NidoAzulcrema
Este sí ha ganado, y mucho.

Según reportes de la cadena ESPN, el director técnico argentino Marcelo Gallardo está entre los candidatos a dirigir al América en caso de que el equipo no levante en el torneo.

Tras un estrepitoso e incierto inicio de campeonato, las Águilas del América estarían tratando de hacer la tarea una vez que ya empezaron las clases, y en este caso buscando reestructurar de nueva cuenta el cuerpo técnico del equipo, ahora con el rumor del interés por el actual entrenador del club pampero River Plate, quien buscaría una mucho mejor propuesta económica que el equipo azulcrema estaría dispuesto a ofrecer.

Marcelo Gallardo fue un habilidoso mediocampista que como jugador ganó prácticamente todo, ya que en su paso por River Plate y el Mónaco de Francia obtuvo cualquier cantidad de campeonatos locales e internacionales, incluso jugando con la selección albiceleste consiguió la medalla de oro en los Juegos Panamericanos en Mar del Plata en 1995 y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

El “Muñeco” Gallardo es un técnico joven (40 años), sin embargo ha ganado mucho en poco tiempo, dado que habiendo debutado como estratega en 2011, dirigiendo al Club Nacional de Uruguay ganó ya un campeonato de la Liga Uruguaya (2011-2012), además con su actual equipo River Plate consiguió una Copa Argentina (2014-2015), la Copa Sudamericana (2014), en 2 ocasiones la Recopa Sudamericana (2015 y 2016) y la prestigiosa Copa Libertadores de América (2015).

Marcelo es un tipo de perfil bajo pero de carácter fuerte, que no busca los reflectores, que entre más alejado de los medios esté, él se siente más cómodo (algo muy complicado conseguir en México, sobre todo si llegas al banquillo del América), sin embargo es muy sobrio en sus declaraciones y firme en sus ideas, por lo que no rehúye a los cuestionamientos que se le plantean.

El estilo de juego que propone Gallardo es simple, mucha presión y toque rápido, sin embargo busca que sus jugadores ejerciten más su cerebro que sus piernas, trata de que piensen mejor sus jugadas antes de ejecutarlas para que eso conlleve menos esfuerzo físico y a la larga los resultados sean mejores y el futbolista rinda más.

Si Ricardo La Volpe, no logra enderezar el barco en poco tiempo, probablemente Ricardo Peláez tendría que aceptar nuevamente su error y pudiera buscar dar un golpe mediático trayendo a uno de los mejores entrenadores de la actualidad, que le dé un giro total al estilo de juego que están practicando las Águilas, y por ende, a los malos resultados.