NidoAzulcrema
Romero hizo su primer tanto como Águila
Romero hizo su primer tanto como Águila

América empató a uno con León en la cancha del Toyota Park en duelo de preparación para el Apertura.

Germán Cano adelantó a los esmeraldas y Silvio Romero lo empató diez minutos tras recibir «medio gol» de Darwin que previamente limpió la zona a base de recortes.

¿Quiénes jugaron?

América arrancó el cotejo con los siguientes elementos en formación 5-3-2.

  • Moisés Muñoz
  • Renato Ibarra
  • Bruno Valdez
  • Ventura Alvarado
  • Pablo Aguilar
  • Osmar Mares
  • Javier Güémez
  • Osvaldo Martínez
  • Rubens Sambueza
  • Darwin Quintero
  • Silvio Romero

Para la segunda mitad ingresaron:

  • Hugo González
  • Miguel Samudio
  • Erik Pimentel
  • Daniel Guerrero

El partido

El plantel de América está visto. Se conocen las cualidades y defectos de todos salvo las últimas tres incorporaciones quienes irán revelándose conforme pasen las semanas.

Por tanto, podemos hacer un repaso en base a lo visto en este cotejo.

En la portería no hay duda: Hugo González tiene que ser titular. Sacó un remate con dirección al ángulo y más importante, detuvo un penal. Se le ve concentrado y listo para no soltar el puesto. No ha dado argumentos para ponerle en duda.

Ventura Alvarado y Erik Pimentel no tienen remedio. Por algo la directiva los colocó como transferibles. Ventura perdió la marca en el gol de Cano y Pimentel cometió penal. No es cosa de «un mal partido». Ojalá lo fuera, pero no. A lo largo de su estadía en Coapa no han ofrecido garantías suficientes para cubrir a Goltz y Aguilar por lo que se optó por traer a Valdez.

Lo de Renato Ibarra como lateral tiene que ser un broma. El ecuatoriano ha hecho su carrera como volante derecho (y de extremo en algunas ocasiones) por lo que tenerle cubriendo un espacio de setenta u ochenta metros es una… novedad. Independientemente de su posición, necesita ganar importancia. Es cierto que vuela cual flecha pero tiene que tomar decisiones más importantes en la última zona. Supongo que conforme gane química con Darwin, Oribe y Romero veremos sus mejores cualidades ofensivas.

Güémez deberá imponer su autoridad con ideas mas allá de las barridas con fuerza o perderá el puesto con Guerrero. Viene saliendo de lesión así que vamos a darle tiempo, es joven y tiene margen de mejora.

El gol ayudará a Silvio Romero a jugar con menos ansiedad. Se entiende bien con Darwin y será difícil de contener en cuanto esté en su mejor forma física. Quizá sea una percepción pero en Jaguares se le veía con más agilidad. También hay que considerar que el equipo está saliendo de pretemporada y los músculos, como se dice en términos futbolísticos, «están duros». Mismo caso de Martínez y Sambueza quienes se vieron con menos revoluciones que de costumbre.

El resultado es anecdótico. Estoy más interesado en saber lo que pretende Ambriz.

Son dos partidos en los que se ha jugado con el nuevo parado táctico por lo que difícilmente experimentará con línea de cinco toda la pretemporada y regresará a cuatro en el fondo cuando comience el torneo.

Si va en serio, habrá que ver que hace con Oribe, Paul y Arroyo quienes no han entrenado con el equipo y recién se van a reportar (tras jugar Copa América y unos días de vacaciones).

La línea de cinco

He sido detractor de esa formación y esta ocasión no será distinto. Es una formación que no cumple su objetivo.

La teoría dice que jugando con laterales «libres» se favorece la oportunidad de crear arribos «sorpresa» por las bandas. También dice que la defensa no queda maltrecha si el equipo contrario se apodera de la esférica y te ataca en contragolpe.

Esa idea futbolística sería fantástica si los laterales fueran relevantes hacia el frente. Pero no. Osmar, Samudio, Paul y ahora Renato no son elementos que envíen centros precisos. Tampoco pisan el área con frecuencia para crear problemas al arquero rival con disparos importantes.

No quiero decir que sean malos futbolistas. Más bien, no hay argumentos para sostener una formación que no va a derivar en un ataque más poderoso. Está claro que ocasionalmente generarán alguna oportunidad importante, pero pensar que tendremos «un par de aviones» por las bandas es ser demasiado optimista.

Para terminar con el tema: ¿qué equipos europeos o sudamericanos juegan con línea de cinco? ¿Te viene alguno a la mente? Es difícil, ¿cierto?

Porque sencillamente, no se utiliza.