NidoAzulcrema
peraltamal
América no pudo y se acabó la Concachampions

Las Águilas del América olvidaron por una noche su historia y fracasaron rotundamente en la Liga de Campeones de la CONCACAF 2017-2018. Triste y patética, así fue la mojada noche de unos Azulcremas que en 180 minutos jamás pudieron romper el cerrojo que les puso el Toronto.

Escribe una dirección válida
OOPS. Ese correo ya está en uso
The security code entered was incorrect
Gracias por apuntarte 😎

Como ya lo hemos dicho, la motivación te puede llevar hasta cierto límite, sobre todo en deportes individuales donde unas cuantas palabras o hasta una película pueden motivar a un boxeador o un maratonista a hacer lo impensable, pero cuando estás en un deporte de conjunto, a veces las palabras no bastan.

Mientras un estratega ya se remojaba los bigotes pensando en las ganancias que ganaría haciendo comerciales de la Selección Nacional, otro, Greg Vanney, estudiaba a la perfección a su rival y con las armas a su disposición, planteó un partido inteligente, casi sin errores.

No nos equivoquemos, Toronto fue mejor siempre y nunca tuvo la serie en riesgo. Jugó ordenado, bien parado, sin miedo al Coloso. Buscó un error, que encontró rápido, y sentenció la serie a su favor. Desde un inicio este equipo canadiense le dio la seriedad correspondiente al torneo continental, con apoyo de su liga aplazó partidos, se concentró en sus rivales y los terminó matando. Primero Tigres, y ahora América. Y sin dudas, Chivas lo tendrá muy complicado. He ahí la diferencia cuando tienes un entrenador que sabe ganar a otro que vive en el fracaso.

Y sí, a pesar de lo que se diga, Miguel Herrera ha fracasado muchas más veces con América que dado satisfacciones a una afición que ayer con todo y lluvia, tráfico, costo de boletos y demás sacrificios, estuvo presente para alentar a su equipo. No es coincidencia que el nuevo papelón en Concachampions sea de la mano del Piojito, recordemos que hace unos años nos daba la primera derrota en juego oficial ante un equipo centroamericano dejándonos fuera de la versión 2013-2014. Increíble pensar que hasta Matosas y Ambriz ganaron este torneo.

Los de Coapa se cansan de mostrar que no hay trabajo táctico. Dependen de una individualidad, un chispazo. Antes Herrera tenía a Chucho y a Sambueza, eso le maquilló todo su proceso pasado. Porque ayer fue más que claro que no puede con un equipo ordenado atrás. No hay una sola variante al frente, la técnica es que Renato intente algo. De ahí no pasan. Las jugadas a balón parado son una burla, no hay escalonamiento correcto entre volantes y laterales. Los centrales están descoordinados. Los delanteros se estorban entre ellos. Mateus no termina de saber si es contención o volante, Peralta no sabe si es centro delantero o medio creativo, William es un misterio ¿cuál es su posición real?

Asimismo, su ego lo hundió, apenas un día antes del partido de ida menospreciaba la MLS y a sus equipos. ¿En serio compara a su América con lo mejor de Europa? Luego se cansa de decir que 2 goles no son nada, que su cuadro tiene llegada, que se estaría en la final con una mano en la cintura. Bien dice la sabiduría popular, más rápido cae un hablador que un cojo.

Pero no todo es culpa de Miguel Herrera, los jugadores tienen su parte también. Es verdad, viendo ayer que los cambios eran el “Wero” Díaz y Láinez, es obvio que al plantel le faltan unas cuantas piezas más. ¿Quién iba a pensar que a estas alturas del torneo estaríamos extrañando al malquerido Samudio? Y bueno ¿qué decir de Pablito? La Directiva armó una media cancha fuerte, pero descobijó la zaga y la delantera, pero ese es otro tema.

Sobre los jugadores, Aguilera y Bruno son una burla como pareja, ni ellos ni nosotros sabemos quién es el líder de esa zona. Ayer no estuvo Vargas, pero en la ida nos costó, William nuevamente nos enseña que no es lateral. ¿Aldo Cruz no puede jugar ahí? Y bueno, “el mejor lateral de México” es una caricatura. Está en todo, menos en defender su zona. Juan Carlos Osorio tiene razón, es indisciplinando tácticamente, pero no sólo él, todo el América no sabe de orden táctico porque su entrenador sólo los motiva.

La media cancha, lo mejor que tenemos (en papel) no carbura ya. Guido correo pero no genera salida ofensiva. Mateus, que daño le hizo el llamado a su Selección, se nos quedó en Francia en la Fecha FIFA. Ibargüen, no es solución y nunca lo será, no puede con la casaca Azulcrema. Renato corre y corre, pero no sabe lo que es terminar una jugada con un pase correcto.

¿Cuánto es la renta por una medalla de oro olímpica? En México, infinita. Apenas se anunció que el Tibio Muñoz se lleva el Premio Nacional del Deporte a 50 años de su medalla. Peralta, va que vuela para ser de esos que viven de un solo logro. Es increíble que juegue los 90 minutos, no genera absolutamente nada. Martín, otro que se veía con la Selección Nacional antes de tiempo. El chavo ha demostrado ser más que limitado y sin pantalones para aparecer en los momentos difíciles. En unos torneos, será un triste recuerdo como Rafa Márquez Lugo.

El futuro del América se llama Láinez. El único que ayer no se achicó, encaró, pidió el balón e intentó algo diferente. Éste sí merece minutos.

En fin, sin dudas fue un trago amargo. Morir sin ni siquiera intentar algo diferente es triste, especialmente cuando todos sabíamos que así sería el partido. Herrera se murió con la suya.

Esperemos que en la Liga no pase lo mismo.

Si te gusta lo que hacemos en NidoAzulcrema considera…

* No te genera costo adicional y quizá recibamos una pequeña comisión.