NidoAzulcrema
Bien, Miguel.

El empate ante UNAM en calidad de visitante parece positivo si te perdiste el partido. Las Águilas fueron una copia de los duelos anteriores: adelantarse en el marcador y a colgarse del travesaño. La liguilla del América ha sido nefasta y agradezcamos a San Marchesín el mantenernos con vida.

En el pasado lo comentamos: Herrera apuesta a su planteamiento inicial y ruega que funcione porque cuando hay que modificar, se queda sin ideas. Su terror a perder lo ha llevado a defender en exceso y buscar contragolpes imaginarios que provocan que los rivales se instalen en nuestra área.

Claro está que los jugadores llevan su parte de culpa. Ninguno de los estelares atacantes sudamericanos tiene un mínimo de carácter y personalidad para cargar con el peso ofensivo. Mateus volvió a ser el mismo fantasma de temporada regular. Ibargüen es incapaz de disparar con potencia, Ibarra no desborda a nadie y Roger Martínez se confirma como una de las peores contrataciones en la historia hasta el momento. Se esperaría que un jugador de ocho millones de euros por lo menos pateara con fuerza.

Al final somos Marchesín y otros diez. El arquero azulcrema es el único que vuela para salvar el marco, es el único que se tira para enfriar a los contrarios, pero sobre todo, es el único que demuestra en la cancha que quiere salir campeón. Llegaremos tan lejos como sus guantes nos lo permitan.

PRIMER TIEMPO

El partido comenzó a buen ritmo pero con pocas oportunidades de patear a gol como la de Oribe al 6’ que salió a un costado de la portería.

América lo hizo de nuevo. Volvió a ponerse delante por tercer encuentro consecutivo. Láinez tomó la pelota por derecha y en base a potencia se metió al área para terminar con disparo por abajo que sacudió las redes del Olímpico Universitario. Uno a cero y silencio sepulcral al 21’.

Pumas intentó recortar pero Don Marchesín atajó aquel remate de González al 23’. Pablo Barrera lo intentó al 26’ de tiro libre pero el argentino volvió a resguardar la portería.

El cronómetro siguió su marcha en medio de la intensidad de ambos conjuntos aunque las acciones en las áreas perdieron frecuencia. Las Águilas fueron al descanso con ventaja por la mínima.

SEGUNDO TIEMPO

El gusto duró cinco escasos minutos. Alan Mozo se comió con patatas a Luis Reyes por banda izquierda y centró por abajo para un solitario Martín Rodríguez que fusiló a Marchesín e igualó los cartones.

Al 59’ se fue el capitán Peralta y entró Ibarra.

Marche salvó al 64’ tras frustrar a tiempo el remate de Felipe Mora quien había quedado sin marca a pase de Cabrera. El arquero azulcrema ya era figura.

Láinez dejó la cancha al 71’ a cambio de Ibargüen. Sustitución lamentable considerando que Diego era un dolor de cabeza para los rivales cada que la tenía por la banda.

El colegiado Santander fue a la pantalla del VAR y regresó con premio: penal a favor. El Piojo indicó que Roger tenía que patearlo, al fin que los jugadores aun no cumplen la mayoría de edad para tomar sus propias decisiones.

Sería aventurado decir que Roger pateó el peor penal de la década, pues la colección reciente tiene cualquier cantidad de estos terroríficos “disparos”. El colombiano perdió la oportunidad de aportar de manera tangible al equipo al 72’.

Ibargüen intentó vencer a Saldívar en la recta final pero sus disparos carecieron de potencia como a lo largo del torneo. Es cansino el «toquecito» a un lado. Pareciera que hay que ponerles videos de Gabriel Omar Batistuta para que aprendan a destruir la portería.

Henry Martín cerró los cambios al 89’ tras tomar el lugar del alicaído Martínez. Santander añadió seis minutos para terror del Piojo aunque el marcador ya no se movió.

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

MUY BIEN

El único que se comporta como sudamericano. Es todo talento, coraje y orgullo. Que le den la cinta de capitán, las llaves de Coapa y contrato vitalicio. Tercer partido siendo el mejor en la cancha. Sus guantes mantienen vivo el proyecto de Herrera.

Paul Aguilar

MAL

Atrás ofreció un duelo irrelevante como ya es costumbre, aunque más importante, tuvo el 2-0 pero su remate y contrarremate fueron lamentables cuando un tiro cruzado a media altura acababa con Saldívar.

Bruno Valdez

REGULAR

No la pasó bien contra Mora y González. Le ganaron la espalda en un par de ocasiones que requirieron la intervención de Marche.

Édson Álvarez

REGULAR

Es notorio que ante UNAM se motiva. Fue el central más activo puesto que es más ligero que Bruno y Emma y tiene velocidad para seguir a quien fuese necesario. Debería aprovechar su libertad para dar salida algo más limpia al equipo.

Emmanuel Aguilera

REGULAR

Discreto. Quizá en exceso. Debió apoyar de mejor manera a Reyes por el costado considerando que Barrera gusta de lucirse ante las Águilas. Algo así como lo que hacía Pablito cuando tenía a Mares por izquierda. En estos partidos debería tener mayor presencia y fungir de líder.

Luis Reyes

MAL

Dura noche ante Barrera. De su costado se gestó el gol en contra. No fue solución para contener al volante felino y tendrá unas cuantas horas para buscar como resolver ese enigma si no quiere sufrir para la vuelta.

Guido Rodríguez

REGULAR

Luchador pero menos fino que lo que acostumbra y es normal. Mateus abarca poco terreno cuando toca defender y ante jugadores dinámicos como Cabrera, Rodríguez y Barrera también sufrirá. Habría que probar con Édson junto a él para la vuelta.

Mateus Uribe

MAL

Volvió la apatía. Dista de ser un escudo fiable y como volante ofensivo no existe. Dejemos de regalarle minutos por sus partidos de hace cinco o seis meses.

Diego Láinez (71')

BIEN

El único que conduce con decencia la esférica. Mostró el camino hacia el triunfo que se volvió a desaprovechar. Un error sustituirle considerando que mantenía en alerta a los laterales auriazules. Tiene que jugar la vuelta sí o sí.

Oribe Peralta (59')

MAL

Seamos serios. No se puede jugar de contragolpe con Peralta en la cancha. Sus bardos siguen cantando sobre la supuesta lucha, entrega, «hace otras funciones» pero la realidad es que pasan los partidos de liguilla y dista de ser una pieza importante.

Roger Martínez (88')

MUY MAL

Somos el único equipo del mundo donde nuestros delanteros hacen partidazos sin tener que anotar. Por lo menos, así lo vio el Piojo. Le sirvieron la gloria en bandeja de plata y no la quiso tomar. Fallar es parte del juego, pero por piedad, vamos a intentar que los tiros superen los 2 kilómetros por hora.

SUSTITUCIONES

Renato Ibarra (59')

MAL

En algún momento fue pieza clave por derecha. Hoy en día es incapaz de desbordar y dar un centro con ventaja. Le cometen multitud de faltas pero podemos canjearlas todas por un disparo franco a portería.

Andrés Ibargüen (71')

MAL

Carreras impecables, gambetas indescifrables y disparos miserables. ¿Qué hay que hacer para motivarle para patear con más determinación? Tuvo dos oportunidades que regaló a Saldívar.

Henry Martín (88')

No todos los días va a marcar gol sobre la hora ante Pumas. Debió entrar desde el ochenta cuando menos.

LÍNEA POR LÍNEA

  • Portería
  • Defensiva
  • Contención
  • Creación
  • Definición
  • Dirección Técnica
2.3

Comentario Final

Somos Marchesín y 10 más.