. Tenemos que contratar gente con ganas de hacer las cosas, que trabaje y se adapte a un esquema.

¿De qué resultados y objetivos hablas, Ricardo?

En Coapa empieza a surgir una terrible distorsión de la realidad.

Ser eliminado en semifinales dos torneos consecutivos no es un resultado positivo. Tampoco se consiguió mejorar en el aspecto de la disciplina.

Pero más importante aún, ¿de dónde surge la creencia de que un jugador con cartel no va a «trabajar y adaptarse» al sistema?

Las estadísticas indican que no tenemos por qué traer gente de gran renombre que no va a tener el compromiso y a aportar lo que pretendemos.

Insisto, ¿qué estadísticas? ¿Calificar siempre a liguilla? En América siempre es obligación. No es ningún logro. El equipo más grande del país no puede considerar dentro de sus “resultados” el calificar a la liguilla. El plantel que tiene América es suficiente para estar entre los primeros ocho toda la vida.

Es el año del centenario y logramos el campeonato de CONCACAF. Logramos el título que trasciende a diciembre y nos mantiene campeones de la zona y viene el mundial de clubes.

Corrección: el año del Centenario inicia oficialmente el 12 de Octubre de 2016 y termina en la misma fecha de 2017.

Los torneos Apertura 2016, Clausura 2017, Copa MX y Mundial de Clubes 2016 son los títulos en juego en el año del Centenario.

Queda claro que el Peláez FC es una cosa y el Club América, otra.

Línea de cuatro o de cinco

La incorporación del paraguayo Bruno Valdez a las Águilas abrirá nuevas opciones al esquema del timonel Ambriz:

Me da más posibilidades y lo hemos plasmado en las pláticas. Poder jugar con una línea de cinco y tenemos a cuatro carrileros. Tenemos variantes para hacer que el equipo compita de la mejor manera.

Nunca he sido partidario de la línea de cinco, pero cualquier formación que termine con la estrategia del contragolpe es bienvenida.

Vuelve Carlos Rosel

Se confirmó el regreso del volante derecho a las Águilas tras jugar en el ascenso con Atlante.

Dice Ambriz que busca mayor profundidad por los costados y que tanto Renato Ibarra como el juvenil pueden ofrecérsela dado que gente como Arroyo o Sambueza juegan más «hacia adentro».

Ventura podría quedarse

Se le está buscando acomodo en la MLS pero en caso de no concretarse, el mexicano-estadounidense se quedaría con las Águilas.

Es curioso que tanto él como Pimentel ofrecieron un bajo rendimiento, se colocaron como transferibles y al final podrían continuar como los suplentes de Goltz y Aguilar.

¿Cuándo llegan todos?

Silvio Romero ya reportó. Se esperan para los últimos días de Junio a Renato Ibarra (20), Bruno Valdez (23) y Miguel Samudio (28).

Otros futbolistas como Michael Arroyo, Paul Aguilar y Oribe Peralta tendrán una semana de descanso –según ESPN– tras finalizar la participación en Copa América.

En Guayaquil quieren a Arroyo

El Barcelona de Guayaquil quiere de vuelta a Miky Junior pero su situación económica no goza de buena salud, así lo reveló el vicepresidente deportivo Alfaro Moreno.

Los barcelonistas quieren que venga Michael Arroyo y yo soy el primero. Hay que ser sincero que preguntamos por él (Arroyo al América) y nos contestaron que tienen una oferta del Monterrey por $8 millones y el América dijo que no.

Nosotros no tenemos ni un dólar para darle, entonces lamentablemente es una pena, pero es un jugador que hoy escapa de nuestra economía.

Tal parece que los goles que se ha mandado Miky en cotejos de alto voltaje han seducido a más de uno.

¿Qué tal?