NidoAzulcrema
Adiós invicto en casa

América se complicó el pase a la fase definitiva del torneo tras caer 2-1 como local ante Atlas y sumar su segunda derrota consecutiva.

El resultado no es para sorprender. Lo anormal era la buena cosecha de puntos conseguidos con el equipo maltrecho a causa de lesiones y suspensiones. En ese entonces, el pundonor y coraje ayudaron a conseguir resultados positivos, pero el fútbol, tarde o temprano va a exigir algo más cuando los rivales ofrecen la misma determinación que tú.

Es ahí donde las Águilas están en desventaja. Mas allá de sudar la camiseta y hacer esfuerzo, ninguno juega al fútbol. Arroyo es de los que se quejan por ser banca, pero cuando surge la oportunidad de ser titular, no es alguien que sea un dolor de cabeza para los rivales.

Y para tener contento al ecuatoriano, toca sacrificar a Diego Lainez. Con tal de respetar la posición y jerarquía del Gambetita, el juvenil ha sido enviado por derecha cuando jugando por izquierda es donde más luce como quedó de manifiesto en este cotejo donde fue el azulcrema más peligroso.

Tampoco vamos a cargarle toda la culpa a Arroyo, pues Romero tampoco ha marcado diferencia. Oribe se multiplica como puede y así como aparece en tres cuartos, también baja a defender para no aburrirse esperando balones como le sucede a Romero.

Por derecha estamos liquidados. Nadie quiere –o puede– hacerse cargo de esa posición. Cuando le ha tocado a Lainez hay buen desborde pero poca precisión en el centro. Al fin que la pierna hábil es la zurda. Cuando es Darwin, es la película habitual: tomar el balón y estrellarse contra los rivales.

Es aquí donde los laterales tendrían que lucir un poco más auxiliando en los ataques que para eso es la línea de cinco. Sin embargo, se equivoca quien espere que Samudio y Paul sean dos aviones por las bandas. Miguel nunca lo ha sido y los mejores días de Paul se remontan al 2013.

El equipo se le ha caído a Ricardo Antonio en el peor momento posible. Bien sabemos que las últimas tres fechas son las que que realmente cuentan de cara a liguilla. El cómo te clasifiques dictamina tus posibilidades en la Fiesta Grande y tener dos derrotas a una semana de finalizar el torneo no es buen augurio.

PRIMER TIEMPO

América se metió en problemas desde temprano. Leiton Jiménez aprovechó el descuido en la marca de Edson Álvarez y batió a Marchesín con poderoso remate de cabeza dentro del área apenas al minuto 3’.

“Chavo” Alustiza puso a las Águilas contra las cuerdas al 15’. Los rojinegros recuperaron el balón en medio campo y tomaron mal ubicada a la defensa azulcrema. La víctima de Matías fue Edson Álvarez a quien dejó fuera de combate con un amague y posterior remate por abajo que batió a Marchesín.

América intentó reaccionar tímidamente pero ni los cobros de tiro directo de Arroyo ni los saques de esquina trajeron premio.

La más clara estuvo en los pies de Miguel Samudio quien quedó frente al arquero Fraga tras habilitación de Arroyo pero remató al cuerpo del guardameta al 44’.

SEGUNDO TIEMPO

La Volpe sustituyó a Mares y envió a Darwin. Era un exceso tener “dos laterales izquierdos” en la cancha. ¿Habrá hecho algo Pimentel para regresar al banco o es que habilitar un lateral como central es una de esas grandiosas ideas que se le ocurren a los entrenadores visionarios?

América se mostró con mejor actitud y empezó a ganar minutos en el terreno de Atlas. Los rojinegros estaban cómodos con la estrategia debido a que un contragolpe que hiciera el tercero sería suficiente.

Al 61’ se fue un intrascendente Romero para dar cabida a Lainez. El chamaco fue la luz azulcrema. Se ubicó por derecha y desbordó siempre que quiso. El problema es que no se anima a enganchar para usar la pierna buena. Siempre llegó a fondo pero el centro no fue favorable para los delanteros.

Al 69’ se fue “Chepe” Guerrero y entró Ricardo Marín. Lainez pasó a banda izquierda y Arroyo quedó con libertad para moverse detrás de Oribe y Marín.

El ecuatoriano estuvo cerca de descontar tras descargar un misil contra la portería de Fraga pero la esférica se estrelló en el poste con poco menos de veinte minutos por jugar.

Lainez se lució al 80’ cuando sacó disparo de derecha tras dejar a dos hombres en el camino. Los guantes de Fraga impidieron el primer gol oficial del chico azulcrema.

El árbitro inventó un penal al 87’ tras una mano sin intención de un defensor atlista. Oribe se colocó tras el balón y acercó a las Águilas con remate cruzado por abajo.

Valdez estuvo cerca de rescatar el empate en tiempo de descuento pero su remate de cabeza se abrió lo suficiente para irse por el costado.

El cotejo llegó al final y América, como hace años no ocurría, dejó en suspenso su clasificación a Liguilla.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

Agustín Marchesín

BIEN

Poco que hacer en los goles. Se encendieron las alarmas cuando parecía que saldría de la cancha. Menos mal que pudo mantenerse bajo los tres postes y repeler un par de ataques rojinegros.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

MAL

No es solución por banda derecha. Ni es férreo en la marca ni da profundidad al ataque. Juega porque tampoco hay demasiado de donde elegir.

Edson Álvarez

Edson Álvarez

MAL

Quizá su partido más complicado. Se perdió en el gol de Leiton y no logró acortar la distancia con Alustiza para impedir que rematase e hiciera el segundo. Era una jugada difícil, pues desde el inicio habían tomado mal ubicada a toda la línea defensiva.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

REGULAR

Paul y la versión mala de Edson a su derecha. Mares y Samudio por izquierda. Chepe y William por delante de él. Qué difícil es ser Bruno y saber que si no eres tú, nadie va a defender con un mínimo de calidad. Es víctima de las circunstancias.

Osmar Mares (45')

Osmar Mares (45')

REGULAR

Cuesta recordarle en alguna jugada importante. ¿Colocarle de central? ¿Cuál es la idea? Si es mejor atacante que defensor. El experimento fallido duró 45 minutos.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

REGULAR

Le faltó decisión en aquella jugada frente al arquero. ¿En qué momento perdió el punch ofensivo? Si lo llevaron a Brasil, tierra de laterales por naturaleza, es que tenía condiciones para el ataque.

Daniel Guerrero (70')

Daniel Guerrero (70')

REGULAR

Cuando empezaba a afianzarse en contención, le pusieron de central. Cuando empezaba a verse cuando menos decente, le regresan a la contención. No hay jugador que soporte tanto cambio de posición sin que se vea mermado en su rendimiento. Pasó de noche en el cotejo.

William da Silva

William da Silva

MAL

Quizá el más predecible dentro del campo. Ya se sabe que correteará rivales, que recuperará poco y que en algún momento saldrá el disparo por encima del travesaño.

Michael Arroyo

Michael Arroyo

REGULAR

Todo balón quieto le corresponde. Incluso le niega a Romero la chance de patear un tiro libre. Faltó humildad para con el Chino. Lo curioso es que el mayor peligro lo causó con balón en movimiento en aquel derechazo al poste. Lleva años sin cargar con el peso de la ofensiva por lo que no se le va a pedir justo ahora. El es así, gitano, exótico y bipolar.

Oribe Peralta

Oribe Peralta

BIEN

Un todoterreno. Presiona por toda la cancha y es el único de los atacantes que realmente intenta cosas distintas. No es el más fino con el balón pero ha adoptado el rol de líder. Lástima que algunos de sus compañeros atacantes tengan la sangre congelada.

Silvio Romero (61')

Silvio Romero (61')

MAL

¿Podríamos decir que es otra víctima de las circunstancias? Sin Cecilio y Renato no hay quien le ponga balones a modo. Por lo mismo, se muestra ansioso cuando tiene el balón y por querer hacer “algo más”, termina haciendo fintas adicionales o sacando remates apurados que terminan desviados.

SUSTITUCIONES

Darwin Quintero (46')

Darwin Quintero (46')

MAL

Su regreso tras la lesión ha sido lamentable. No ha ofrecido un solo cotejo aceptable. Es el candidato número uno a cambiar de aires para el próximo período de transferencias. Su única defensa sería que nunca ha funcionado como volante por derecha. Cuando mejor se vio, era jugando como segunda punta.

Diego Lainez (61')

Diego Lainez (61')

MUY BIEN

Explosión absoluta. Es difícil alcanzarle en los cambios de ritmo. Ojalá entienda La Volpe que Arroyo tiene que ir al banco para que Diego juegue por izquierda. El chico ha demostrado que puede ser una opción confiable por aquel costado. Peor que Arroyo, Darwin, Rosel y cualquiera de ellos no lo hará.

Ricardo Marín (70')

Ricardo Marín (70')

BIEN

Se mantiene inquieto para no ser presa fácil pero es difícil maniobrar entre las dos líneas de cuatro que Atlas puso en la recta final. Normalmente debió tocar hacia atrás para que los que llegaran de frente intentaran algo. Quizá habría que probarle en lugar de Romero. Su juventud y agilidad ayudaría a presionar desde la salida y no dejarle todo el trabajo a Peralta.

LÍNEA POR LÍNEA