NidoAzulcrema
Esperemos que todo el drama no afecte el objetivo primordial.
Esperemos que todo el drama no afecte el objetivo primordial.

“Después de sufrir contra Pumas, el equipo mejoró mucho y jugó bien contra Monterrey”, “Estamos cerca de llegar a otra final, y si ganamos, seremos el equipo con más títulos”. Desafortunadamente estas no son las frases que se están escuchando entre los americanistas en estos días. Actualmente hablamos de Matosas, de Darwin Quintero y los posibles 15 mdd, de Samudio, de que Mohamed se va al finalizar el torneo sí o sí, de la separación de Paul Aguilar del equipo, etc.

Este artículo fue escrito por Jorge (@JrgKV en Twitter) quien compartió su opinión con respecto a la actualidad del Club América.

 

Algunos reporteros de diversos medios tuitean en autorepresentación del “americanismo”, pero se equivocan al no ver una realidad muy clara: El americanismo de estos días está fracturado. A esto le podemos sumar al tuitero que grita a los cuatro vientos que Mohamed debe de largarse a la de ya y que “esto no estaría pasando con el Piojo”. Como si el Turco fuera un enemigo del equipo; como si el Turco no hubiera logrado que el equipo sea líder por más de la mitad del campeonato; como si el Turco no estuviera a un paso de una final para ir por la 12; como si el Turco no hubiera hecho demasiado con tan poco. Porque en estos momentos, muchos enardecidos americanistas reclaman la manera de jugar del equipo, pero ya quisiera verlos competir un auto deportivo y ellos manejando un vocho.

Irónicamente, los únicos que parecen estar sólidos en esta tempestad mediática son los jugadores. Demostrando que son profesionales, y que, independientemente de cualquier relación de amistad que exista entre ellos, quieren ser Campeones. Si el vestidor estuviera TAN roto como dicen los gurús deportivos del Twitter, ya hubieran existido consecuencias negativas, no olvidemos que lo de Paul ocurrió antes del juego contra Monterrey. Y sobre Paul, no importa como te llames ni donde trabajes, si cometes una indisciplina, mereces sanción; pero lamentablemente aquí parece que muchos prefieren apapachar al lateral que priorizar el bien de la institución.

Ser el América actualmente significa padecer lo efímero que representa la era de las redes sociales. En Twitter hay tendencias, pero esas tendencias duran prácticamente nada. Nuestro equipo parece estar sufriendo lo mismo. Me explico: disfruté el título ganado cuando el Piojo era DT, y también me emocioné con la final contra el León, pero disfrutar esos triunfos dista mucho de considerar a ese como un equipo histórico y una época dorada del Americanismo, y realmente lamento que alguien pudiera pensar de esa forma.
Al día de hoy, algunos exigen la llegada de Matosas, seguramente con la ilusión de que cuando se siente en el sitio del DT, será pentacampeón mágicamente; pero olvidan que lo de Matosas fue exitoso porque su proceso fue respetado; y peor aún, olvidan que su proceso inició desde la Liga de Ascenso. Pero quiero dejar en claro algo: en lo personal, Matosas me parece un muy buen técnico y su estilo me agrada, pero no quiero que llegue a Coapa en estos momentos. En vez de eso, prefiero ver al Turco con un mejor plantel: sin Rey, sin Osvaldito, sin Arroyo, sin Topo; y apuntalado con refuerzos que hagan honor a ese título. Yo prefiero eso, pero difícilmente ocurrirá.

Si el Turco se va, si llega Matosas, si Darwin ya está arreglado, todo eso debe ser secundario en estos momentos. Lo realmente importante ocurrirá el domingo, y esperemos que la próxima semana también. Porque no olvidemos que todos queremos a estos colores, y todos queremos cantar y gritar la 12. Y principalmente, ratificar una vez más, que el América es el equipo más grande de este País.