El Americanismo Actual es un Volado

Si existe un deporte donde se polariza en opiniones es el fútbol, ya que estas se tratan más de gustos y apreciación del espectador que de los conocimientos que se puedan tener sobre el mismo.

Resulta que cuando somos aficionados de un equipo, la pasión en más de una vez nos rebasa y más de uno de ustedes lo sabrá por experiencia propia, al final de cuentas uno no elige y mucho menos se da cuenta de que ama a un equipo hasta que está hundido en la pasión que este le genera.

Cuando alguien te pregunta “¿a qué equipo le vas?” sabes que existen tres reacciones al decir América porque esta palabra nunca puede pasar desapercibida:

  1. el que de pesado no te baja,
  2. el que simplemente dice ¡ah! ya sea mostrando asombro o desilusión y finalmente…
  3. el tan deseado yo igual; entonces en ese momento te alegras de encontrar a otro AMERICANISTA sin importar quien sea pues entre nosotros nos entendemos.

En esta afición no existen las medias tintas desde siempre y no de ahora como afirman algunos. Siempre hemos sido así: no sabemos de matices y nos encanta buscar responsables, encontramos héroes o villanos partido a partido sin importar nada más. Cuando se pasa la euforia o el coraje momentáneo, es entonces que analizamos con cabeza fría, para expiar nuestro sentir encontrando al personaje adecuado para alabar o recriminar nuestra alegría o disgusto.

Actualmente leo siempre cuando se gana “a pesar de tanto lastre”, que tenemos a los mejores futbolistas pero cuando se pierde, estamos llenos de petardos y pechos fríos. Sin importar los resultados en las eliminatorias por el calor del momento entre quedar eliminados y la posibilidad de obtener un campeonato (CONCACHAMPIONS) sé que nos hará cambiar de sensatez sea cual sea la situación para mal, ya que todo es circunstancial.

Desde el Americanista más crítico al más tolerante, poco a poco se va reduciendo la paciencia y por más “resultadista” que uno pueda ser, nadie en el fondo se engaña. Eso se demuestra en los infinitos cuestionamientos que rodean el proceso actual, a veces rayando en lo tóxico y otros justificando nuestra realidad con un absurdo “es lo que hay”, como si no se debiera pedir algo más y por lo tanto conformarse con lo que a cuentagotas nos da el equipo.

Como aficionados vamos perdiendo objetividad y repetimos al igual que la institución las mismas iniciativas que han llevado al equipo a donde hoy está con las miserias de fútbol que el plantel actual nos puede regalar. A nuestro amado Club América lo han convertido en eso que “nadie” disfruta. Al verlos jugar, lo único a decir provocan en mí pensar es… acaso todo va de un volado dependiente de que al menos un jugador se ilumine durante los 90 minutos, para contagiar a otro y no tenemos más. Hace años no veía a 11 extraños deambular en el campo como equipo dominguero. Antes mínimo existían los berrinches al salir del campo, hoy hasta eso les da pereza a nuestros jugadores parece ni impotencia les genera dejar de jugar o es que quizá ocurre lo que dicen por ahí “hay gato encerrado”.

Escribir aquí para defender o culpar a alguien en calidad de invitado no me agrada, pues me parece incongruente de mi parte. Sin embargo, deseo señalar que todos —absolutamente todos— deben ser autocríticos para asumir su parte de la responsabilidad que les corresponde sin excusarse en nada, sabiendo cerrar ciclos y más de uno buscar nuevos aires.

Hoy importa más el dinero que sentir la playera, representar a la institución, valorar dónde están y ya ni se diga sentirse profesionales.

Al igual que ustedes, deseo un campeonato pese a lo que pueda reflejar lo compartido en estas líneas porque todos ellos más tarde que temprano se irán y lo único que quedará serán los recuerdos pero sobre todo los éxitos o fracasos. Vaticinar la cara que veremos en el próximo duelo es aventurado porque la bipolaridad en el campo se ha adueñado pero lo indudable es que podremos pasar de lo sublime a lo inverosímil, venga lo que venga disfrútalo…

Ganar o perder es válido pero ¿a ti qué te genera hoy el Club América? y ¿te atreves a predecir cómo cerraremos este 2020?.

—–

Muchas gracias a Mynahui, asidua forista en NidoAzulcrema.com quien se animó a publicar una columna para compartir su sentir sobre el americanismo (equipo y afición) actual con nosotros.

Related Posts