NidoAzulcrema
portadanollego
No todos los rumores son ciertos

A lo largo de su historia, en América han desfilado cualquier cantidad de entrenadores; mexicanos, brasileños, uruguayos y muchos argentinos, sin embargo, hubo uno que se esperó que llegara en cualquier momento: el “Virrey” Carlos Bianchi.

Carlos Bianchi es uno de los entrenadores más exitosos en la historia del fútbol argentino, ganando prácticamente todo con Vélez Sarsfield y Boca Juniors (Torneo de Liga, Copa Libertadores y Copa Intercontinental), siendo distinguido en 5 ocasiones como el mejor Director Técnico de Sudamérica (1994, 1998, 2000, 2001 y 2003) y 2 veces como el mejor entrenador del mundo (2000 y 2003).

Han sido varias las ocasiones que el argentino estuvo cerca de llegar al nido, lamentablemente nunca se concretó; la primera (y la más cercana de hacerse realidad) fue en 2008, después de una de las peores épocas en la historia del equipo, tras el despido de Rubén Omar Romano y la finalización del interinato de Juan Antonio Luna, Yon de Luisa se dirigió a Argentina para negociar la contratación de Bianchi, quien en ese momento tenía una excelente relación con la gente de Televisa debido a su trabajo en las transmisiones de ducha televisora durante el Mundial de Alemania 2006; sin embargo, al volver a México, de Luisa concretó la contratación de un técnico argentino pero no el esperado, siendo el presentado Ramón “Pelado” Díaz.

En 2011, Michel Bauer durante su gestión, buscó diversas opciones para sustituir a Manuel Lapuente, quien venía en caída libre al frente de las Águilas. Bianchi fue uno de los nombres más mencionados como posible sucesor del banquillo azulcrema, pero al final decidió traer a un símbolo del americanismo en la figura del “Maestro” Carlos Reinoso tras el lamentable deceso de Panchito Hernández, dejando de nuevo al estratega argentino en un “fuerte rumor”.

Por último, en 2015, durante la era de Gustavo Matosas, tras la humillante derrota de las Águilas ante el Veracruz por 4-0, la sombra del “Virrey” volvió a rondar Coapa, máxime después de que Matosas había presentado su renuncia al terminar dicho encuentro, pero la directiva rechazó tal decisión y Matosas se quedó hasta el final del torneo.

Tristemente la carrera de Bianchi se fue apagando y nunca se pudo ver a un estratega de época pisar los campos de Coapa.

Para debatir

¿Hubiera sido igual de exitoso como en Boca o un petardo estilo Ramón Díaz? ¿Se hubiera hecho mejor papel en la Copa Libertadores 2011 con Bianchi en el banquillo?