[CALIFICACIONES] Club América (1-1) León: “No levantan”

No te pierdas más reciente capitulazo del NidoPodcast, el show semanal para Americanistas Exigentes.

“Yo pido un voto de confianza a la gente, un poco de paciencia, siempre que se cambia el director técnico, muchas cosas cambian, se nota en la cancha, hay que tener buena bondad de ver las cosas buenas, es un equipo que genera mucho, somos los que más generamos” – André Jardine

El entrenador brasileño le está pidiendo a la afición lo único que no tiene: paciencia. El americanista está cansado de esperar, de los “ya casi”, de los “estamos trabajando en ello”, de los pretextos y promesas de campaña. El aficionado quiere resultados, y los quiere ya.

Y es que, tras unas cuantas jornadas, queda la impresión de que el equipo se le está saliendo de las manos a Jardine. Hay rumores que indican que no ha podido imponerse al vestidor. Se dice que los jugadores estaban más a gusto “jugando como el Tano” por lo que toca poner la lupa sobre ellos.

Cualquiera que haya visto partidos del América de manera frecuente en los últimos años, sabe que hay cabecillas en el plantel que se creen más importantes que el Club. Cuando algo no les gusta, no se esfuerzan demasiado en ocultarlo. Mucho ego para unos tipos que llevan años sin ganar nada.

Podría decirse que el menos culpable es Jardine. Llegó a Coapa con la ilusión de encontrar un equipo con hambre de triunfo y resulta que, en realidad, encontró un vestidor apático y con pocas ganas de aprender algo nuevo. “Perro viejo no aprende nuevos trucos”, dice el dicho, y en el América, hay muchos perros viejos.

Otro punto a destacar es su exceso de sinceridad. Es cierto que le faltan piezas clave como Henry o Cabecita, pero, decir con frecuencia que “el equipo será más fuerte cuando se recuperen los ausentes” no es precisamente un voto de confianza para los que están jugando. Es como decirles “no me gustan, pero no tengo de otra”. Deberá cuidar sus palabras, por ciertas que sean, si no quiere que su paso por Coapa sea efímero.

Al final, el empate a uno contra León demuestra lo pésimo que ha salido jugar tantos partidos de local. Entre un equipo que no carbura y una afición harta del “pan con lo mismo”, nadie está a gusto y las caras largas están en ambos lados de la moneda.

Lo que es increíble y nadie tiene perdón, son dos cosas:

Que sin importar la cantidad de atacantes, el equipo no funcione si no está el yucateco.

Y peor: que el único nueve sea Henry. Quiñones no sabe jugar ahí.

El América de Jardine tendrá que encontrar voluntad de todos para empezar a funcionar. Si piensa cada uno seguir montado en su toro, que avisen porque hay mejores cosas que hacer.

EL DATO

Nicolás Larcamón nunca ha podido ganarle al América.

GOLES

1-1 | Julián Quiñones (65′): Tras pisotón a la entrada del área sobre Diego Valdés, Julián Quiñones se paró tras la esférica y ejecutó desde los once pasos. La pelota rebotó en el travesaño, botó dentro de la portería y salió. El árbitro dudó, pero el VAR dio por buena la anotación. De la que se salvó, Julián.

MOMENTUM ATTACK

Esto raya en lo ridículo. Cada partido es lo mismo: América moviendo la pelota por doquier a ritmo semilento, fallando todo lo que se puede fallar, y complicándose con errores defensivos que le ponen a remar contra corriente. Luego, la desesperación de atacar como sea para al menos conseguir el empate.

Es la misma película una y otra vez. ¿De qué sirve tal arsenal ofensivo si cada partido es complicación? ¿Es un mal del fútbol mexicano? Recuerda que a Tigres lo criticaron porque nunca apabulló a pesar de su legión ofensiva. Rayados también es criticado por lo mismo. ¿Vale la pena, entonces, llenarse de atacantes que, al final, sufren para imponerse?

El secreto está en el ritmo. Si dos equipos con disparidad en calidad juegan a baja velocidad, el equipo menos dotado podrá ponerse a la par, porque jugar lento es más fácil que jugar rápido. El error sucede cuando se juega a mayor velocidad, y es donde se supone que los del América son mejores. Este mismo plantel demostró que se puede jugar a otro ritmo, como en aquella pretemporada contra los europeos, donde el ritmo fue espectacular. Hasta en Leagues Cup se vio mejor.

El problema del fútbol mexicano es el mismo del Tricolor: de acuerdo al sapo es la pedrada. ¿El rival juega lento? Pues juguemos lento. ¿El rival juega rápido? Pues juguemos rápido. ¿El rival juega a media velocidad? Pues juguemos a media velocidad. Y así, por los siglos de los siglos.

TITULARES

LUIS MALAGÓN

LUIS MALAGÓN

REGULAR

Luis Malagón (REGULAR): Se está haciendo costumbre de que le lleguen poco, pero aún así, tenga que sacar la pelota del fondo. Corrió con suerte en aquel bombazo del final que reventó el travesaño.

KEVIN ÁLVAREZ

KEVIN ÁLVAREZ

REGULAR

Kevin Álvarez (REGULAR): Siempre profundo por derecha. Mandó varios centros venenosos que no fueron aprovechados. Pierde muchos puntos por regalar la expulsión que fue más producto de la frustración que por la jugada en sí.

ISRAEL REYES

ISRAEL REYES

MAL

Israel Reyes (MAL): Si fuera Cervantes o Íñigo, ya lo hubieran enviado a seguir sus estudios. Siempre está involucrado en los goles que se reciben. Se sabe que no es central, pero todos se han vuelto locos colocándole ahí. Lo peor: es seleccionado nacional. Hay que empezar a creer que los únicos que ven los partidos son los aficionados. De otra manera no se entiende.

RAMÓN JUÁREZ

RAMÓN JUÁREZ

REGULAR

Ramón Juárez (REGULAR): León atacó esporádicamente. Ramón tomó el lugar de Lara, pero no estuvo involucrado en jugadas en las que marcase diferencia. Ganó 5 de 9 duelos.

LUIS FUENTES

LUIS FUENTES

REGULAR

Luis Fuentes (REGULAR): Intentó un par de arribos por izquierda que terminaron en centros (uno por tierra y otro por aire) que la defensa esmeralda cortó a tiempo. En general, se vio algo mejor que otras ocasiones. Atrás fue poco exigido.

JONATHAN DOS SANTOS

JONATHAN DOS SANTOS

REGULAR

Jonathan Dos Santos (REGULAR): Partido extraño. Entregó 55 de 59 pases correctos, es decir, anduvo con buen pie. Lo dramático es que solo ganó 2 de 9 duelos, muy pobre para la posición que ocupa. A este equipo le falta un cinco que sepa defender. Suele verse mejor cuando entra de cambio.

ÁLVARO FIDALGO

ÁLVARO FIDALGO

REGULAR

Álvaro Fidalgo (REGULAR): Tuvo la apertura de marcador al inicio tras gran conducción y pared con Quiñones que le dejó frente al arquero, pero la voló (nada nuevo). Del resto, es Fidalgo siendo Fidalgo: acarreos, pases cortos, algún cambio de juego, pero nada tangible. En materia de duelos estuvo con 3 de 7. La contención del América ganó apenas 5 de 16 duelos.

ALEX ZENDEJAS

ALEX ZENDEJAS

REGULAR

Alex Zendejas (REGULAR): Zendejas también jugó de Zendejas. Corre por aquí, busca por allá, recortecito, disparo de zurda y nada. Es otro que padece de la eterna inconsistencia que aqueja a los gitanos. Salió lesionado y también estará fuera de combate un rato. Por lo menos, es el único que sí juega a otro ritmo (cuando quiere). (Salió al 72′ por Richard Sánchez)

DIEGO VALDÉS

DIEGO VALDÉS

REGULAR

Diego Valdés (REGULAR): Se desespera demasiado con sus compañeros. Siempre se abre para ser opción, pero rara vez le encuentran. Se nota que le fastidia y por ratos se pierde en el partido. Según las estadísticas, tocó la pelota solo 28 ocasiones, muy poco para el cerebro de la operación. Por poner perspectiva, Quiñones que juega siempre contra un mar de defensas la tocó 37 ocasiones y el lesionado Zendejas en 56. Urge que Diegol pregone con el ejemplo para que el sol vuelva a salir en Coapa. (Salió al 83′ por Leonardo Suárez)

BRIAN RODRÍGUEZ

BRIAN RODRÍGUEZ

REGULAR

Brian Rodríguez (REGULAR): Viene a la alza. Tira gambetas, se planta frente al arquero y en general, es un tipo que da opciones por izquierda. ¿Su problema? Le cuesta horrores hacer un gol. Se desconoce si es la cercanía del regreso de Cabecita que le motivó, pero, empieza a lucir algo mejor. (Salió al 83′ por Patricio Salas)

JULIÁN QUIÑONES

JULIÁN QUIÑONES

BIEN

Julián Quiñones (BIEN): Dentro de lo complicado que resulta para él jugar de nueve, siempre rodeado de rivales, sin espacios, es un tipo que se mueve bien, que habilita a los compañeros y busca acompañarse. El problema es que un tipo de su potencia física se siente enjaulado en el área. No es su culpa, pero, es el único nueve que hay. El penal lo pateó fatal, y de milagro no la voló.

SUPLENTES

RICHARD SÁNCHEZ

RICHARD SÁNCHEZ

REGULAR

Richard Sánchez (REGULAR): El trotecitos Sánchez entró a hacer trotecitos que poco cambiaron la dinámica del partido. (Entró al 72′ por Alex Zendejas)

PATRICIO SALAS

PATRICIO SALAS

SIN CALIFICACIÓN

Patricio Salas (SIN CALIFICACIÓN): Mucho ímpetu, ese que los “consagrados” ya no tienen. Sirvió de poco, pero estuvo ahí, con mejor actitud que otros. Se necesita verle mas que cinco minutos para saber qué tiene. (Entró al 83′ por Brian Rodríguez)

LEONARDO SUÁREZ

LEONARDO SUÁREZ

SIN CALIFICACIÓN

Leonardo Suárez (SIN CALIFICACIÓN): Ni fú ni fá. (Entró al 83′ por Diego Valdés)

COMENTARIO FINAL

Se vienen los clásicos, y aunque el Honesto Jardine diga que no van a llegar listos, existe algo llamado orgullo y amor propio. La duda es saber si estos gitanos con atole en las venas lo tienen.

Por lo pronto, ver al América sigue siendo un fastidio desde cualquier ángulo con el que se mire.

Si disfrutaste de este artículo, considera invitar un cafecito a tus amigos de NidoAzulcrema.

Buy Me a Coffee Banner

O si prefieres, puedes dar una propina.

Previous Article

AP23, J6: Club América vs. León

Next Article

[CALIFICACIONES] Mazatlán (1-3) Club América Femenil: “Récord de victorias consecutivas en Liga”