NidoAzulcrema
america-2016
¿Dónde está el líder de este equipo?

En uno de estos días no tenía mucho qué hacer, así que me puse a terminar de ver la primera temporada de Gotham, una buena serie inspirada en dicha ciudad ficticia cuando Bruce Wayne acaba de perder a sus padres y Jim Gordon es un novato.

Ahí estaba viendo el programa cuando me vino a la mente una frase de hace unos años de mi hermano para describir al América y que hoy se puede volver a usar a la perfección: el club América está plagado de Robins, pero ¿dónde está Batman?

La eliminación del América a manos del Monterrey el sábado pasado tiene varias explicaciones, desde el pésimo trabajo del entrenador Ignacio Ambriz (que me resulta increíble que tras un año cuando se defiende aún le rematan varias veces dentro del área y que su mejor forma de atacar es con balonazos y contragolpes); en mucha menor medida el penal (¿dónde están todos esos habladores que se la viven diciendo que ayudan al América?) y, en gran parte, la falta de talento que hay en el plantel.

Yo creo que nadie se puede quejar de las ganas que todos los jugadores azulcremas le ponen a los juegos, pero echarle “amígdalas” no es la clave para ganar, se necesita que se dé el pase bien, el tiro bien, la atajada bien, etc, etc.

Durante la Liguilla, a este América le faltó esto. Se erraron pases hasta sencillos y los tiros a gol ni se diga, en los dos juegos ante Rayados al menos cinco jugadas hubieran sido anotación si el jugador hubiera tenido tantito más talento en los pies o cabeza.

Es que al América le está haciendo falta jugadores que sean capaces de hacer la jugada grande. En años anteriores les puedo mencionar a Salvador Cabañas, Christian Benítez o Cuauhtémoc Blanco, pero actualmente ¿quién es? Rubens Sambueza, buen jugador pero en los últimos juegos se vio mejor el equipo sin él; Oribe Peralta, pues anota de vez en cuando; Darwin Quintero, en su paso por el América no ha sido el de Santos; Michael Arroyo, brilló en momentos importantes, pero entrando de cambio, de titular poco pasa con él; Andrés Andrade, da un juego bien por cinco mal; Osvaldo Martínez, para nada.

Todos estos jugadores son del estilo que le encanta a Ricardo Peláez: cumplidores, es decir, son excelentes acompañantes, “sidekick”, un Robin, pero volvemos a preguntar, ¿dónde está Batman?

No creo que Silvio Romero sea el indicado para cumplir con esta función, por lo que esperemos que Peláez y resto de la directiva se ponga a trabajar en encontrar a ese Batman que necesita el club con urgencia en el torneo del centenario.

Como siempre, me despido con un gran saludo y recordándoles que toda opinión es bienvenida.