NidoAzulcrema
melquaidesnota
Adiós a la voz del Azteca

El día de hoy hemos despertado con la triste noticia que Don Melquiades Sánchez Orozco, la voz del Estadio Azteca desde su apertura, murió durante la noche del domingo 4 de noviembre.

Podrá parecer tonto lamentar la muerte de una persona que su único trabajo era darle voz a un partido de fútbol. Sin embargo, para los que somos constantes asistentes a la cancha del Coloso de Santa Úrsula, la voz de Don Melquiades fue una que nos acompañó por muchos años. En las bocinas del Estadio se escuchaban alineaciones, cambios, marcadores, anuncios y los anotadores de los goles.

Tuve la oportunidad de topármelo unas cuantas veces en las rampas del Azteca, siempre amable y dispuesto a saludar, así como platicar con los aficionados. Aún en silla de ruedas se detenía a regalarle fotos a quien se lo pidiera, todo un caballero.

Sorprende mucho que apenas el sábado por la noche todavía estuvo trabajado, dando la alineación por última vez, cómo olvidar el tono de voz que nos daba a conocer el 11 americanista que defendería nuestro escudo ese día. A pesar de que no era aficionado Águila, me da gusto saber que el último gol que anunció fue uno del América.

Desde hace unos años, Francisco Reyes apoyó en las labores de voz oficial del Estadio, sin embargo, sus patéticos gritos y mal sentido del humor nos dejaban cada fin de semana más claro que nadie podría sustituir a Don Melquiades. Ahora, tendremos que seguir adelante sin él y aguantando al flamante vocero del gobierno del Estado de Morelos.

Sin dudas vamos a extrañar a Don Melquiades, será triste el partido ante Veracruz ahora que sabemos que no estará nunca más.