NidoAzulcrema
Hasta pronto, Molina...
Hasta pronto, Molina…

Así lo confirmó el propio jugador que se convierte en la primera baja oficial de cara al Apertura 2015.

Las incoherencias continúan en Coapa. Tal parece que no se ha aprendido nada en los últimos años en los que nuestro plantel se siente corto. Sin recambios o revulsivos que puedan ayudar cuando los once que están dentro necesitan ideas frescas. Hay que sumar, no intercambiar.

Después de dejar ir a Antonio Mohamed, súper líder y campeón con un equipo limitado especialmente hacia el frente, ahora la directiva encabezada por Ricardo Peláez se desprende de los servicios de uno de los jugadores más rentables en los últimos años en el América. Uno de los futbolistas que se salían del molde de los medianos y que con profesionalismo, garra, entrega, gran capacidad de recuperación y de buen juego aéreo se ganó el respeto y admiración de la afición, tiene que hacer las maletas con destino a Torreón.

Increíble, pero cierto.

En entrevista con la gente de MedioTiempo, Molina dejó en claro que pasa su salida pasó por temas directivos. Es decir Peláez y su departamento de inteligencia deportiva.

En realidad es un tema directivo, si es injusto o no, son cosas del fútbol, uno tiene que estar preparado, hoy me toca a mí pero espero volver, el fútbol da muchas vueltas, estoy agradecido con todos con mis compañeros porque dejo una buena amistad y voy a incorporarme a otro equipo.

Le preguntaron también si alguien le había preguntado si quería salir del América. Y aunque no lo dice abiertamente, sus palabras son bastante claras. Nadie le informó. Algo que empieza a tornarse común con Peláez y Romano.

Son cosas de las que no quiero hablar por respeto, quería salir Campeón, se logró fueron dos campeonatos, son cosas que uno valora y lo máximo es ser Campeón con America.

Al final, solo palabras de agradecimiento.

Son cosas del fútbol, gracias a Dios se me dio ser Campeón, me voy muy agradecido con la afición que siempre me apoyo, siempre me entregué al máximo, puedo ser buen o mal jugador, pero en todo momento me entregué y me voy contento porque lo di todo.

Y así termina, al menos por el momento, la historia de Jesús Molina con las Águilas del América. Las formas fueron lamentables como en el caso de Antonio Mohamed. Falta ver si Mendoza también irá a Santos. Podrá gustar más o menos el tema del Quick, aquí se le criticó y eso no se borra, pero una cosa es hablar del fútbol y otra cosa es cometer bajezas como la que este trío ha sufrido con la actual directiva.

La mejor de las suertes para Molina. Es un tipo honesto, trabajador y que seguramente dará alegrías al equipo que se haga de sus servicios. Gracias por defender estos colores con mucho orgullo y dignidad, pues si bien “es lo menos que se le puede pedir a un jugador”, no muchos lo hacen.

Gracias por todo, Chuy.