NidoAzulcrema
Un poco más y no le hacemos gol ni al arcoiris
Un poco más y no le hacemos gol ni al arcoiris

América se cansó de perdonar al Impact canadiense y debió conformarse con un empate en el duelo de ida de la final de Concachampions.

El partido estaba para un 5-2 pero las múltiples fallas frente al arco estuvieron a nada de entregar el botín completo a los visitantes. Afortunadamente, Oribe apareció al final para emparejar los cartones y dejar la resolución hasta la próxima semana.

PRIMER TIEMPO

La primera llegada importante surgió alrededor del minuto ocho. Darwin filtró la esférica para un encarrerado Arroyo que por dejarla correr y ganar metros se cerró el ángulo y ya no alcanzó a cruzar al arquero.

América ganó en confianza y dos minutos después, fue el turno del Científico de probar fortuna pero el arquero Bush estuvo atento para manotear a córner. En la acción siguiente, Pablito se encontró solo para hacer gala de su juego aéreo pero el balón se fue desviado.

El que no perdonó fue Ignacio Piatti. La jugada arrancó por derecha en la que el paraguayo Aguilar no se animó a presionar al que tenía la esférica que habilitó al compañero que entraba al área quien brillantemente dejó pasar la esférica para quitarse a Pimentel de encima. Fue entonces cuando Piatti de colmillo largo y retorcido remató ante la tibia marca de Paul para batir por abajo a Muñoz y marcar el tanto de la ventaja para los suyos al dieciseis.

El gol pareció sacarle el aire a las Águilas que se quedaron sin reacción un par de minutos.

El primero en volver fue Sambueza. Al veintidós intentó un chanflazo en los linderos del área que un atento Bush mandó a tiro de esquina. Un minuto después, Darwin intentó desde media distancia con poca fortuna.

América regresó al partido. El problema es que Benedetto no salió fino. Al veinticuatro, un centro perfecto de Sambueza describió una curva en el aire que habilitó al Pipa que al sentirse tan solo, intentó una especie de chilena-tijera que terminó siendo bochornosa gracias a la mala ejecución de la misma. Pudo haberla bajado y fusilar al arquero.

Piatti se cansó del apedreo y decidió arrancar desde su cancha a la media hora de juego quitándose a cuanto águila encontró a su paso. Cuando ya solo le restaba doblegar a Muñoz, la intentó de lujo por encima del cancerbero y se la perdió por escasos centímetros.

Las Águilas insistían pero las imprecisiones de Benedetto seguían impidiendo concluir las jugadas. Al treinta y seis, Samudio prendió de zurda un globito dentro del área que besó la red pero por fuera.

Un minuto antes de finalizar el encuentro, el veloz Oduro aprovecha que en América nadie marca para escapar e ir contra Muñoz. Entonces, apareció la polémica. Justo cuando iba a entrar al área, Martínez lo derriba al tomarlo de la camiseta y el árbitro perdona la roja al paraguayo ante los airados reclamos de los azules.

Las Águilas se fueron al descanso con desventaja.

SEGUNDO TIEMPO

Oribe hizo su reaparición tomando el lugar de un intrascendente Martínez.

Diez minutos pasaron del tiempo complementario hasta que América reanudó su bombardeo. Fue el Científico quien recibió desde la derecha y sacó un derechazo que Evan Bush volvió a salvar.

Al cincuenta y nueve, Benedetto se pierde otra ocasión tras una copia exacta de la jugada del primer tiempo, solo que esta vez, desde la izquierda. Pipa intentó colocarla de cabeza pero le salió a las manos del arquero. Un fastidio el guardamenta canadiense.

Dos minutos después, Darwin deja atrás a su rival y manda un servicio de medio gol a Oribe quien no gira el cuello lo suficiente para desviar la esférica con dirección de gol perdiéndose el empate.

Al sesenta y siete, Quintero vuelve a brillar por derecha. Se interna al área, protege el balón con el cuerpo y retrasa para Sambueza quien empalma el balón de forma tan exquisita que describe una curva con destino de gol pero la horquilla dijo que no. Hubiera sido el gol del año.

La artillería azulcrema era constante aunque la pólvora no terminaba por secarse. Benedetto tuvo una última al sesenta y nueve pero el balón terminó en las nubes.

El partido estaba ya para tener cuatro o cinco de ventaja pero increíblemente se seguía perdiendo.

El setenta vio ingresar al ‘Chepe’ Guerrero en lugar de un poco imaginativo Pellerano y diez minutos después, Benedetto quien había salido ovacionado apenas hace una semana, salió abucheado. Qué afición más extraña.

Al ochenta, un intento más. Paul probó desde fuera del área pero el caprichoso balón seguía riéndose de los amarillos una y otra vez.

A dos del final, el genio de siempre. Sambueza levanta la esférica al corazón del área chica para encontrar a Oribe quien saltó entre un mar de gente y decretó el empate con poderoso remate de cabeza.

América buscó la ventaja hasta el último minuto. El noventa vio un remate de Zúñiga que el arquero rechazó cerca de Oribe quien por instinto estiró el pie pero el maldito esférico volvió a reirse de todos y se fue por centímetros hacia afuera.

Arroyo preparó el lanzacohetes como último recurso pero Bush solo iba a permitir un tanto y aunque rechazó con cierta dificultad, evitó la caída de su marco.

América fue amo y señor del encuentro como lo indican las estadísticas. Según los números de ESPN, se dispararon cerca de 30 remates. Aunque cuando tus delanteros no andan, aunque remates otras 30, no van a entrar.

ESTADÍSTICAS

stats-america-impact

RENDIMIENTO

Moisés Muñoz

Moisés Muñoz

REGULAR

Una noche mayormente tranquila pero recibe un tanto en el que nada puede hacer y en otra lo salvan la soberbia de Piatti y la amarilla de Martínez sobre Oduro.

Paul Aguilar

Paul Aguilar

REGULAR

En el gol, se olvida de Piatti. Hacia el frente no suele profundizar optando mejor por el disparo de media distancia. Fiel a su costumbre, anduvo de provocador con el arquero Bush.

Erik Pimentel

Erik Pimentel

MAL

En velocidad siempre fue presa fácil. Impact atacó poco pero cuando lo hizo, generó cierto peligro. Es evidente que la inactividad hace trizas a la mayoría de los futbolistas. Erik puede ofrecer mejores presentaciones que esta.

Pablo Aguilar

Pablo Aguilar

REGULAR

Tampoco la pasa bien con la velocidad de Piatti y Oduro. Hacia el frente se pierde un gol de cabeza aunque bueno, de muchas otras nos ha salvado.

Miguel Samudio

Miguel Samudio

REGULAR

La banda izquierda la monopolizan Darwin o Arroyo en la primera parte y Sambueza en la segunda. Le dejan poco margen para incorporarse aunque se las ingenia para probar de aire ese balón suelto que pudo terminar en una gran anotación. En línea de cinco sería un rayo. ¿Te animas, Gus?

Cristian Pellerano (70')

Cristian Pellerano (70')

REGULAR

Empieza animado y jugando después del círculo central en donde hace transitar la esférica. No tiene oportunidad de probar al marco y se diluye conforme el partido gana en madurez hasta que es sustituido.

Osvaldo Martínez (45')

Osvaldo Martínez (45')

MAL

Nunca encontró su posición en la cancha. Pellerano lo abandona y lo obliga a cubrir una gran cantidad de terreno que da como resultado andar correteando rivales. Se salvó de la expulsión.

Rubens Sambueza

Rubens Sambueza

MUY BIEN

Anda en un nivel bárbaro. Habilitó en dos ocasiones francas de gol a Benedetto, probó al marco un par de ocasiones siendo una de ellas ese disparo fulminante que hizo vibrar al marco y terminó su noche con la asistencia para Oribe.

Darwin Quintero

Darwin Quintero

BIEN

La gente lo abuchea en el segundo tiempo porque es mas fácil hacer eso que revisar el trabajo del colombiano. En el primer tiempo filtró para Arroyo que no aprovechó. En la segunda parte puso medio gol a Oribe y se combinó con Sambu en aquella jugada del poste. Es cierto que no tiene la mejor puntería pero de que pone pelotas de gol, sin duda.

Michael Arroyo

Michael Arroyo

REGULAR

El Gambetita tiene la misión de probar de lejos tanto como sea posible pero la puntería no es la mejor. Es voluntarioso y juega tan mal en partidos anteriores que en este por lapsos se ve decente. Una lástima que lo pillaran adelantado justo cuando batió al arquero en el primer tiempo.

Darío Benedetto

Darío Benedetto

MAL

Si la semana pasada fue inolvidable para él, esta también lo será. Pero al revés. Contra Herediano hizo los goles que quiso y contra Impact se perdió todos los que quiso. Ni hablar, así es el fútbol. Deberá tener tranquilidad para definir que siempre deja esa impresión de tener ansias por marcar y cuando no sucede, se desespera aún más y el problema termina siendo mayúsculo.

SUSTITUCIONES

Oribe Peralta (45')

Oribe Peralta (45')

BIEN

Primero se pierde una clara. Raro en él. Después logra el empate al más puro estilo Oribe y estuvo a nada de ser el héroe absoluto de no ser por ese último balón que prefirió irse por encima que ir a dormir con la red.

José Daniel Guerrero (70')

José Daniel Guerrero (70')

REGULAR

Salvo que fuera por cansancio, no se entendió este cambio. América no necesitaba un contención porque Impact atacó muy poco en el segundo tiempo. El trabajo de Chepe fue mínimo.

Martín Zúñiga (79')

Martín Zúñiga (79')

REGULAR

Otro oxidado a causa de la inactividad. Su primera intervención es un remate de cabeza bastante descompuesto y después estuvo cerca de hacer un gol pero Bush estaba en plan odioso frustrando planes a diestra y siniestra por lo que dejó a Martín con las ganas.

LÍNEA POR LÍNEA