NidoAzulcrema
El Pipa se estrenó como goleador azulcrema.
El Pipa se estrenó como goleador azulcrema.

La nueva era del América comenzó con el pie derecho al golear por marcador de 5-2 al Monterrey en partido disputado en la ciudad de Houston, Texas.

Gustavo Matosas mandó a la cancha a Muñoz en la portería. Aguilar, Goltz, Aguilar y Samudio conformaron el aparato defensivo. Pellerano, Velasco, Dávalos y Sambueza jugaron en la mitad del terreno. La delantera la conformaron dos viejos socios: Peralta y Quintero.

Se está haciendo una buena costumbre llenarle la canasta a Rayados. En otras épocas solían pintarnos la cara por lo que es positivo darles lecciones de manera continua.

El cotejo hay que tomarlo como simple preparación nada más. Lo más importante era saber como estaba el equipo con miras al inicio del torneo. La intensidad con la que jugaron prácticamente todos –excepto Velasco– nos deja tranquilos para recibir al León el próximo Sábado en punto de las cinco de la tarde en el Estadio Azteca.

GOLES

  1. Moisés Velasco (1′): Aprovecha un balón dentro del área para fusilar a Jonathan Orozco de pierna derecha.
  2. Darwin Quintero (53′): Se estrena como goleador azulcrema de cabeza al cruzar la esférica al poste más lejano del arquero.
  3. Darío Benedetto (63′): El Pipa prende de volea en el área chica un magnífico centro de Pablito y la manda a guardar.
  4. Israel Dávalos (70′): La desfachatez del chico reditúa con un gran gol de zurda luego de recortar dentro del área y mandarla pegada al poste derecho del portero.
  5. Cristian Pellerano (87′): Cierra la cuenta con un suave toque al balón por encima de la barrera en los linderos del área.

LOS NUEVOS

La mayor curiosidad de este encuentro era recibir una muestra del alcance del poderío ofensivo del equipo y no decepcionaron. Insisto, siempre tomando en cuenta que fue un duelo amistoso.

Miguel Samudio: Se le nota mucho más oficio defensivo que a Mares e incluso a Layún. En el ataque no luce tanto aunque tiene la oportunidad de escaparse y sacar un bombazo que Orozco logra salvar. Pinta bien. Quizá sus desbordes no sean tan frecuentes como los del excapitán azulcrema pero tiene fútbol en los pies.

Cristian Pellerano: Aparece poco en el trámite del encuentro. El balón no transita por su zona con frecuencia por lo que más allá de un par de intervenciones en ambas áreas, no fue determinante para la construcción de fútbol. Eso sí, cobró de forma majestuosa el tiro libre que puso cerrojo al marcador.

Darwin Quintero: Un Científico muy participativo. Se mueve por ambas bandas, inicia las jugadas en tres cuartos de cancha y hasta de se da el lujo de hacer un gol de cabeza. Como es normal, se entiende muy bien con Oribe. Dará muchas alegrías.

Darío Benedetto: Quedaron patentes su velocidad y técnica individual. Se perdió un par de goles claros quizá por la ansiedad de estrenarse pero a la tercera no perdonó con aquel potente disparo de zurda. En general ofreció un buen partido. Nunca se quedó estático y fue un dolor de cabeza constante para Rayados. Habrá que ver si es titular o cambio de lujo.

COMENTARIO FINAL

Un par de apuntes:

La capitanía
Después del incidente de Paul Aguilar, no sabemos que pretenden Peláez y Matosas al darle el gafete de capitán. Totalmente inmerecido. Especialmente habiendo hombres como Sambueza o Muñoz en el terreno de juego quienes han demostrado profesionalismo. Para darle una nueva oportunidad no había que mandarlo a la cancha con el distintivo en el brazo. Aunque cabe aclarar que en América la capitanía no la usan los líderes si no aquellos que necesitan segundas oportunidades como en su momento se le dieron a Daniel “Rolfi” Montenegro o Francisco “Maza” Rodríguez.

Moisés Velasco
Este jugador es increíble. En pretemporada suele marcar uno o dos goles e “iniciar bien”. Pero después, se pierde, no marca, no crea, no funciona. Es increíble que haya seguido en Coapa para el Clausura. Fue tan malo su accionar que no importó su gol al primer minuto, se fue antes de media hora porque no pasaba nada con él.

Inicia la era Matosas
Así pues, América inicia una nueva era en este 2015 bajo el mando de Gustavo Matosas. Se comienza con el pie derecho, haciendo goles y jugando especialmente bien en la segunda mitad. Aunque reitero, fue un partido de preparación en el que la primera parte la ganaba Monterrey 2-1 y no fue si no hasta que empezó el concierto de cambios Rayados en el tiempo complementario cuando las Águilas perforaron la meta enemiga una y otra vez.

La verdadera competición para las Águilas comienza el próximo fin de semana con una sola misión: buscar el bicampeonato.