NidoAzulcrema
Bienvenido al más grande, Chino.
Bienvenido al más grande, Chino.

Se hizo oficial lo que por varias semanas estuvo sonando: Silvio Romero se vestirá de Águila.

No se dio a conocer la cifra por la que se dio la operación que posiblemente esté entre los 7 y 8 millones de dólares. Se habla de un contrato de 3 años y se une a Bruno Valdéz como los refuerzos oficiales del América.

Nombre Completo Silvio Ezequiel Romero
Posición Centro Delantero, Media Punta
Fecha y Lugar de Nacimiento 22 de Julio de 1988; Córdoba, Argentina
Estatura 1.76 metros
Peso 75 kilogramos
Club de Procedencia Jaguares (Chiapas)
Club de Debut Instituto de Córdoba (2005)
Pierna Hábil Derecha
Virtudes Definidor práctico, no se complica la existencia; no da ningún balón por perdido; llega bien por los costados del área; buen cobrador de tiros penales.
Defectos No es el delantero mas rápido que hayamos visto; su estatura puede complicarle su desempeño contra defensas más altos.
Dirección de Twitter @ChinoRomeroOk

Sin ser la contratación “bomba” que muchos aficionados esperan, Silvio Romero (27 años) es un jugador que puede ser muy útil para la causa azulcrema, ya que si bien es un jugador de perfil bajo, es muy efectivo frente al marco enemigo.

en-donde-juega-silvio-romeroEs muy hábil con la pelota, y un definidor muy práctico, no de esos que desesperan al no decidirse a tirar; asimismo, en su corta estancia en el Stade Rennais de la Liga Francesa, fue utilizado como media punta, por lo que también sabe desenvolverse fuera del área.

Silvio Romero tal vez no sea un goleador explosivo, pero si es muy constante, y que lucha por cada balón que esa en el área enemiga, además de ser un buen pasador, dada la buena visión de campo que tiene; esperemos que se adapte pronto al estilo de juego que busca el entrenador Ignacio Ambriz, ya que si de algo adoleció el equipo en la fase final del torneo anterior fue de eficacia frente al marco.

En términos generales, Romero es un buen jugador, habilidoso, con buena actitud y cuenta con algo que Ricardo Peláez busca en todos sus refuerzos: hambre de triunfo.