NidoAzulcrema

Como se ha vuelto una costumbre, este jueves Antonio Mohamed tomó los micrófonos en conferencia de prensa para hablar un poco de la actualidad azulcrema, asegurando que nadie querrá ver a los azulcremas en la Liguilla.

El Turco comentó que la directiva azulcrema (lo queda de ella), apelará la sanción de dos juegos con miras a que pueda volver a la banca la siguiente semana:

“Los directivos lo van a hacer (apelar), la verdad que yo me metí al minuto 88 cuarenta centímetros dentro del campo, lo sorprendente es que el cuarto árbitro no me avisó y me expulsaron directamente, estoy asombrado por esta decisión tan estricta, hay que aceptarlo y esperando que lo puedan reducir”.

Sobre cómo llegarán a la fiesta grande, Antonio Mohamed lanzó una amenaza a los que están arriba en la tabla:

“En todos los campamentos y más en los que están cercanos aquí, no nos van a querer enfrentar en la Liguilla”,

Mohamed mantiene que las cuentas se deberán hacer al final del torneo y no antes:

“Estoy muy fuerte, las experiencias me fortalecen, me van a juzgar el día que el equipo termine su participación en el torneo, con argumentos más sólidos, los problemas son los que no tienen solución, lo demás son circunstancias. Puede ser que haya cambiado la suerte, fuimos justos ganadores y tenemos muchas cosas por mejorar”.

Sin embargo, el Turco acepta que no tiene los puntos que él hubiera deseado a estas alturas:

“Esperaba tener más puntos, el tema del funcionamiento sabíamos que tendríamos bajones, pero no teníamos contemplados tener tantas bajas, hay que llegar bien al final, y fuertes…. La diferencia de puntos no importa, la Liguilla es otro torneo, y hay que llegar fuerte a esa instancia, entrar cuarto, segundo, primero, octavo, es lo mismo; hay que estar fuertes mental y físicamente”.

Finalmente, tras la polémica declaración de la semana pasada donde manifestó su interés de algún día dirigir al Monterrey, aclaró lo siguiente:

“Están las palabras muy claras, yo estoy donde quiero y me van a sacar de aquí con hilo y con los pies por delante. Lo que pasa es que mi hijo que falleció en el único club que fue mascota fue ahí, se crió ahí y por espero dirigir ese club pero que nos sea después de los 50 años porque no quiero dirigir más después. Estoy donde quieren estar todos, estoy feliz”.

Escrito por CARLOS
Source: 3