NidoAzulcrema
Sigue dividiendo opiniones

Queda claro que la forma de ver el fútbol entre algunos sectores de la afición y en este caso, la directiva, puede ser radicalmente opuesta.

Mientras que unos –entre los que me incluyo– queremos caras nuevas en el ataque, en Coapa se busca que Oribe Peralta se retire como azulcrema. Así lo manifestó el presidente deportivo de las Águilas:

Justo estaba hablando con él ahorita, él es una persona madura en ese aspecto, no le corre tampoco prisa. Obviamente nosotros queremos que se quede en la institución, es una pieza muy importante, hoy lo veo mejor que nunca físicamente, es el líder del equipo, está muy identificado con la institución y con la afición y está dando muchos resultados dentro de la cancha. Obviamente queremos que siga un buen tiempo más aquí. Esperemos que lo podamos renovar y que se retire siendo americanista.
– Santiago Baños

Oribe tiene 33 años al momento de escribir esta nota y llegará a 34 el próximo Enero. Es decir, muchos años de carrera por delante no tiene.

El problema entre fans y detractores del jugador es claro: a algunos nos parece que es un jugador limitado con los pies y que no es tan bueno como gritan los medios deportivos mexicanos semana tras semana.

Sin embargo, sus fans argumentan que “aparece cuando más se le necesita” y que “suda la camiseta”. La realidad es que ambas partes tienen razón. Peralta es limitado pero se las arregla para hacer algunos goles como en los últimos Clásicos. Esto ante los ojos que valoran resultados por encima de funcionamiento es evidentemente una maravilla.

Es innegable que tiene ‘colmillo’ y que actitud no le falta, pero si fuera por aptitudes de futbolista, nunca estaría en mi equipo. Un club como el nuestro que a lo largo de su historia tuvo bombarderos de primera línea debería tener siempre al mejor delantero del país. Hacer goles es lo más difícil de este deporte. Por eso los delanteros cuestan tres o cuatro veces más que los defensores. ¿Por qué dejar en los pies de alguien que nunca ha sido campeón de goleo la responsabilidad de hacer nuestros goles?

A veces da la impresión de que América no quiere desprenderse de ciertos personajes por temor a que “nos salga peor dejarlos ir”. Es como los casos recientes de Muñoz y Sambueza. Ahora mismo pocos se acuerdan de ellos. Uno ni juega y el otro se mantiene tímidamente en el radar. América vivió sin ellos como podrá vivir sin Oribe o cualquiera, solo basta animarse a dar el paso.

¿Te parece bien la idea de renovarlo?