NidoAzulcrema
“¡¿Y éste, doctor?!”

América anunció un último fichaje que responde al nombre de Cristian Insaurralde.

Es un atacante que puede jugar como mediapunta o delantero. Tiene 27 años, mide 1.79m y patea de derecha. Tiene doble nacionalidad al haber nacido en Argentina pero siendo de padres paraguayos.

Inició jugando para Quilmes allá por 2012 aunque sus últimos años los ha hecho entre Cerro Porteño y el O’Higgins chileno.

Es más sano considerarle segunda punta que delantero, pues sus números no alcanzan para considerarle goleador. He aquí una tabla estadística de su carrera.

Según TransferMarkt, su valor más alto del mercado hasta antes de su contratación por parte del América ha sido de 250,000 euros. Es decir, tampoco es para tirar cohetes aunque claro, cada jugador es una nueva historia y en América todos se cuecen aparte. América informó que llega en calidad de préstamo por un año.

Y como parece que en Youtube hay videos de todos los jugadores, también hay uno de Insaurralde. Por lo menos se ve que no teme de darle al balón de primera intención.

Tal parece que los compromisos constantes de Láinez con la selección así como las bajas de Cecilio y Jérémy obligaron a una contratación de último momento.

No resta más que esperar a que Cristian sea la sorpresa del semestre.

RUMOR

¿Será?

ACTUALIZACIÓN

El portal ABC de Paraguay cuenta un poco más sobre el tema de la posible lesión.

“Una de las novelas del mercado de pases en Cerro Porteño había sido la continuidad de Cristian Insaurralde. El argentino se había lesionado por segunda vez contra Guaraní, en la penúltima fecha del Apertura, y complicó el uso de la opción de compra (US$ 1.600.000 por el 100%) que figuraba en el contrato de préstamo con el club. El departamento de fútbol había solicitado que el futbolista realice su recuperación en O’Higgins, dueño de su pase, y que regrese en julio para una prueba física: de superar y estar condiciones firmaría por otros seis meses. El acuerdo no existió y el delantero se despidió en su cuenta de redes sociales.”