NidoAzulcrema
Darwin marcó el tanto de la victoria

El conjunto de Miguel Herrera inició con victoria el Tour Águila ante el Santos del ‘Chepo’ de la Torre.

Siendo un cotejo de pretemporada, más importante era conocer la propuesta de Miguel que el resultado. Ganar siempre viene bien, pero de mayor relevancia era saber si el típico 5-3-2 que caracterizó la etapa anterior del Piojo haría su triunfal regreso.

De momento, podemos decir que la lógica se ha impuesto y esa formación quedó en el baúl. América saltó a la cancha con un claro 4-4-2 con doble contención y con cada jugador en la posición que domina.

LOS GOLES

Tripleta de buena manufactura. El gol de Alejandro Díaz fue producto de una combinación que pocas veces se ve en América.

Diego Láinez también debutó como goleador tras rematar de media distancia cerca del poste y Darwin Quintero cerró la cuenta tras doble faena al defensor y posterior remate entre las piernas de Orozco.

ASPECTOS DESTACABLES

Formación: El 4-4-2 con doble contención es como está diseñado el plantel del América para funcionar mejor y estas son algunas de las razones:

Paul Aguilar no necesita abandonar su sitio con el pretexto de ofrecer apariciones sorpresa por la banda en terreno enemigo para luego no regresar a tiempo y dejar maltrechos a sus compañeros.-

William se vio distinto. La presencia de Guido Rodríguez hizo funcionar mejor al brasileño dado que en lugar de corretear rivales como fue durante las épocas de Ambriz y La Volpe, fungió como una especie de enlace. Sus corridas fueron a lo largo de la cancha y no a lo ancho. Si no marcó gol es por su terror a pegarle de derecha, pero se vio un William libre, ofensivo y menos atrabancado. Si esto es lo que nos espera en el semestre, bienvenido sea. Tendremos una contención que pinta para dar alegrías.

Guido Rodríguez jugó poco más de una hora y la diferencia entre tener jugadores grises de poca presencia a tener un contención en toda la extensión de la palabra es refrescante. Y malo con los pies no es, él dio inicio a la triangulación que derivó en el gran gol del ‘Wero’ Díaz.

Lainez igual que lo conocemos: arrastró el balón de buena forma y fue difícil que se lo arrebataran, pues su baja estatura la utiliza para cubrir y casi envolver el balón con su cuerpo. Al inicio se llevó alguna llamada de atención de parte de Romero para que no pecar de individualista lo cual le vendrá bien, que la vista hay que tenerla al frente para aprovechar los movimientos de los compañeros. Es algo que aprenderá conforme pasen los meses. Recordar que recién cumplió 17 en Junio pasado.

Ibarra reapareció y fue difícil no alegrarse. Se le ve en excelente forma física aunque quizá le falta recuperar su máxima velocidad. Su banda estuvo transitada por lo que no se vio alguna carrera importante pero se brindó en la cancha y es cuestión de tiempo para verle volar de nuevo pegado a la raya.

Alejandro Díaz definió de gran forma para abrir el marcador aunque perdió protagonismo tras el gol. Fue un ‘nueve’ clavado siendo Silvio Romero el jugador con libertad para bajar a tres cuartos de cancha. El argentino se vio motivado y con disposición para presionar la salida rival así como conducir desde tres cuartos hacia el frente.

Darwin Quintero fue una revelación. Lleva sumergido en aguas turbias con el tema de si se va o se queda, pero ayer se dedicó a jugar y se le vio como en sus mejores tiempos: veloz y gambetero. Marcó el tanto de la victoria tras arrastrar el balón a toda velocidad y sacarse de encima con par de recortes al defensor y tocar por abajo para batir al arquero. Pudo conseguir el segundo pero Orozco estuvo atento para repeler el remate. Es pronto para decirlo, pero esta versión de Quintero es la que sirve y si se tuviera la certeza de que por lo menos jugará así la mitad de los partidos, bienvenido sea para quedarse. El problema es que no se sabe si fue flor de un día. Si algo tiene como positivo Herrera, es saber motivar, y quizá él pueda por fin devolver a Darwin a su mejor forma. El tiempo dirá.

COMENTARIO FINAL

Hacía tiempo que no se marcaban tres anotaciones en jugada. Esta vez no hubieron remates de cabeza sobre la raya o ‘punterazos’ milagrosos si no goles de calidad.

Y sí, los goles valen igual sean ‘bonitos’ o ‘feos’, pero los goles vistosos normalmente son producto de un buen funcionamiento, y si tienes buen funcionamiento, tienes mayores oportunidades de ganar.

De momento, América se vio bien, con una formación adecuada para el estilo de jugadores que se tienen. Las Águilas necesitan reinventar su juego, recuperar el nivel de varios jugadores y por lo visto hasta ahora, parece que se está sobre el camino adecuado.

El reto será ganar en consistencia, que un buen partido se puede tener cualquier día, jugar bien casi todos los encuentros es lo difícil.

El Tour Águila continúa el Sábado 8 de Julio ante Puebla.

TU OPINIÓN

¿Qué te pareció el cotejo? ¿Algo te causa ilusión? ¿Es más de lo mismo? ¿Seguimos necesitando algún otro refuerzo?