NidoAzulcrema
El diez está on-fire
El diez está on-fire

América se encuentra a noventa minutos de disputar una nueva final tras adquirir ventaja en el duelo de ida con gol de Osvaldo Martínez.

La liguilla es peculiar. Se ha visto en numerosas ocasiones que obtener una diferencia amplia en el marcador deriva un duelo de vuelta con los vencedores relajados y los derrotados sin nada que perder volcándose al ataque y poniendo en riesgo la calificación de los primeros.

Si bien no es definitiva –o quizá termine siéndolo–, el resultado no invita a la relajación por parte del cuadro azulcrema por lo que habrá que salir a la cancha de Rayados con la misma intensidad y sellar el pase.

Se ganó bien. El marcador pudo ser 5-3 pero los arqueros también juegan y protegieron los marcos con solvencia.

PRIMER TIEMPO

Iniciamos con sorpresa en la formación. Sambueza se quedó en la banca porque es así como se educa a los jugadores. Si Ambriz quiere ganar algo más de autoridad, tendrá que ser de esta forma. Es cierto que Rubens no sobra en la cancha pero que se de cuenta de que indispensable no es.

William tomó el lugar del catorce junto con Martínez y Guerrero. Arroyo y sus pobres prestaciones en partidos recientes también se quedaron en el banco. La idea de colocar al brasileño era el complicar el tránsito de la ofensiva rayada con dos hombres de ida-y-vuelta como él y Martínez junto con otro de corte más defensivo como Guerrero.

Entonces silbó Fernando Guerrero y el recién renovado Pablito pidió los reflectores. En los primeros cinco minutos le dio tiempo de defender por arriba, por abajo, subir a cabecear y regresar para barrerse e impedir un centro al área.

Goltz cobró un tiro libre al diez. Buscó sorprender a Orozco pero el arquero no abandonó su poste y controló la esférica.

Rayados no se quedó atrás. Hugo González debió estirar las manos y enviar a córner tras la media vuelta de Carlos Sánchez que amenazó con abrir el marcador.

Luego fue América tras un cuarto de hora. Rifle escapó por derecha, levantó la vista y envió un centro al segundo poste que Darwin no alcanzó por dos centímetros. Dejó la impresión de que fue con mucha fuerza el pase.

Rayados volvió a la carga al veinte cuando Edgar Castillo dejó hombres en el camino, hizo una «pared» con Cardona y se metió hasta la última zona. Sacó disparo de zurda pero González volvió a salvar el marco azulcrema cuando parecía vencido. Buenos reflejos de Hugo.

Al treinta y dos parecía que se abría el marcador. Un centro desde la derecha se paseó por el área hasta encontrar Pablito quien se tendió de cabeza intentando tomar a contrapié a Orozco pero el arquero reaccionó antes de que la inercia de moverse hacia el otro costado fuera irreversible y salvó su meta con manotazo de izquierda.

Otra vez Orozco al treinta y ocho. Martínez sirvió para Andrade que remató de primera intención estando fuera del área y obligó al cancerbero rayado a estirarse para evitar la caída de su marco.

El árbitro mandó a todos a descansar tras cuarenta y cinco minutos de intensidad.

SEGUNDO TIEMPO

Andrade levantó la vista hacia el área. Vio a Martínez detrás del punto de penal y le pasó la esférica por alto. El paraguayo aprovechó la tibia marca de Efraín Juárez, controló y fusiló por abajo a Jonathan Orozco para abrir el marcador apenas al cuarenta y siete. Anda en plan grande el diez.

El reloj indicó que era el cincuenta cuando Darwin se metió al área y cruzó un bombazo que Orozco desvió cuando parecía que era el segundo de los emplumados.

Darwin escapó al cincuenta y seis. Se enfiló para ir sobre la meta de Orozco pero no definió de manera correcta. Intentó cruzar cuando su velocidad permite otras opciones como quitarse al arquero y entrar caminando. Quizá pudo definir por arriba.

Al sesenta y cuatro regresó el castigado. Sambueza tomó el lugar de Darwin. Al colombiano no le gustó el cambio. A nadie le gustó realmente. Quizá era por William.

El segundo se negó otra vez. Goltz se levantó por los aires en un saque de esquina y estrelló la esférica en el travesaño.

Pimentel tomó el lugar de Pablito al setenta y tres. El guaraní no pudo continuar a causa de unos mareos que presumiblemente fueron por un choque de cabezas en la primera mitad aunque luego se reveló que jugó a pesar de tener fiebre y problemas estomacales los últimos 3 días. Todo un gladiador.

Los problemas comenzaron tras la salida de Aguilar.

Primero fue Cardona al setenta y nueve. El colombiano inició su faena por izquierda y fue quitándose a todos a base de fintas y recortes hasta el momento de quedar frente a González. Menos mal que pecó de soberbio al disparar y permitió un punterazo de última hora del cancerbero azulcrema para salvar su marco.

Cinco minutos después, Aldo de Nigris tuvo el empate tras volar un remate en solitario cuando parecía mas sencillo hacerla que fallarla.

América respondió con un centro al área para Paul que se lanzó estirando la pierna pero el señor balón se rehusó a bajar y pasó apenas encima del travesaño.

El último cambio fue al ochenta y siete. Benedetto por Andrade.

Resultó que el «pelado» puede correr después de todo. La última del partido la hizo él solo. La tomó en tres cuartos de cancha y con un cambio de ritmo dejó un par de rivales y llegó a la entrada del área. Parecía que regresaría por la puerta grande a la anotación pero algo pasó que prefirió pasar a Oribe quien estaba con un defensor encima y desperdició la oportunidad cuando más que nunca aplicaba el enviar un misil que tanto le gusta.

Fernando Guerrero añadió un par de minutos y silbó el final del encuentro con la mínima ventaja para los azulcremas.

ESTADÍSTICAS

stats-america-monterrey

RENDIMIENTO

Hugo González

Hugo González

MUY BIEN

Las atajadas sobre Sánchez, Castillo y Cardona fueron claves para mantener el cero atrás que será vital para el duelo de vuelta. Solvencia pura.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

REGULAR

La jugada de Castillo y la de Cardona iniciaron por la zona de Paul. Está bien que marcar al colombiano no es tarea sencilla pero deberá estar más atento. Hacia el frente estuvo a nada de hacer un gran gol.

Paolo Goltz

Paolo Goltz

MUY BIEN

No pasa ni el viento por donde está él. Mantuvo controlado a Funes Mori, Pabón, Sánchez y todo aquel que intentara superarle. Además, se animó con el tiro libre y aquel remate que estrelló al travesaño. ¿Venderlo a Boca? Nunca.

Pablo Aguilar (73')

Pablo Aguilar (73')

MUY BIEN

Un capo. Dos de las más peligrosas de Rayados fueron tras su salida. Mientras estuvo en la cancha, demostró cómo se defiende un arco por aire, por tierra, con la cabeza, los pies y el cuerpo entero si es necesario.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

BIEN

Otra buena presentación de Miguel. En velocidad no se lo lleva nadie. Sigue faltando el último toque cuando pisa terreno enemigo pero impone.

Daniel Guerrero

Daniel Guerrero

BIEN

Últimamente le toca bailar con las más feas. La ronda anterior con Gullit y Orbelin. Ahora con Cardona y Sánchez. Y como normalmente ocurre, gana algunos duelos, pierde otros. Enfrentando a rivales así es como va a evolucionar como contención. Mejoró bastante su juego desde que dejó de pegarse a los centrales.

William da Silva

William da Silva

REGULAR

Su mayor aporte es funcionar como complemento de Guerrero o Martínez al momento de marcar. Su buena forma física le permite auxiliar en tareas de recuperación pero debería ofrecer algo mas. Con el balón se le ve tosco, lejos del buen trato que suelen tener los brasileños con el balón.

Osvaldo Martínez

Osvaldo Martínez

MUY BIEN

Algo pasa en CoapaLabs que están reviviendo a la gente. No solo González si no Martínez está en plan grande. Hace goles, manda servicios, defiende, está por toda la cancha y lo más importante quizá, está dejando la tibia actitud que durante tanto tiempo le caracterizó. Su gran gol nos tiene por ahora en la final.

Andrés Andrade (87')

Andrés Andrade (87')

BIEN

La ausencia de Sambueza deja en él las tareas de creación y no rehuye a la responsabilidad. Primero avisó con aquel centro a Darwin a inicio del juego, luego probó de media distancia y la tercera fue la vencida con la asistencia a Martínez. Terminó fundido.

Darwin Quintero (64')

Darwin Quintero (64')

REGULAR

Es muy inquieto y difícil de marcar. El problema está siendo a la hora de definir. Alguna se la sacó Orozco, pero el mano a mano era de gol. Ojalá encuentre un gol pronto para serenarse.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

REGULAR

Aislado. Le ocurrió como el primer duelo ante Guadalajara en donde estuvo en poco contacto con la esférica. Sí, luchó y corrió como todos, pero cuando la pelota no llega, hay que ir por ella.

SUSTITUCIONES

Rubens Sambueza (63')

Rubens Sambueza (63')

REGULAR

No se le notó de forma particular porque ese afán de “portarse bien” lo volvió pasivo. Parecía que no quería involucrarse en alguna acción dudosa. Lo único que tiene que hacer es dejar de hacer faltas y poner su fútbol al servicio del equipo. El problema no es su carácter, que a nadie le gustan los jugadores tibios, sino en regalar tarjetas en jugadas absurdas. Se espera que inicie para la vuelta.

Erik Pimentel (73')

Erik Pimentel (73')

REGULAR

Intentar sustituir a Pablito es misión complicada. Marcar a los atacantes de Monterrey no es tarea sencilla como se notó en las aproximaciones de Aldo y Cardona. El próximo en revivir tendría que ser él que no puede ser que cuando no están Goltz o Aguilar comiencen los predicamentos.

Darío Benedetto (87')

Darío Benedetto (87')

REGULAR

Se inventó una oportunidad donde no la había y quizá ni él se la esperaba. Ojalá hubiera disparado. Su falta de confianza es evidente y ese gol hubiera caído como un bálsamo para él. Su problema no es de calidad o técnica individual, es de actitud.

LÍNEA POR LÍNEA