NidoAzulcrema

America Cruz Azul

Gerardo Peña, uno de los mejores narradores que tuvo Televisa en los años 80, bautizó al enfrentamiento Cruz Azul-América como el “Clásico Joven” del futbol mexicano. Por aquellos días, muchos pensaron que era prematuro e inmerecido darle ese valor al choque de ambas instituciones capitalinas, lo cierto es que el tiempo, tres finales jugadas e innumerables momentos inolvidables han ratificado el título.

Cuando Cruz Azul se mudó al DF a finales de los años 60, decidió compartir todo con el América, el Estadio Azteca se convirtió en la casa de ambos, parecía existir suficiente espacio para que ambos clubes cultivaran aficionados y éxitos, sin embargo, en la final de la temporada 71-72, los cruzazulinos barrieron con las Águilas al son de un escandaloso 4-1. Toda la buena vecindad terminó de un tajo, la humillación que sufrieron los Cremas dio origen a la enorme rivalidad que crecería en años venideros. Ambas escuadras se repartirían la gloria setentera con saldo a favor del cuadro cementero, figuras como el Superman Miguel Marín, Bustos, Nacho González, Horacio López Salgado entre otros, formaron un equipo temible, 6 títulos de liga hasta 1980 por tan solo 2 del América.

De los años 80 hasta nuestros días, el América revirtió notablemente la cosecha de títulos por encima de los cementeros, 8 entre Liga, Concacaf y Campeón de Campeones, contra solo 2 azules. Aun así la rivalidad ha permanecido pareja, paternidades de ambos lados, victorias gloriosas y derrotas amargas en los dos campamentos, figuras y más figuras han disputado trepidantes encuentros, y es que ambas instituciones tienen filosofías similares, gozar de la mejor base mexicana y contratar a los mejores extranjeros disponibles. Por esto último yo no solo lo considero el CLÁSICO JOVEN, para mí siempre ha sido un CLÁSICO de individualidades. De todos los clásicos que existen en el futbol mexicano, estoy convencido que el América-Cruz Azul es el que mejor se juega, siempre con cracks en ambos bandos, cuando el América trajo a Antonio Carlos Santos, Cruz Azul importo a Patricio Hernández, cuando las Águilas trajeron al Ratón Zarate, Cedres y Berti, Cruz Azul se hizo de los servicios de Diego Latorre y Mauro Camoranesi, en sí, ambos clubes están diseñados para destruirse a como dé lugar y cueste lo que cueste.

Se viene un CLÁSICO JOVEN más, de pronóstico reservado como cualquier clásico que precie de serlo, dos equipos con estirpe, multi-campeones, de convocatoria nacional, con individualidades en ambos planteles que pueden cambiar el partido en cualquier instante, espero se cumplan las expectativas y que el América gane.