NidoAzulcrema
Papelón en la Bella Airosa

En lo que pareció un Déjà vu de las pasadas liguillas, el América volvió a ser ese equipo timorato que no demostró tener sangre y recibió 2 goles en la compensación del segundo tiempo. Gracias a una actuación destacada de Cecilia Santiago, el equipo no fue goleado desde la primera mitad.

Alineación

Portería

1 C. Santiago

Defensa

2 A. González, 3 M. Díaz, 4 A. Lozada, 26 A. López

Medio campo

8 E. Verdugo, 18 C. Cuevas, 20 D. González, 19 Z. Hernández

Delantera

  1. D. Espinoza, 9. Lucero Cuevas

Cambios

44’: Entró M. Rodríguez por A. González.
62’: Entró C. Hernández por D. González.
87’: Entró V. García por D. Espinoza.

Primer tiempo

El América volvió a recibir un gol temprano. A los 7 minutos ya lo perdía luego de que todo el aparato defensivo (incluyendo mediocampistas) dejó que Pachuca paseara el balón afuera del área grande. Luego de que un tiro rebotara en el poste, la delantera tuza aprovechó el balón solitario frente a la arquera azulcrema.

Pachuca siguió al frente y Cecilia tendría que emplearse a fondo para tapar jugadas que prácticamente eran gol. Cuéllar decidió hacer su clásico cambio del primer tiempo y Alondra González dejaría la cancha. El movimiento no funcionó y Pachuca siguió llegando en los últimos instantes. 1-0 al descanso.

Segundo tiempo

No habría jugadas peligrosas por parte de las azulcremas, salvo los clásicos tiros desviados o a las manos. Un penal señalado a Pachuca en el 56’ arruinaba las esperanzas del empate, pero de nuevo Cecilia apareció al atajar la pena máxima. Sin mucho orden y con algo de empuje, el América conseguiría el empate por medio de un autogol al 79’. Luego, al 89’ parecía que nos llevaríamos la victoria (sin merecerla) luego del gol de Vannya García.

Pero, como es la tónica del América este torneo y lo que se comentaba al inicio de la nota, aparecieron los fantasmas de liguillas pasadas. Un desorden total en las jugadoras, poca reacción y en los minutos de compensación Pachuca empataría y luego remontaría mediante un tiro libre donde la barrera fue un chiste.

Si fuéramos rigoristas podríamos decir que la juez central se excedió al llevar a 6 minutos la compensación cuando había señalado 3, pero la realidad es que el América femenil se está desinflando.

Comentario final

Los partidos ante Pachuca siempre han sido duros en la liga femenil, pero antes era un duelo donde el América mostraba resistencia y se imponía. Esta vez se perdió la oportunidad de amarrar el liderato del grupo y quizás el 2do puesto de la tabla general. Sin embargo estos números serían engañosos para lo que en realidad está sucediendo en la cancha. Semana a semana se cambia a las jugadoras, no hay un once definido aunque así lo parezca cuando vemos que algunas repiten.

Tampoco hay juego de conjunto y reitero que hace falta una jugadora de experiencia en el ataque. Cecilia Santiago es la portera de la selección nacional, pero no podemos esperar que desde su área esté orquestando a las delanteras. Se necesita alguien adelante que ordene.
El proyecto de Cuéllar sólo parece un entrenamiento jornada a jornada, donde a más de un año de la creación de la liga femenil, no ha habido avance en la “formación” de las jugadoras.

Próximo juego J18

Sábado 17 de noviembre, 16:00 hrs, Coapa. Se cierra la fase regular del campeonato recibiendo a Lobos BUAP femenil. No cuenta nada más que la victoria si se quiere mantener al menos el 3er lugar, y si Toluca vence a Pachuca, volveríamos al 2do puesto general. O bien, una derrota más victorias de otros equipos podría llevar al América al 6to lugar.

¿Pero en realidad hará la diferencia cerrar en “casa” cuando tus partidos de local son en canchas de entrenamiento? O bien, ¿cuándo el fútbol desplegado no da para ilusionarse?