NidoAzulcrema
Una dupla que ilusiona

América prolongó su racha sin poder vencer a Tigres y se conformó con rescatar el empate que mantiene el invicto una fecha adicional.

La superioridad azulcrema no se reflejó en el marcador y gracias a la frialdad de monsieur Jérémy evitamos hablar de un triste resultado.

Es claro que con Guido en contención mas Cecilio y Renato en máximo nivel por las bandas resulta difícil para Tigres pasearse a sus anchas como en cotejos anteriores. Sin embargo, fue insuficiente para vencerles. Gignac sigue haciendo lo que quiere con nuestros defensores y no se llevó más de una anotación por agrandado que pudo batir hasta en tres ocasiones a Marchesín.

Los delanteros azulcremas siguen dejando dudas. La presencia de Oribe es insostenible. Podrá tener todo el liderazgo y jerarquía de la galaxia pero las Águilas necesitan alguien que sepa hacer mas que 6-7 goles por torneo jugando todos los minutos de todos los partidos. Su puesto está para «suplente de lujo» y si Herrera no se atreve, que no se queje y declare en las ruedas de prensa que «nos falta contundencia».

Henry deberá mostrar que está para jugar partidos importantes. En 6 fechas hemos enfrentado a 2 rivales «complicados» por poner una etiqueta: Pumas y Tigres. ¿El resultado? De noche en ambas ocasiones. Es cierto que acaba de llegar pero no es ningún novato. Si no es ahora… ¿cuándo?

El resultado deja un sabor amargo sabiendo que las condiciones para ganar estuvieron presentes pero que la falta de gol en el momento importante volvió a jugarnos en contra.

PRIMER TIEMPO

Mateus parecía tener alguna especie de rencor guardado. Al 6’ entró de manera fuerte sobre Acosta y liquidó a Enner Valencia al 14’ que le valió el cartón amarillo. Casi se podía apostar a que no terminaba el partido.

El primer aviso sobre la portería del odioso Nahuel llegó al 19’ luego de que Henry prolongara de cabeza para Cecilio quien condujo sobre la banda y enfiló en diagonal hacia la portería. Disparó después de dejar tres rivales en el camino pero la punta del guante de Guzmán desvió lo suficiente para ponerla a la base del poste. Quedó la impresión de que si el disparo iba con mayor altura terminaba al fondo de las redes.

Marchesín voló al 25’ y manoteó un difícil cabezazo de Edu Vargas para mantener el marco imbatido hasta ese momento.

Cecilio estuvo encendido. Al 31’ dejó un rival en el camino y tras intentar una «ruleta» fue derribado por Luis “Chaka” Rodríguez y Fernando Guerrero señaló penal. Domínguez se acercó tímidamente para ver si podía sacarle la pelota al cobrador «oficial» que seguramente no lo será mas, Mateus Uribe.

El colombiano se puso tras la esférica y tampoco pudo con el pánico que produce patear penales en el Club América. Terminó rematando de forma nefasta ante las burlas de Nahuel. Parece que en América no se han enterado de que ya no es tan sencillo vencer a los arqueros con «toquecito» a un lado. Nada que un bombazo no pueda solventar.

Y como las leyes del fútbol indican que gol fallado es gol en contra, Gignac batió a Marchesín al 40’ tras centro del mismo Rodríguez que terminó con cabezazo del galo de quien somos hijos totales.

SEGUNDO TIEMPO

La reanudación fue complicada. El gol antes del descanso motivó a Tigres y tocó el ánimo azulcrema. Gignac tuvo el 2-0 al 53’ pero su «taquito» ridículo fue mal contactado cuando un remate de media vuelta con el marco abierto hubiera sentenciado el encuentro.

Un minuto más tarde, Jérémy ingresó a la cancha a cambio de Mateus. El colombiano dio uno de sus peores partidos y la sustitución fue más que merecida.

El problema fue que dejarle el trabajo completo a Guido trajo complicaciones y de no ser por la salida a tiempo de Marchesín, Valencia hubiera controlado a la entrada del área con el tiempo necesario para ampliar el marcador. Lo justo hubiera sido poner a Edson por Mateus y Jérémy por Peralta aunque el sentido común no existe viendo el fútbol en ojo de los entrenadores que insisten en darse más importancia de la que tienen.

Al 62’ ocurrió algo extraño. Guido cabeceó y terminó adentro. Resultó que hubo infracción y la acción se invalidó. Segundos después, sí hubo infracción pero de un jugador de Tigres. Entonces el árbitro decide no aplicar ley de la ventaja y señala tiro desde los once pasos.

Menos mal que Jérémy estaba en la cancha. El galo la pidió e hizo lo que se hace cuando el tema de los penales es un problema: fuerte y al centro. Llegó a su segundo tanto del torneo y eso que está “sin ritmo, lento, la altura le pesa, el tránsito de CDMX le tiene loco”. En otras palabras, cuando se ponga a tono, será un demonio total.

El 73’ vio la salida de Martín y el ingreso de Joe Corona. ¿Y Édson? Borrado del mapa.

En la recta final se apreciaron dos cosas. Jérémy es distinto y Oribe no existe más. Ménez dejó la pelota a Oribe al 76’ quien en lugar de disparar, se fue cerrando el ángulo hasta que se vio forzado a devolver a Jérémy que terminó con remate descompuesto.

Al 82’ entró ‘Wero’ Díaz a cambio de Cecilio en lo que denominaré como una Piojada®. ¿En qué universo es mejor poner a un centro delantero que no juega nunca a «volantear» en lugar de poner a Láinez por ejemplo?

La oportunidad de ganar el partido al 89’ desapareció en cuanto el receptor fue Oribe. Jérémy le limpió la casa y le dejó encarrerado para batir a Ayala y fusilar de zurda a Nahuel. Sin embargo, el Héroe de Londres intentó hacer fintas que no marean a ningún defensor y terminó perdiendo la esférica ante la frustración de Jérémy y todos los que sabíamos que así iba a terminar esa jugada.

Fernando Guerrero finalizó el cotejo con repartición de unidades al 93’ gracias a las Águilas que pudieron mas no quisieron.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

MUY BIEN

Garantía absoluta. Literalmente voló para tapar el cabezazo de Vargas y la barrida a tiempo sobre Valencia evitaron mayores daños a su portería.

Paul Aguilar

REGULAR

Algo discreto. Ante Tigres no puede darse el lujo de regalar la banda por lo que priorizó la defensa antes que cruzar a terreno enemigo y desentenderse de lo que ocurra atrás.

Bruno Valdéz

REGULAR

No fue una noche particularmente buena. Gignac casi siempre se metió entre él y Aguilera y no fue más notorio por la pólvora mojada del francés.

Emanuel Aguilera

REGULAR

Algo más activo que Bruno y con trabajo extra gracias a la improvisación de William que dejó mandar centros por aquel costado. En defensa de ambos hay que decir que maniatar a Gignac, Vargas y Valencia no es tarea fácil. Son delanteros que sí son delanteros.

William da Silva

MAL

No funcionó. La idea es interesante pero alguien que no juega y que de pronto debe improvisar en esa posición contra uno de los equipos que mejor juega por la banda la va a pasar mal. Quizá con el paso de los cotejos le tome el gusto a la posición aunque es probable que Vargas regrese apenas esté disponible.

Guido Rodríguez

MUY BIEN

Cada día mejor. Ahora defiende sin tener que reventar las piernas del contrario y luce mejor. Tiene buen pie para distribuir sobre los costados o entre líneas y hasta había marcado el del empate. Este es el Guido que sirve y que queremos ver siempre.

Mateus Uribe (53')

MAL

Demasiado acelerado y falto de concentración. Su peor partido como azulcrema. No solo cometió faltas que pudieron derivar en roja si no que se unió a la lista de «falla-penales». Fue sustituido con merecimiento.

Cecilio Domínguez (83')

MUY BIEN

Hizo lo que quiso por su banda. El gol sigue negándose pero es determinante para la ofensiva. La maniobra individual para sacarse a tres fue espectacular. La «ruleta» dentro del área fue de genio. Parece haber encontrado estabilidad en su fútbol. El gol llegará pronto.

Renato Ibarra

BIEN

De poco sirve enviar centros al área si casi nunca hay receptor. Encima fue cosido a patadas por Acosta. Se ve en perfecta forma física y dueño de la banda derecha. Quizá debería animarse a patear a portería de vez en cuando.

Henry Martín (73')

MAL

Noche para el olvido. Su mayor aporte fue aquella habilitación de cabeza a Cecilio que terminó con el balón al poste.

Oribe Peralta

MUY MAL

Noche de terror. Se ve lento, atrabancado y sin confianza para patear a portería. No hay motivo para justificar su titularidad. Menos mal que lo renovamos hace poco para hacer más difícil su venta.

SUSTITUCIONES

Jérémy Ménez (53')

MUY BIEN

Un poco gitano. Suele andar a trotecito despreocupado hasta que le llega el balón. Entonces arranca, cambia de ritmo, deja rivales, busca la pared y potencia el ataque de forma importante. Marcó el penal, habilitó por partida doble a Oribe y se frustró ante la falta de compañeros que pudieran devolverle una pared. Dos ocasiones lo intentó, primero con Martín y luego Peralta. En ambos casos, ninguno pudo proyectarle frente a portería.

Joe Corona (73')

REGULAR

Se colocó junto a Guido pero dista de ser un jugador cuya presencia se sienta en la cancha.

Alejandro Díaz (83')

No hay que ser injustos. El técnico lo envía al campo y lo pone de volante. Es evidente que querrá jugar “donde sea” y hará su mejor esfuerzo pero dista de ser solución.

LÍNEA POR LÍNEA

Si te gusta lo que hacemos en NidoAzulcrema considera…

* No te genera costo adicional y quizá recibamos una pequeña comisión.